La Fiscalía mantiene rebelión y pide 25 años para Junqueras

Finalmente, la Abogacía del Estado ha decidido no acusar a los líderes del 'procés' del delito de rebelión, que exige violencia, y ha optado por la vía de la sedición y la malversación, según ha adelantado el diario El País. Este viernes también se ha conocido la posición de la Fiscalía, que ha diferido de este criterio y ha mantenido la petición de cárcel por rebelión.

En este caso, la sedición exige que los acusados "se alcen pública y tumultuariamente" para impedir "la aplicación de las leyes o a cualquier autoridad" el ejercicio de sus funciones. Esta tipificación prevé una  "pena de prisión de ocho a diez años, y con la de diez a quince años, si fueran personas constituidas en autoridad", a la que habría que sumarle la malversación. Finalmente, pedirá 12 años para Junqueras.

La Abogacía del Estado se separa así del criterio de la Fiscalía y del que había sostenido el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena durante la instrucción del caso. Durante los últimos días, varios miembros del Gobierno, como la vicepresidenta Carmen Calvo, ya habían puesto en duda que la rebelión fuera aplicable a los presos catalanes.

Publicidad

La Fiscalía pide 25 años para Junqueras

La Fiscalía, finalmente, ha decidido solicitar 25 años de prisión y de inhabilitación para Junqueras por un delito de rebelión agravado por malversación. Para Jordi Sánchez, Jordi Cuixart y Carme Forcadell solicita 17 años, mientras que para el exjefe de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero pide 11 años también por rebelión, según informa Europa Press.

Para los consejeros Jordi Turull, Raül Romeva, Joaquim Forn, Josep Rull y Dolors Bassa pide 16 años de prisión, mientras para Carles Mundó, Meritxell Borrás y Santi Vila solicita 7 años por malversación y un delito continuado de desobediencia grave.