Pedro Duque, ministro de Ciencia e Innovación y azote de charlatanes

Pedro Sánchez ha elegido a su tocayo Duque como ministro de Ciencia, Innovación y Universidades. Un perfil vinculado a la ciencia y a la innovación y no a la política. El único de toda la lista de ministros elegidos por el nuevo Presidente, que no viene de la carrera política, sino de trabajar en la ESA (Agencia Espacial Europea), rastrear planetas y la divulgación científica. Y con un currículum brillante.

Pedro Francisco Duque Duque (Madrid, 14 de marzo de 1953) tiene varios hitos en su haber relacionados con la ciencia, la innovación y las universidades, temáticas que ocuparán su cartera. Es el primer astronauta español y se graduó con una media de 10 en Ingeniería Aeronáutica. Es Doctor Honoris Causa por cuatro universidades: la Universidad Politécnica de Valencia, la UNED, la Europea de Madrid y la Universidad de Almería. Además, tiene una gran vinculación con los centros universitarios. Ha trabajado en la Universidad Politécnica de Madrid como Director de Operaciones del USOC español.
En innovación, Pedro Duque ha realizado labores más terrenales. Es director general de la empresa vallisoletana Deimos Imaging S.L., que puso en órbita el primer satélite español con el fin de investigar sobre el uso y mejora de la tierra para agricultura y detectar y controlar de manera más eficiente los incendios forestales.

Un ministro contra las homeopatías y charlatanes

Publicidad

Pedro Duque realiza una labor divulgativa en su cuenta de Twitter, donde explica, para principiantes, cómo funcionan las misiones espaciales, qué es la Ingeniería Aeronáutica y por qué es importante indagar fuera, en otros planetas, para mejorar el que se habita. En las últimas semanas ha explicado cómo hay que ponerse la escafandra (traje de astronautas), la exploración del agua en Marte o su posición contraria a la homeopatía.

Duque destaca por su carácter crítico con los defensores de la homeopatía, de teorías conspiratorias -como que la Tierra es plana o los "antenofóbicos"-. En la era de los antivacunas y de las terapias homeopáticas, Sánchez incluye en su Gobierno a un ministro que no vacila a la hora de atacar a "charlatanes" y "magufos".