IU suspende la asignación económica de Izquierda Abierta, que denuncia una «caza de brujas»

Las relaciones entre la Coordinadora Federal de Izquierda Unida (IU)e Izquierda Abierta (IzAb) han subido hoy un peldaño en la escalada de tensión que han protagonizado en los últimos meses. Este sábado, la Coordinadora que encabeza Alberto Garzón ha decidido suspender de forma cautelar la asignación que económica de la formación de Gaspar Llamazares hasta que se solucione el conflicto, una medida que el partido afectado ha calificado de una "caza de brujas mediante el estrangulamiento económico"  en un duro comunicado de prensa.

Fuentes de la dirección de IU aseguran que se ha aprobado por "amplísima mayoría" dos medidas. La primera, la puesta en marcha de un diálogo para resolver la situación de incumplimiento del artículo 31 de los estatutos" y la segunda, "la suspensión del protocolo económico con IA hasta que se solvente el incumplimiento".

El escollo principal en la integración de miembros de IzAb, como el propio Llamazares, en Actúa, una situación que la dirección cree que podría violar el mencionado artículo de los estatutos, que avisa de que "no podrá admitir que sus afiliados y afiliadas militen en otros partidos u organizaciones políticas no integradas en IU". Tal y como desvela el comunicado, Fernando Sánchez, secretario de Organización del PCE, ha defendido la suspensión por la sospecha de que miembros de IzAb compitan electoralmente con IU bajo la marca Actúa.

Publicidad

En su respuesta, Izquierda Abierta ha valorado esta decisión como "un castigo sin precedentes y que ejerce una presión sobre IzAb en el marco de la negociación a través del estrangulamiento económico". A pesar de que el encuentro entre Garzón y Llamazares para intentar encauzar el problema aún está sobre la mesa, para IzAb "IU ha dejado de esta forma clara su voluntad de un diálogo tramposo". "Pretende acorralar nuestra organización y, sobre todo, silenciar a nuestro portavoz, Gaspar Llamazares", aseguran.

Un "tribunal inquisitorial" controlado por el PCE

En el comunicado también ha cargado contra el Partido Comunista de España, recordando que "en otros momentos" el PCE "se ha presentado en elecciones frente a IU" y que además "recientemente llegó a aprobar la recuperación de su autonomía electoral, sin que en este caso se produjese ninguna actuación ni siquiera aproximada" a la de este sábado.

Además de anunciar que "tomará las medidas legales que sean pertinentes", ha apuntado contra el PCE, al que acusa de dirigir "de facto Izquierda Unida" y de convertir a la Coordinadora "en un tribunal inquisitorial". También desconfían del informe presentado para sustentar la decisión, que ha llegado al órgano "sin tiempo suficiente de análisis y basado en recortes de prensa y tuits opinativos".

Para poner negro sobre blanco, IzAb solicita que "se abra un debate completo sobre la financiación de los distintos partidos que forman IU" para que "quede claro cuál es el montante total de recursos de IU que se ha destinado a los partidos en estos últimos años". Por último, lanza una advertencia a futuro sobre el peligro de los "controladores internos" que se ocultan tras "máscaras electorales": "Eso ocurrió en IU y estamos convencidos de que es lo mismo que se persigue en la alianza con Podemos".