¿Por qué el Gobierno impugnará la resolución contra el Rey del Parlament y no la del Ayuntamiento de Barcelona?

A pesar de que el Consejo de Estado resolvió que la semana pasada que el Tribunal Constitucional no era la vía adecuada para recurrir una resolución del Parlament catalán sobre el Rey, aprobada el pasado 11 de octubre, el Gobierno ha decidido desoírlo e impugnará dos de los puntos de esa resolución. Sin embargo, no podrá hacer lo mismo con la declaración similar que aprobó el Ayuntamiento de Barcelona hace unos días. La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha explicado por qué en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. 

El Gobierno planteará su impugnación como una cuestión de competencias. El Consejo de Ministros cree que, simplemente, el Parlament no puede reprobar al Rey, como lo hizo el pasado 11 de octubre. Preguntada por la prensa sobre si harían lo mismo con la declaración que hace unos días aprobó el Ayuntamiento de Barcelona, Calvo ha alegado motivos técnicos: Los parlamentos autonómicos "tienen capacidad normativa" y "forma jurídica", mientras los ayuntamientos "no alcalzan jurídicamente esta calificación", por tanto, no pueden ser recurridas en el Constitucional.

Otro nivel distinto es el "reproche político" que Calvo sí extiende a todos los niveles, tanto al autonómico como al municipal. Por otro lado, y contestando a la pregunta distinta, la vicepresidenta cree que no existe un "debate" sobre la jefatura del Estado, sino formaciones políticas que activan esta posición periódicamente, como ha ocurrido en los últimos 40 años. Además, cree que el debate sobre la Monarquía es "un asunto que solo pueden abrir el conjunto de los españoles por las vías procedimentales". Aún así, el Gobierno quiere dejar claro su defensa de las instituciones que emanan de la Constitución. 

Publicidad