El fin del marianismo se susurra, pero no se pide públicamente

  • Aquellos que esperaron hasta el segundo previo a la votación de la moción de censura que el presidente diera un paso atrá tienen claro que ni se le pasó por la cabeza
  • Esperan a que sea el propio Rajoy quien decida cuándo se va, pero desean que no tarde mucho en hacerlo

5

El PP no digiere el desalojo abrupto de la Moncloa y anda buscando venganza. Quiere vengarse del PNV y retirar todas aquellas “dádivas” que pactó en su día, a cambio de su apoyo a los presupuestos que iban a permitir a Mariano Rajoy gobernar, más o menos plácidamente, hasta 2020. Quiere vengarse también de Coalición Canaria, por su veloz cambio de voto y el líder popular en el archipiélago, Asier Antona, no descarta –según ha dicho- presentar una moción de censura contra el gobierno de CC. Pero, mientras a los populares el cuerpo les pide venganza y se dan sus desahogos allá donde pueden, a Rajoy no le piden ni recambio ni revolución.

Aquellos que esperaron hasta el último segundo previo a la votación de la moción de censura que el presidente diera un paso atrás, a un lado o a donde fuera, pero que se quitara de en medio, tienen claro que ni se le pasó por la cabeza, ni se le pasa, anunciar su marcha como presidente del PP en la reunión del Comité Nacional, que se celebra hoy.

Varios de los barones que se enfrentan a un escenario electoral en menos de un año quieren cambios lo suficientemente contundentes como para que el electorado entienda que el PP muda de piel… y de alma, si fuera preciso. Se acercan sus elecciones y el partido está abatido por la derrota y señalado por las sentencias de corrupción. Susurran la mayoría de esos barones con voz queda que, por lo menos, el presidente del PP --que, por Estatutos del partido, es también candidato a la presidencia del Gobierno-- debería anunciar la convocatoria de un congreso a no mucho tardar. Y en él, elegir al nuevo líder, presidente del PP y futuro candidato a las elecciones generales. Pero en el círculo más estrecho de Rajoy, aseguran que éste no piensa dimitir, ni arrojar la toalla y que no descarta ser él mismo quien se presente a las elecciones.

Publicidad

Hay quienes, dentro del PP, enmarcan esa estrategia en una cuestión de “dignidad”. Otros, menos partidarios de la misma, dicen “por lo bajini” que se trata de una táctica de supervivencia y que, tal como vienen los asuntos judiciales y, tras la última sentencia de la Gürtel, el presidente no tiene ninguna prisa por dejar el escaño y mucho menos por dejar de ser aforado. Si algún día te juzgan – acostumbran a pensar los políticos y Rajoy no tiene por qué pensar algo distinto – mejor que sea el Tribunal Supremo quien lo haga. Quizás no haya oído Rajoy lo que es la comidilla en la carrera judicial: que el juez De Prada, uno de los dos artífices de la dichosa sentencia de la trama Gürtel, se postula para ocupar una plaza en la Sala Segunda del alto tribunal.

En todo caso, Rajoy no tiene intención de presentar su dimisión. NO, por lo menos, a corto plazo. Y sí quiere seguir liderando al partido, al menos, hasta conducirlo a un Congreso del que saldrá, previsiblemente, un nuevo líder para un renovado PP. Entre tanto, sus colaboradores intentan “renovarse” los unos a los otros al amanecer. Así, hay resistencia a permitir que la ex vicepresidenta del gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, rescate su puesto como portavoz del Grupo Parlamentario. No quiere Cospedal, ni el que fuera titular de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, que ha pregonado su rechazo a los cuatro vientos. Hay también indiferencia hacia el futuro de aquellos ministros que se han quedado colgados de la brocha, como es el caso de Román Escolano --se le conoce ya como a Román el Breve, puesto que llegó en marzo, dejando atrás su sueldo en el BEI, de alrededor de 300.000€ anuales, para venir a hacer política en España, por unos 70.000€ y encontrarse solo, fané y descangallao, como dice el tango, en apenas 3 meses--; o Alfonso Dastis, o el que fuera alcalde de Santander y ya exministro de Fomento, Íñigo De la Serna.

