La trayectoria de Grande-Marlaska en cinco momentos de su pasado

Considerado conservador en su trabajo como juez y progresista en la defensa de los derechos de la comunidad LGTBI, Fernando Grande-Marlaska (Bilbao, 1972) ha sido uno de los secretos mejor guardados del nuevo gabinete de Pedro Sánchez. Ayer se confirmó que el magistrado se hacía con una cartera especialmente sensible, la de Interior. Ha sido vocal del Consejo General del Poder Judicial durante los últimos cinco años y uno de los jueces estrella de la Audiencia Nacional, desde donde instruyó causas de ETA, procesó a Arnaldo Otegi y abrió el caso Faisán. Personaje de luces y sombras, vuelve a encontrarse con la banda terrorista, ahora ya disuelta, pero con la incógnita de si se cambiará el sistema penitenciario.

1. Mano dura contra ETA y Batasuna: encarceló a Otegi dos veces

El nombramiento del juez Grande-Marlaska, muy conservador en la doctrina aplicada en el País Vasco, ha sido recibido con desagrado en el seno de la izquierda abertzale y con satisfacción en el seno de las asociaciones de víctimas como la AVT o Covite. El juez, cuando sustituyó a Baltasar Garzón en el juzgado que investigaba a Batasuna en 2014, adoptó una postura muy dura con el brazo político de ETA y reactivó una causa que estaba muerta. Heredó de Garzón los sumarios relativos a la ilegalización de la formación o las herriko tabernas. Arnaldo Otegi recordó ayer que el juez le encarceló en dos ocasiones.

Publicidad

La abogada Amaia Izko indicó que, de las nueve veces que el Tribunal que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha condenado al Estado español por no investigar las torturas en Euskadi, Grande-Marlaska fue el instructor en seis de los casos. Al ser preguntado por esta cuestión en una entrevista realizada en ETB2 en 2014, el juez defendió que siempre que había habido el mínimo indicio de maltrato había deducido testimonio y que los derechos de los presos vascos no habían sido vulnerados.

2. Instructor del caso Faisán

En 2006, cuando sustituía a Garzón en el Juzgado Central de Instrucción 5, también abrió la investigación del caso Faisán, el chivatazo a ETA en un bar de Irún que terminó con la condena a dos policías. La Audiencia Nacional condenó al exjefe superior de Policía del País Vasco Enrique Pamiès y el exinspector de Álava José María Ballesteros a un año y medio de cárcel y cuatro de inhabilitación por un delito de revelación de secretos, penas que confirmó luego el Tribunal Supremo.

3. Pidió identificar a quienes quemaron fotos del rey

Desde la Audiencia Nacional, el juez Fernando Grande-Marlaska pidió a los Mossos d'Esquadra y a la Policía Nacional que trataran de indentificar a las personas que quemaron fotos de los Reyes en Girona y Barcelona en 2007 por un posible delito de injurias a la Corona. La Audiencia Nacional acabó condenando a dos de estas personas con una multa, pero este año el TEDH reprendió a España, contradijo a sus tribunales y sentenció que quemar fotos del Rey no constituye un delito, sino una forma de liberad de expresión política

4. Archivó el caso del Yak-42

El juez Grande-Marlaska archivó la causa en la que se investigaban las supuestas irregularidades cometidas en la contratación del Yak-42, que se estrelló el 26 de mayo de 2003, causando la muerte de 62 militares españoles que regresaban de una misión en Afganistán. El magistrado no vio entonces responsabilidad alguna por parte del Ministerio de Defensa, dirigido entonces por Federico Trillo. En abril de 2008 la Sala de lo Penal le obligó a reabrir el caso aunque, tras meses de instrucción, volvió a decretar su sobreseimiento. Los familiares de los fallecidos en el accidente han lamentado profundamente la noticia de que Grande-Marlaska sea el nuevo ministro de Interior. “Esto es increíble, es la propia persona que nos hundió el proceso jurídico. Era la última esperanza que teníamos", ha lamentado María Paz Fernández, viuda del comandante José Manuel Ripollés.

5. Defensor de los derechos LGTBI

Si hay buenas noticias para algún colectivo es para las personas LGTBI. El magistrado es el primer ministro en la historia de España que abiertamente se declara gay. Tras dar a conocer su homosexualidad, Grande-Marlaska ha intervenido en varios actos y campañas públicas en defensa de los derechos de gais y lesbianas. Es más, en diciembre de 2007 participó junto al presentador Jesús Vázquez y al escritor Boris Izaguirre en una campaña de salud denominada 'Entre nosotros: usa el preservativo'.