Así han reaccionado los líderes políticos ante la visita de Iglesias a Cuixart

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha ido este martes a la prisión de Soto del Real para visitara al presidente de Òmniun Cultural, Jordi Cuixart, que permanece allí de manera provisional por orden del juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena. La visita ha despertado todas las atenciones, sobre todo porque se suma a la reunión que mantuvo ayer el líder de la formación morada con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y habla de una estrategia de acercamiento o diálogo con el independentismo catalán.

El propio Govern ha llamado a Iglesias “puente estable” con el Gobierno de Pedro Sánchez. El secretario general de Podemos, acompañado del regidor de los comuns en Barcelona, Jaume Asens, se ha reunido con Cuixart durante una hora para informarle de un probable acercamiento de los presos a las cárceles catalanas y hablar de la situación de distensión de las relaciones entre Govern y Ejecutivo español.

A la salida del encuentro, Iglesias ha dicho que su obligación es decir que Cuixart “no debe estar en la cárcel”, aunque le ha encontrado “muy fuerte” y “trabajando mucho”. Preguntado por si trabaja en coordinación con Moncloa, el secretario general de Podemos ha indicado: “Nosotros estamos haciendo lo que debe hacer un responsable político: resolver problemas”, a diferencia de PP y Ciudadanos, que “han incendiado Catalunya” con sus actuaciones.

Publicidad

Las reacciones no han tardado en aparecer. Òmnium Cultural, a través de su vicepresidente, Marcel Mauri, ha celebrado la visita de Iglesias a Cuixart porque, entiende, “señala el camino a seguir” para el resto de formaciones políticas. Por su parte, el secretario general del PSC, Miquel Iceta, ha asegurado este martes en Bruselas que “no tiene previsto” visitar a los políticos y personalidades catalanas que se encuentran actualmente en prisión, pero ha valorado positivamente el gesto del líder de la formación morada.

Otra formación que ha celebrado la visita de Iglesias a Cuixart ha sido la CUP. No obstante, el diputado de la formación independentista de izquierdas en el Parlament, Vidal Aragonés, ha comentado que el gesto tendría que haberse realizado antes. "No sabemos cuándo se hizo la petición o si se ha hecho en base a un cálculo político. Nos ha llamado la atención que hayan pasado tantos meses hasta que se ha hecho esa visita", ha indicado en una rueda de prensa, donde se ha mostrado cauteloso por ignorar el verdadero motivo de estos movimientos.

Las reacciones críticas han venido de la mano de PP y Ciudadanos. El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha acusado este miércoles al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de repartirse los papeles con Iglesias, que actúa como “vicepresidente en la sombra” en “un tour hiperactivo” para hacer “el trabajo más sucio”.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha asegurado que Podemos es “el socio perfecto del separatismo” después de la visita de Iglesias a Cuixart. "Ya estamos acostumbrados a encontrar a los señores de Podemos en las fotos con el separatismo, nunca con los constitucionalistas", ha dicho en una rueda de prensa.

Las críticas de sus adversarios políticos no frenan a Iglesias, que ya ha anunciado este martes que también quiere visitar a Oriol Junqueras en la cárcel y no descarta reunirse con el expresident Carles Puigdemont, aunque lo ve “más difícil” porque “está fuera de España”.