Casado se queda solo en su rechazo al acercamiento de los presos de ETA

La agenda política de Pablo Casado se ha centrado en la crítica al Gobierno de Pedro Sánchez por permitir el acercamiento de algunos presos de ETA a la Comunidad Autónoma Vasca y Navarra. “Nos vamos a oponer frontalmente al acercamiento de presos. No pueden contar con nosotros porque es una contraprestación a una moción de censura vergonzante”, ha declarado en el último homenaje a víctimas de ETA al que ha asistido el nuevo líder del Partido Popular.

Sin embargo, representantes de asociaciones de víctimas del terrorismo se están posicionando en contra de las declaraciones de Casado. La primera fue Consuelo Ordóñez, presidenta de Covite, quien además de asegurar que el acercamiento es “legal”, recordó al PP que el acercamiento actual de los presos de ETA a cárceles próximas a sus localidades es la continuación de una política iniciada precisamente por el partido conservador.

“El PP es el primero que ya tenía pactados con el PNV los acercamientos de presos y la transferencia de prisiones. Ahora, si quiere hacer política de oposición, que la haga“, declaró Ordóñez, hermana de Gregorio Ordóñez, víctima de ETA en el año 1995.

A la voz de Ordóñez se ha sumado hoy Maite Araluce, presidenta de la AVT, quien ha declarado que el acercamiento de presos “se ajusta a la ley y cumple todos los requisitos”. Las críticas de las asociaciones de víctimas llegan después de que Casado hiciera un llamamiento a hablar con los representantes de estas organizaciones.

“Que hablen con las asociaciones y piensen si lo que ha pasado ayer (el acercamiento de los presos Olga Sanz y Javier Moreno de las cárceles asturianas a Basauri) y lo que, según el delegado del Gobierno es solo el inicio, es algo que las víctimas del terrorismo aceptan”, declaró el líder del PP. Ahora son las asociaciones de víctimas quienes se posicionan en el lado contrario y recuerdan la legalidad de la medida, así como la implicación del PP en la política penitenciaria que permite el acercamiento de presos.

Los datos de la dispersión

Según datos de 2018 recogidos por Etxerat y actualizados a 31 de julio, una de las asociaciones que vela por el acercamiento de los presos a cárceles cercanas a sus domicilios, la gran mayoría de los presos vascos se encuentran en cárceles gallegas (21 presos), andaluzas (85 presos), valencianas (44 presos) y otros 50 más en diferentes cárceles francesas.

Los datos deslizan que, de los 286 presos actuales, más de la mitad se encuentran a más de 600 kilómetros de sus localidades de origen, una situación que denuncian los familiares de los presos como una medida dirigida “contra el entorno familiar y afectivo de los presos tanto como lo es para los propios presos”, según denuncia Etxerat.

Mapa de la situación de los presos de ETA, actualizado a 31 de julio de 2018. / Etxerat

Publicidad