Podemos no votará a favor de los presupuestos si no mejoran en alquiler, SMI y dependencia

  • Echenique sorprende al anunciar la distancia con los socialistas en las negociaciones con el Gobierno tras los mensajes alentadores de Iglesias

2

Sorpresa en la calle Princesa, en la sede de Podemos. Tras varias comparecencias del secretario general morado, Pablo Iglesias, en el que se mostraba convencido de que llegarían a un acuerdo con el Ejecutivo de Pedro Sánchez sobre los Presupuestos Generales del Estado para votarlos a favor, hoy Echenique ha advertido que "en estos momentos estamos en el 'no' a los presupuestos". A una semana de que el Gobierno tenga que presentar en Bruselas las líneas generales de estos presupuestos, el 15 de octubre, el tercer partido del Congreso, necesario para que las cuentas salgan adelante frente a la férrea oposición de PP y Ciudadanos, dice, de momento, que no.

"Esperamos reconducir la situación durante esta semana". "Tenemos voluntad constructiva, nos estamos matando a trabajar para que esos presupuestos sean sociales". Echenique deja la puerta abierta al acuerdo, pero el calendario pasa y el tiempo se echa encima. Y, de momento: "Faltan avances en temas muy importantes". Los principales escollos son las políticas de alquiler, la negativa del Gobierno de subir el Salario Mínimo Interprofesional a 1.000 euros en 2019 y las ayudas a dependencia.

"Tienen que haber avances en la parte de bajar el alquiler, se tiene que comprometer a bajar el alquiler en zonas tensionadas y no lo está haciendo", ha reconocido Echenique, que pide "medidas serias para que los grandes tenedores de viviendas,los  más de 10 viviendas en propiedad (suelen ser sociedades y bancos), las pongan en el mercado a precios asequibles".

Publicidad

Por otro lado, ha reclamado "una subida a 1.000 euros SMI en 2019", lo que, según las previsiones de Unidos Podemos, "permitiría recaudar unos 2.500 millones para la Seguridad Social y es evidente que el sistema de pensiones de este país necesita esos ingresos". En materia laboral, también han reclamado que se baje la edad a la que se puede tener derecho al desempleo de los 55 a los 52 años.

El tercer escollo principal para que Podemos cambie su postura sería la dependencia. Echenique se ha referido a que hay "300.000 dependientes a los que se les ha reconocido una prestación y no la están cobrando", cuestión que ha tachado de "inaceptable para los dependientes y sus familias". Además, seguirán pidiendo la revalorización de las pensiones según el IPC y avances en el bono social para paliar la subida de la luz y el gas.

"Lo que nos transmitían verbalmente, cuando lo hemos visto por escrito, hemos visto un paso atrás que no se reflejaba en las palabras. Nos transmitía el Gobierno algo positivo, pero al ver los compromisos concretos son pasos atrás", ha acusado Echenique a los socialistas, justificando las buenas vibraciones que mantenía Iglesias en sus declaraciones con el cambio de postura manifestado hoy.

También se ha referido a otros "puntos en los que avanzar":  El impuesto a las grandes fortunas, "alguien que tiene un gran patrimonio debería pagar más impuestos y el Gobierno no lo ve así". "Seguiremos insistiendo en el impuesto a la banca, el Gobierno parece cerrado en banda. Es una injusticia decir que hemos perdido 60.000 millones del rescate bancario", ha declarado. También reclaman avances en impuestos a las SICAV y SOCIMIS y reconocen que sí los hay en "un tipo mínimo del 15% para grandes empresas", en relación al impuesto de sociedades.

2 Comments
  1. MELOCOTON DESTROYER says

    Hay muchos flecos que ajustar para conseguir que los futuros presupuestos sean de ayuda para la gran mayoría de las personas. Para mi el simple debate sobre alcanzar un sueldo minimo de 1000 euros o tratar de hacer algo para bajar el actual recibo de la luz porque si no muchos se pueden quedar sin calefacción es te invierno ya me parece evidenciador de una situación muy lamentable que sufrimos los españoles, no son caprichitos son necesidades alarmantes y merecen una solida atención y respuesta por parte del Gobierno socialista.

  2. ninja45 says

    Si el gobierno no hace nada por frenar el avance del fascismo, su aliado, Podemos, un partido que muchos creyeron traía viento nuevo, todavía hace menos. No ha tardado mucho en convertirse en parte del establecimiento que ferozmente atacaba. «Si no puedes derrotarlos, únete a ellos”, dice el manual del superviviente. Y unidos están en la casta y en el respeto a las instituciones del Estado, entre ellas, la corona. Basta con escuchar a la portavoz adjunta en el Congreso suplicar a Puigdemont y a los indepes que hagan un ejercicio “de contención verbal”. Pedimos contención a unas personas que padecen exilio y prisión injustos. En Román paladino, que se callen, que puede despertar la bestia fascista que ya campa a sus anchas. Es dura de tragar la peladilla, propinada por quien tampoco se ha distinguido poco ni mucho por reclamar la libertad de los presos políticos. Y, aun así, van a perder. Porque todas sus argucias, su instrumentalización del Estado, prostitución de la justicia, guerra sucia mediática y no mediática no les sirven de nada frente a una sociedad movilizada por un objetivo compartido, con abundancia de recursos materiales, de iniciativa e ingenio. Allá van esos autobuses de Ómnium por las calles de Barcelona pidiendo libertad para los presos políticos. Los verán muchos turistas y saldrán en los medios internacionales. Mucho más que el autobús de hazte oír. Contrarrestar esta campaña estilo tabarnio es complicado. Poner gualdrapas rojigualdas a otros autobuses proclamando que en España no hay presos políticos sino políticos presos no augura nada bueno. Y ponerse a embestir autobuses se hace peligroso, aunque te financie la Begún. La presunta alternativa de gobierno en España no ha sido tal, pues el de Sánchez es continuista del anterior en casi todo (y, desde luego, lo más importante) muy especialmente en lo referido a Catalunya. Sánchez sostenía tener un proyecto basado en el diálogo y una solución misteriosamente llamada “política”. El «diálogo» arranca con dos «noes», la libertad de los presos y la autodeterminación y nace muerto y la «solución política» parece consistir en un referéndum en torno a una oferta del Estado para el territorio rebelde que cuente con el 80% de apoyo en Catalunya, lo que equivale a no decir nada. Si me pegan, me divorcio. Som República !!*!!

Leave A Reply

Your email address will not be published.