El Gobierno de Sánchez se prepara para afrontar el otoño “caliente” catalán

2

La normalización de las relaciones institucionales que ha defendido el gobierno de Pedro Sánchez con el gobierno de la Generalitat de Cataluña no parece que vaya a ser suficiente para afrontar el “otoño caliente” que prepara el independentismo catalán y ante la presión que, por otra parte, van a ejercer sobre el Ejecutivo tanto el PP como Ciudadanos.

La tensión entre ambos gobiernos, que no ha cesado durante el mes de agosto, a cuenta de la “defensa de Estado” que Sánchez ha defendido para el Juez Pablo Llarena, ante la querella interpuesta contra su persona en un tribunal belga, por el ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont y a raíz de las investigaciones y contrainvestigaciones de Mossos d´Esquadra y policías locales catalanas que identificaron a ciudadanos que retiraban lazos amarillos se ha mantenido prácticamente hasta los días finales de agosto.

Sin embargo, el independentismo catalán ha diseñado un otoño caliente, que empezará con la celebración de la Diada, el próximo 11 de septiembre, para el que se está promoviendo una nueva gran manifestación reivindicativa, con varias actuaciones de diversos colectivos y entidades: los CDR promueven himnos y cánticos, los partidos piden a los ciudadanos participación masiva, aprovechando que los niños catalanes no inician el curso escolar hasta el día siguiente, y una demostración de “músculo” del independentismo, algunos medios de comunicación ofertan, con la compra de sus ejemplares, “la camiseta de la República” y el propio gobierno catalán, con su presidente Quim Torra a la cabeza y su ex presidente Carles Puigdemont, teledirigiendo y lanzado consignas desde el exterior, donde elude la acción de la justicia española y promueve la acción de la belga, exigirán más “hechos” y menos diálogo y endurecerán su discurso contra Sánchez.

Publicidad

En el calendario independentista, las demostraciones y actos de presión al gobierno Sánchez empiezan el 11 de septiembre y continúan el 1-O, con motivo del aniversario de la celebración del “referéndum” cuya organización y celebración mantiene en prisión preventiva a varios políticos catalanes y ha inhabilitado a otros. Todo ello salpicado con actuaciones y manifestaciones ciudadanas por las calles catalanas, donde la tensión entre independentistas y constitucionalistas es cada vez mayor.

Por otra parte, PP y C´s exigirán “mano dura” del gobierno y, ávidos de denunciar cualquier “cesión” del gobierno Sánchez estarán pendientes de cualquier movimiento de gobierno y PSOE, para criticarlo y vincularlo a una actitud claudicante de Sánchez ante la nueva ofensiva catalana.

La idea de Sánchez, recientemente anunciada, de celebrar un Consejo de Ministros antes de final de año no parece suficiente para “normalizar” y sofocar ese otoño caliente que le espera, como tampoco parece que vaya a tener un efecto calmante ni balsámico suficiente la reunión que Sánchez y Torra esperan mantener en medio de todo este calendario. Pero el equipo de Sánchez se mantiene en su idea de caminar por el filo de la navaja y enmarcar dentro de la libertad de expresión todas las actuaciones previstas por el independentismo (en la confianza de que ninguno de estos actos pueda desencadenar violencia entre ciudadanos) y tratar de tachar de exageración cualquier intento del PP y de C´s de criminalizar actos independentistas.

2 Comments
  1. florentino del Amo Antolin says

    Las bisagras de estas puertas tan oxidadas, por la inanigción fatua de : ¡ Esto va bien !. Pero aun es peor querer tapar tres cabezas con una boína… Fisicamente imposible. Se puede comprender los compromisos en privado y sus firmas estampadas en la oscuridad. Pero, retornar el agua del molino, para nuevos usos y moliendas… Se necesita de ingenierias avanzadas, con aportaciones de ideas del conjunto de ingenieros; para que los dueños del solar y edifícios, participen de los inventos y sus aplicaciones… ¡ En libertad !.

  2. ninja45 says

    El «valiente» LLarena, intenta eludir sus responsabilidades ante la Justicia Europea.
    España no va a retener Cataluña por la fuerza de las porras y las cárceles.
    Los «demócratas» fascistas y constitucionalistas ya no pueden salir a la calle.
    Los terroristas asesinos independentistas les siguen amenazando con temibles lazos
    amarillos y urnas. Radicalidad? La de este Estado fascista y corrupto, sus secuaces,
    palmeros y esbirros. En la farsa de juicio que pretenden hacer contra nuestros presos
    políticos encarcelados preventivamente desde hace casi un año, vamos a defendernos
    con uñas y dientes de este Estado de Desecho, una Fiscalía que «afina» en manos de la
    extrema derecha de Vox, una Injusticia Española totalmente parcial y politizada, un
    Tribunal Inconstitucional anclado en la época de Franco, un Tribunal Supremo que ha
    perdido toda credibilidad y una monarquía obsoleta a la que nadie ha votado, impuesta
    por el dictador. Ya estamos hartos de los bocachanclas del Partido Podrido, sus
    Socioslistos, C’s. Fachas y de los cobardes encapuchados de la extrema derecha,
    subvencionados con dinero público, que campan a sus anchas por nuestros pueblos y
    ciudades, quitando «esteladas», lazos amarillos y amenazando y pegando a nuestra
    gente en aras a la «unidad de Spañistán». Vosotros, fascistas, sois los terroristas.
    Si me pegan, me divorcio. Som República !!*!!

Leave A Reply

Your email address will not be published.