El pueblo de Alsasua se planta frente al acto de España Ciudadana

  • Desde el pueblo se ha pedido, en todo momento, que no se cayera "en las provocaciones" de la derecha española. Para evitar enfrentamientos, se ha organizado un cordón de ciudadanos alsasuarras que han velado por que no hubiera altercados

La presencia de agentes de la Guardia Civil en Alsasua era extrema. Alsasua, al igual que otras zonas de la Sakana navarra es una de las localidades con más policía por habitante de toda Europa. En apenas 230 metros que separan la estación de trenes de Alsasua y la plaza del Ayuntamiento se concetraban, al menos, 50 guardias civiles a primera hora de la mañana, horas antes de que diera comienzo el acto de España Ciudadana.

Los actos de la población alsasuarra contra lo que consideran «una provocación» comenzaron ayer sábado con una multitudinaria manifestación que recorrió las principales calles de la localidad. Hoy, en la Plaza de los Fueros, unas mil personas, «o 1.500, aunque sin confirmar», según la organización, se han dado cita bajo el paraguas de España Ciudadana, la plataforma de C’s. Tampoco se conoce, de momento, el número de autobuses fletados hasta la localidad.

Centenares de personas, bloqueadas en las inmediaciones de la Plaza de los Fueros por la Policía Foral. / AC

Publicidad

El acto contó desde el inicio con el apoyo de Vox y Partido Popular. Entre los presentes, además de Albert Rivera, quien se ha encargado de cerrar el acto, han asistido Ignacio Cosidó, Santiago Abascal, José Antonio Ortega Lara y Fernando Savater. Y la localidad de Alsasua ha reaccionado contra este acto, premeditadamente organizado en esta localidad, dos años después de la pelea acontecida en el bar Koxka, entre jóvenes de la localidad y dos guardias civiles y sus parejas.

Alguons de los asistentes al acto salen del recinto. Al fondo, la manifestación antifascista. / MM

La Plaza de los Fueros se encontraba rodeada por decenas de agentes de seguridad privada, contratados por la organización del acto de España Ciudadana, que han impedido a algunos alsasuarras acceder y transitar por algunas de las calles contiguas a la plaza donde se desarrollaba el acto.

Desde primera hora de la mañana un nutrido grupo de unos 500 manifestantes han realizado una columna desde la entrada del pueblo, con cánticos antifascistas. La Plaza de los Fueros se encontraba rodeada por un fuerte cordón de la Policía Foral, además de un cordón de ciudadanos de Alsasua: desde el pueblo se ha pedido, en todo momento, que no se cayera «en las provocaciones» de la derecha española. En la plaza del ayuntamiento se han vivido algunos minutos de tensión cuando los invitado al acto han ido entrando. Al grito de «fuera», o «zuek, faxista zarete terrorista» los han recibido. También cuando el periodista Cake Minuesa ha intentado alborotar a los vecinos que se encontraban en la Plaza del ayuntamiento.

Varios carteles de organizaciones políticas, como Sortu, en las paredes de Alsasua, en contra del acto. / AC

El cometido de la jornada por parte de los alsasuarras era evitar que la localidad se convirtiera en un eje clave de la derecha. Por ello, además de la presencia de miles de personas en los distintos accesos de la Plaza de los Fueros, se ha organizado un pequeño concierto móvil que ha ido recorriendo las calles de la localidad.

A las 11:45, minutos después de que diera comienzo la ronda de intervenciones, las campanas han empezado a sonar. En ese momento se encontraba en el escenario una de las víctimas de ETA, que ha expresado, entre otras, que «las víctimas de ETA han sido silenciadas» durante estos años. «El cura de Alsasua ha entregado las campanas de las iglesias a los proetarras para silenciar las palabras de la víctima», ha declarado el líder de VOX, Santiago Abascal. Sin embargo, se ha conocido minutos después que no ha sido la iglesia de Alsasua la que ha cedido el campanario sino que un grupo de jóvenes se ha adentrado y después han sido desalojados por la policía.

Galería del acto de España Ciudadana

Al otro lado de la Plaza de los Fueros, miles de personas coreaban «Alde hemendik, utzi bakean» (Fuera de aquí, dejadnos en paz) o «que se vayan de aquí». La jornada ha finalizado sin incidentes reseñables, a excepción de momentos de tensión en los que algunos manifestantes de España Ciudadana han abandonado la Plaza de los Fueros mientras saludaban a los alsasuarras congregados en las inmediaciones del lugar.