La misión imposible de Pablo Casado: volver al bipartidismo

  • A pesar de que la desconfianza es generalizada para todos los partidos políticos, a la hora de pensar en los mejores gestores para distintas áreas políticas, la ciudadanía española también quita la razón a Pablo Casado

La entrada en juego de nuevos partidos políticos, sobre todo los escorados a la derecha del espectro ideológico, ha supuesto un problema más que importante para el Partido Popular. Liderar el discurso conservador está siendo el principal cometido de populares y ciudadanos, que se rifan llevar la delantera en asuntos como la economía o el caso catalán. Y es el objetivo de Pablo Casado.

El líder del Partido Popular busca, de hecho, eliminar a sus rivales y que la vuelta al bipartidismo sea una realidad. Según fuentes de la dirección del PP, el nuevo líder busca una vuelta al bipartidismo y trata de polarizar el voto en torno a su partido y al PSOE de Pedro Sánchez.

Pero no lo tiene nada fácil, a juzgar por los resultados obtenidos en el último barómetro del CIS. En este sondeo, la entidad científica quería saber la confianza de la ciudadanía española en otros partidos políticos, aparte de indagar en la opinión sobre el nuevo presidente del Gobierno y su nuevo equipo. Y los resultados no son nada halagüeños para el líder del PP.

Publicidad

El 40% de los encuestados cree que la gestión que Pedro Sánchez está haciendo de la situación actual en el gobierno es regular, junto a otro 25% que considera que la gestión es mala. Pero las cifras no son mejores para el Partido Popular.

Cuando el CIS pregunta a la ciudadanía si cree que de volver el PP al Gobierno lo haría mejor, peor o igual, el 44% de los españoles cree que lo haría peor, frente a un 32% que igual y un 11% mejor. ¿Dónde está el peligro para Casado? En que, aunque la desconfianza en los partidos políticos es general, Ciudadanos obtiene, de largo, mejores resultados que su formación política entre los españoles.

Sobre una hipotética gestión del Gobierno por parte de Ciudadanos, la ciudadanía española cree en un 38% que lo haría peor, un 28% igual y un 18% mejor. Unas cifras que no se alejan de la negatividad pero que se presentan como claramente mejores respecto a las del Partido Popular.

El PP, mejor para gestionar la economía

A pesar de que la desconfianza es generalizada para todos los partidos políticos, a la hora de pensar en los mejores gestores para distintas áreas políticas, el resultado vuelve a quitar la razón a Pablo Casado. Los españoles solo creen que el PP gestiona mejor que el PSOE la economía, y por un mínimo margen. En el resto de áreas el Partido Popular se encuentra por debajo del PSOE.

A pesar de ello, en el resto de áreas quien le sigue en liderazgo es Podemos, y no Ciudadanos, en áreas esenciales en cualquier programa político como la política social, donde la formación de Pablo Iglesias supera al Partido Popular en confianza en su gestión. Exacta situación ocurre en materia de vivienda: los españoles creen que Podemos gestionaría mejor que el Partido Popular esta materia; y en igualdad entre hombres y mujeres, donde Podemos es el favorito para el 14% de los encuestados, frente al 10% que considera que el mejor sería el PP.

La corrupción, una china en el zapato para el PP

Si hay un tema que supone un lastre para el Partido popular, ese es la corrupción. Y se refleja en los resultados de los diferentes barómetros del CIS. En el caso del publicado en octubre de este año, el Partido Popular queda a la cola entre los partidos que mejor pueden gestionar la corrupción en caso de estar en el Gobierno.

Confianza en el PP para gestionar la corrupción. / CIS

La confianza se va para el PSOE, en un 17%; para Podemos, en un 13%, y después para Ciudadanos, en un 12%. Por último, el Partido Popular sería la formación mayortiraria, con un 9% de confianza en la gestión de la corrupción entre los españoles.