Catalunya, la piedra con la que Pedro Sánchez puede tropezar dos veces

6

Los movimientos en el PDeCAT, la ausencia de Catalunya en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, el president de la Generalitat insistiendo en la autodeterminación... Pese a los innumerables mensajes de concordia que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha lanzado desde su llegada a la Moncloa, el escenario catalán se complica. Con PDeCAT optando por la línea más cercana a Carles Puigdemont, ERC se convierte en la única esperanza para ensamblar el diálogo con Madrid.

Frente a un Mariano Rajoy inmovilista, Sánchez quiere demostrar que un Gobierno socialista puede dar una respuesta diferente al conflicto catalán y no desea ser protagonista del fracaso de una nueva "operación diálogo". Si el Govern decide serle fiel a los planes de Puigdemont, otro choque de trenes podría desembocar en una nueva aplicación del artículo 155, un extremo que en Ferraz nunca han descartado. Si Montilla afirmaba el pasado junio que "cuando los socialistas gobernamos en España es cuando le ha ido mejor a Cataluña", este final podría suponer que a los catalanes les fuera igual con el PP que con el PSOE.

Aunque se suele decir que cuesta menos aplicarlo la segunda vez que la primera, lo cierto es que las circunstancias del PP y del PSOE en sus respectivos ejecutivos no son las mismas. Los socialistas sostienen un Gobierno frágil que necesita de los partidos nacionalistas para sacar adelante todas aquellas decisiones en las que no tenga el apoyo de los populares y los naranjas, que ya anunciaron una oposición dura. De hecho, Sánchez siempre ha presumido de liderar un partido leal a la Constitución y al Estado, pero habría que preguntarse si esa misma lealtad será recíproca con el PP en la oposición preparado para atacar y estando dirigido por Pablo Casado, que parece poco dispuesto a trabajar para la distensión. De hecho, ya ha avisado de que no se puede "hacer una política reactiva", sino que hay que "prevenir", incluso utilizando la ley de partidos para ilegalizar formaciones.

Publicidad

Las esperanzas del PSOE con Catalunya están en la comisión bilateral Congreso-Generalitat y en la pericia y el equilibrio de la ministra Administración Territorial, Meritxell Batet, que está dispuesta a negociar vía transferencias o recuperando artículos inconstitucionales u ofreciendo una nueva redacción. La última prueba de fuego ha sido la reunión este lunes del conseller de Acción Exterior de la Generalitat de Cataluña, Ernest Maragall, primero con Josep Borrell y después con Batet. Por el momento, tal y como publica La Vanguardia, la comisión se reunirá la semana que viene y Maragall ha pedido que se hable también tanto la situación de los presos y de los políticos en el extranjero como el derecho a la autodeterminación.

El Congreso, un terreno delicado

Desde Madrid, este fin de semana se miraba con especial atención al PDeCAT. Los equilibrios en los partidos independentistas siempre han sido delicados, pero en esta ocasión, la balanza se ha decantado de manera clara en la Asamblea Nacional del partido y ha desviado el camino hasta la Crida Nacional per la República, llevándose a la coordinadora Marta Pascal, quien muchos situaban en el ala más posibilista y como artífice del 'sí' a Pedro Sánchez en la moción, por delante. En su lugar asumirá el liderazgo David Bonvehí como presidente y la diputada en el Congreso Míriam Nogueras como vicepresidenta.Si hasta ahora se consideraba que el grupo en la cámara baja era más moderado que el equipo de Puigdemont, esta orientación podría cambiar.

Por tanto, Sánchez se encontraría en el Congreso con un Gobierno débil, unas fuerzas independentistas intransigentes y una oposición que usará el tema catalán para atacarle sin tregua. David Bonvehí ya ha advertido en TVE3 de que endurecerá su postura si no ve cambios “en el derecho a decidir o en el encontrar una solución política al problema catalán”. Los votos del PDeCAT en la Cámara baja pueden ser clave para que el presidente del Gobierno saque adelante algunas de sus reformas más complejas. Con un otoño que se espera caliente, Catalunya puede partir la estrategia (de nuevo) de Pedro Sánchez y desviar la atención hacia la crisis territorial en detrimento de las reformas sociales que el Ejecutivo vende tan bien. Al menos, la andaluza Susana Díaz ha decidido darle tregua hasta las próximas elecciones autonómicas.

