Colau y Santisteve sitúan al municipalismo como contrapoder del fascismo

  • Con esta conversación entre la alcaldesa de Barcelona y su homólogo de Zaragoza daban comienzo ayer las jornadas Municilab
  • "Las extremas derechas suben por el fracaso de las izquierdas y la socialdemocracia", aseguró la alcaldesa

1

Ayer tuvo lugar el pistoletazo de salida de las jornadas Municilab que se celebran en Barcelona durante este fin de semana y en las que se afrontará el reto de hacer política en red desde las ciudades para afrontar retos comunes. "Se pretende así consolidar este espacio de encuentro como instrumento de construcción y difusión de relato en relación al municipalismo y el trabajo coordinado entre los diferentes actores", explican los organizadores.El acto inaugural constó de una conversación entre la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, que estuvo moderada por la jurista María Eugenia Rodríguez Palop.

El diálogo versó sobre los principales avances que han conseguido estas ciudades del cambio en los últimos tres años, desde que en el 2015 llegaran a sendos ayuntamientos las candidaturas municipalistas de Barcelona En Comú y Zaragoza En Común, y de cómo estos han servido para hacer frente a la grave crisis económica y social y cómo estas políticas hacen frente al auge de los fascismos y extremas derechas que proliferan en Europa y América.

En este sentido, ambos se mostraron partidarios de que la política de proximidad y de cuidados que se puede ejercer desde los ayuntamientos supone un dique de contención para estos populismos xenófobos. Y, frente a los discursos contrarios a la inmigración que campan a sus anchas por Europa, pusieron en valor el que las dos ciudades se proclamaran "ciudades-refugio", abiertas a la acogida de refugiados.

Publicidad

"Las ciudades son espacios de políticas de resistencia al racismo y xenofobia que se dan en Europa. Algo que nos tiene que preocupar y ocupar, está todo en juego", aseguró la alcaldesa, añadiendo: "Cuando nos hemos declarado ciudades-refugio, se ha visto la potencia del municipalismo, tenemos cero competencias, pero hemos hecho esfuerzos sobrehumanos".

En la misma línea se expresó el alcalde aragonés. "Nosotros pedimos que la Secretaría de Estado de Migraciones diera la posibilidad de que los ayuntamientos fuéramos directos mediadores, como las ONGs", explicó, una petición al Ejecutivo de Mariano Rajoy que fue desechada y que, espera, sea reconsiderada por el de Pedro Sánchez.

"La infraestructura para la acogida la tienen los ayuntamientos", continuó Santisteve, añadiendo: "En ciudades tan multiculturales como las nuestras, la gente migrante se siente acogida, porque somos población migrante, la gente que vive fuera sabe el sufrimiento que comporta migrar".

El alcalde de Zaragoza quiso separar entre las posturas de la opinión pública y publicada en el debate migratorio y cargó contra determinados medios de comunicación. "La gente no se comporta así, pero hay unos poderes fácticos que intentan que esto se convierta en una guerra entre pobres, algo que da muchos réditos electorales", advirtió.

Colau, por su parte, pidió: "No seamos autocomplacientes, en un mundo de incertidumbres y de miedos, la tentación del simplismo y de la extrema derecha está ahí". Y recordó que los fascismos "suben también por el fracaso de las izquierdas y la socialdemocracia, que no ha sabido dar respuestas valientes y defender a la gente frente a los especuladores". Además, la alcaldesa de Barcelona puso como ejemplo el del pueblo italiano de Riace, Domenico Lucano, quien, ante la despoblación estructural del municipio, vio la inmigración como una posibilidad de revitalizarlo.

"Luccano tiene esa potencia, es un referente". Y es que el poder judicial italiano, inmerso en el clima xenófobo en el que se encuentra el país mediterráneo, lo detuvo. "Por acusarle de tráfico ilegal, por hacer bodas con personas migrantes y locales, lo detuvieron y tiene una orden de alejamiento de su pueblo", explicó Colau. "Riacce es un ejemplo, tiene que ser el alcalde de todas las ciudades del cambio. Vendrá pronto a Barcelona", prosiguió la alcaldesa, que aseguró que Lucano "demuestra la fuerza del municipalismo, es el contrapoder al fascismo en Italia y en Europa".

"En el municipalismo somos conscientes de que las ciudades son los espacios de lucha donde nos jugamos la vida, el cambio climático, la cohesión social, la juventud", comentó Santisteve, que continuó: "El movimiento municipalista no se nos ha ocurrido a nosotros, está siendo pujante en Estados Unidos, Europa, América Latina. Estamos abriendo una grieta que Barcelona abandera con estos grandes encuentros de ciudades". "Peleamos por lo mismo, que nos dejen vivir con dignidad y decencia", añadió el alcalde de Zaragoza.

1 Comment
  1. florentino del Amo Antolin says

    El municipalismo social y multicultural, lo quieren apagar porque fueron sus desmanes los que nos trajeron hasta aquí; y mira hombre, la solidaridad que predican en los evangelios, no valen para aplicarlos en las ciudades del cambio, coartan las acciones con normativas y leyes de aquellos que dejaron yermo: Púeblos, ciudades, Comunidades y al Estado… Entregando a la troika y al FMI, la cuerda que nos ahoga, ata, manipula el producto del sudor de una sociedad que debe de reaccionar ya.
    Soís ejemplo y teneís en vuetras manos el compromiso social ciudadano, que debe de seguir plasmandose en este futuro inmediato… ¡ Con una nueva renovación del compromiso !.

Leave A Reply

Your email address will not be published.