¿De dónde sale la fortuna del rey Juan Carlos, cifrada en 2.000 millones de euros?

La riqueza de la familia real y, más en concreto, del rey Juan Carlos I, está siendo observada bajo lupa después de que se conociera el caso Corinna. ¿De dónde sale la fortuna del rey emérito? Según publicaciones de hace más de 10 años, cifraban el montante de riqueza de Juan Carlos I en más de 2.000 millones de euros. El programa 360º de ETB ha indagado en cada punto crítico de la riqueza del rey emérito hasta reunir los 2.000 millones de euros y su procedencia.

Publicidad

Según los expertos preguntados en el programa del ente de comunicación vasco, “Juan Carlos I cobraba hasta por la ropa que vestía. Las marcas que aparecían en las portadas de las revistas le han pagado toda la vida”, así lo admite Rebeca Quintans, una de las autoras de investigaciones sobre el rey emérito. “La fortuna de Juan Carlos sale de sacar rentabilidad a todo lo que hace a través de mordidas. Cuando firma contratos en el extranjero, exigía su comisión”, afirma Quintans.

Publicidad

10 millones del Sha de Persia

En el año 1977 y a través de una carta, el rey emérito pidió al Sha de Persia una ayuda de 10 millones de euros para el Gobierno de Adolfo Suárez. Ese dinero, según todas las informaciones de la época, sí fue concedido desde Persia, pero a partir de ese momento se pierde su rastro y no se volvió a conocer ninguna información más de la ayuda persa en concepto de “ayuda a la democracia”.

1979 es la fecha en que el economista y exconsejero de Campsa Roberto Centeno pone como inicio de los cobros de comisiones en las negociaciones del petróleo. Por cada petrolero, asegura, se embolsó 5 millones de dólares.

Centeno abunda en la importancia de Juan Carlos I en las relaciones con Arabia Saudí, que considera a España como un aliado preferente. “Gran parte de las empresas que están en Arabia Saudí, están allí por las negociaciones de Juan Carlos I”. Centeno justifica al rey y apunta que “que le den 100 millones de euros de comisión no es mucho dinero. Quien lo crea es que es un ignorante”.

Así, hasta 2004, en el negocio con Corinna, con quien se le atribuye comisiones cobradas por más de 30 millones de euros. El siguiente paso es el cobro de comisiones por la negociación del AVE a La Meca, un negocio ruinoso para Adif, Renfe y para las cuentas españolas.

Según investigaciones recientes, se ha podido saber que Corinna se ha reunido en soledad con empresarios de Arabia Saudí. “Se reunía en soledad con ellos y lo hacía como representante del rey”.

Ausencia de transparencia

Es imposible saber qué bienes posee la familia real, no solo en efectivo sino en bienes inmuebles y otros bienes de consumo. “Si te regalan un Ferrari, un caballo o un terreno en la mejor playa de Marruecos eso debería estar registrado en algún lugar, pero no. Además, si te regalan eso, será a cambio de algo”, apunta Iñaki Anasagasti en el reportaje.

Anasagasti ilustra lo que ha sido la corte española durante todos estos años. Él reconoce y admite que conocía a Corinna, porque en los entornos políticos y empresarios “todos sabían que Corinna era la amante del rey y nos obligaban a tratarla con especial atención”, apunta. Lo que revela que el caso Corinna era más conocido de lo que se podría creer hasta el momento.

La publicación de los datos que afecta a la ley de transparencia es insuficiente, ya que no se conoce cómo se distribuyen los datos pormenorizados. Tampoco alberga gastos de los gastos que algunos ministerios que derivan a gastos como el mantenimiento de las casas que utiliza la familia real, viajes, y preparación de actos oficiales de la familia real.