6 Comments
  1. florentino del Amo Antolin says

    Si los calculos se hubiesen actualizado… Igual podria cambiar el escenario, pero se está en un periodo modulador de sostenibilidad de un regimen caduco del tanden PP + PsoE…. ¿qué pueden aportar Josep Borrell u Meritxel Batet ?. Despues de ver al Borrell compartir camisa vieja con Albiol y Boadella… me parece más un insulto, o provocación que una idea de solución. Creo que se está ganando tiempo, al mismisimo tiempo; para no hacer nada y al final de todo insultar las inteligencias nobles y demasiado credulas… ¡ Son demasiados años jugando al Veo, Veo !. Vemos demasiados jueces, fiscales, leyes, normas, cloacas, medios de difusión… que necesitan una renovación integral; amen de esa mitica carta magna llena de soberanos y mangantes de nobleza cañí. Si esa soberania recae en el púeblo… ¿ Porqué no se cambia ?… Para transferir a la UE el 135, ( tan imposible de cambiar ), se hizo con nocturnidad, alevosía y dandonos al pueblo por detrás… ¡ Al unisono PP + PsoE !. Sin ningun pudor… ¡ Los muy ruines e indecetes !. Más engaños NO !!.

    1. zorrojo says

      todo cambia para que todo siga igual… pues imagínate que no hubiesen hecho los socialistas si se les hubiese investido con sus socios prefrentes de cs… en fin, es ley de vida, los listos se meriendan a los tontos y mientras tanto estos aplauden con las orejas…

  2. ninja45 says

    La ministra de Justicia, Dolores Delgado, dijo: «La ley es igual para todos».
    Carmen Calvo, ministra de Igualdad: «España es una democracia garantista».
    Mentira podrida. No mientras haya presos políticos. En este país robar millones
    de euros se equipara penalmente con hacer canciones criticando al Gobierno o
    a la Monarquía. Mientras a Urdangarín, Torres o Mata se les rebajan aún más las
    penas de prisión, nuestros presos políticos llevan nueve meses en «prisión
    preventiva incondicional» por el «terrible delito» de organizar un referéndum
    en contra de los deseos de un Estado de Desecho represor, fascista y corrupto.
    Contra los independentistas catalanes todo vale. A buena gente que no ha matado
    una mosca en su vida, se les mantiene secuestrados y se les trata peor que a
    terroristas o criminales de la peor calaña. Y todo ello con la aprobación y
    aplauso de buena parte de la sociedad española, que no nos pueden ver ni en
    pintura, pero tampoco nos quieren dejar marchar. Eso es lo que dice Susana Díaz,
    esa bocachanclas que teme perder las abundantes subvenciones que nos expolian a
    los catalanes. La represión continuada y salvaje contra los que han osado
    levantar la voz contra la corrupción institucionalizada y el esquilme
    sistemático que se somete a Cataluña, no tiene parangón en ninguna democracia
    que se precie de serlo. Si me pegan, me divorcio. Som República !!*!!

    1. Ggs says

      No hay presos políticos, están en la cárcel por ser, de momento, presuntos delincuentes y porque pueden seguir delinquiendo, a la espera de juicio. Y se les trata igual o mejor que al resto de presos comunes.
      Porque no levantáis la voz contra la corrupción de los Pujol y los del 3%? y contra todo la malversación que alimenta el apesebramiento y adoctrinamiento de indepes? Ahí si que se va el dinero……
      La única represión que hay en Cataluña es la de los sectario-facistas indepes frente a los que no piensan como ellos.
      Sois unos totalitarios que solo queréis cumplir las leyes que os interesan y encima vais de victima.
      Hay dos tipos de indepes, LOS APESEBRADOS, que viven y vivirían muy bien en la república caziquista de Cataluña haciendo la pelota al régimen o los de CEREBRO MONONEURONAL, que se han creído el cuento de que los catalanes son superiores y son los que forman la masa adoctrinada para crear conflicto y presión, estos junto a los no independentistas lo pasarían muy mal si Cataluña se independizara. Tu de cual eres?

      1. Roke says

        Tú no hace falta que lo digas, de la España del Cid y los RRCC, pero date cuenta que ex-caudillo FF no va a ganar batallas después de muerto encima de su caballo como aquel otro.

  3. Marco Baranyi says

    No conocen a Pedro Sánchez, las dificultades nunca le han asustado. Va a ser presidente muuuucho tiempo.

Leave A Reply

Your email address will not be published.