Muchos de los que repetían que Rajoy era una especie de sabio, “el hombre que oía crecer la hierba”, una suerte de chamán, gran conocedor del manejo de los tiempos, hoy afirman que a Rajoy le ha crecido un bosque frondoso, que hay que limpiar y proteger convenientemente. Y que él no es el jardinero más apropiado. Cada vez son más quienes se apuntan al fin del marianismo, pero no parece que hoy haya muchas voces que vayan a verbalizarlo en el Comité Nacional. Esperan a que sea el propio Rajoy quien decida cuándo se va, pero desean que no tarde mucho en hacerlo.

5 Comments
  1. Wendix says

    Mientras el tirano corruPPto M. Rajoy tenga por el mango la sartén de las listas electorales en las próximas municipales y autonómicas en el PP no se levantará una voz y si el sucesor del tirano llega a ser su amigo el narcoPPepero Feijóo nunca jamás saldrá una sola crítica contra el tirano…

    A propósito no creo que nos merezcamos, después de las experiencias pasadas, a otro gallego al mando del gobierno de España, lo siento por los gallegos si alguno se siente ofendido pero después de Franco y Rajoy mejor que de momento no haya más gallegos en la presidencia de gobierno…

    1. Alberto García García says

      Es un comentario de nivel el tuyo eh…

  2. expresidente m. rajoy says

    la venganza de don mendo…

  3. Alberto García García says

    Han sido unos malnacidos los del PP hasta el último segundo: en vez de dimitir y convocar elecciones, han preferido entregar el gobierno de España.. a los que quieren destruir España. Si todo esto se va a la mierda, que sea más pronto que tarde porque empezamos a estar ya hasta los huevos de los de siempre, y esto se está convirtiendo en una bola de odio cada vez más grande. Tenéis por ahí en las filas de este gran panfleto a una joven abulense que se hace llamar periodista, que apesta a hispanofobia que da asco; me gustaría si esto se rompiera en mil pedazos que tuviera los santos cojones de ir a la casa de sus padres en Ávila y les dijera: «España ya no existe gracias a personas como yo, y como ahora hay 17 países que se llevan a matar, vosotros que sois pensionistas de la comunidad autónoma que menos aportaba a la seguridad social del estado, vais a cobrar un 50% menos de pensión. No me deis las gracias todavía, dármelas cuando os cuente lo de los recortes en sanidad o educación…». Esta es la solidaridad de la izquierda que tenemos en este país.

  4. ninja45 says

    El inspector jefe de Delitos Monetarios de la Policía, ha asegurado
    en sede parlamentaria que, indiciariamente, Rajoy cobró en negro de
    una trama de corrupción que sentó al Partido Podrido en el banquillo
    de los acusados. Ninguna noticia en la prensa española, pero eso si la
    Televisión Pública Española se dedica cada día a explicar la conjuración
    judeo-masónica y comunista en Cataluña. La encuesta de población activa
    dice que todavia hay 3,7 millones de parados, que los españoles cobramos
    menos cada año y que más de 3 millones de personas cobran menos de mil
    euros al mes por su trabajo a jornada completa. Eso sí, el Ministerio
    de la verdad se fija en el 2% de empresas que se han ido de Cataluña,
    previa alfombra roja del Gobierno Español que después dijo que, por
    favor, no se vayan. Lo dijo el Gobierno de la Gurtel que decidió
    intervenir el Ayuntamiento de Madrid, básicamente porque la alcaldesa es
    de Podemos. La Comunidad no la intervendrán. La presidió el mismo señor
    del PP que tenía 5 millones ocultos en Colombia y que esta en libertad,
    mientras tenemos medio «Govern» en prisión y la otra mitad en el exilio
    por sus ideas políticas, que no gustan al partido de la corrupción y la
    mentira. Som República !!*!!

Leave A Reply

Your email address will not be published.