Colau pide a PDeCAT y ERC que negocien los PGE para no castigar “a las clases trabajadoras”

0

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido a ERC y PDeCAT que negocien los Presupuestos Generales del Estado con el Gobierno de Pedro Sánchez para evitar que "las políticas represivas del PP" las paguen "las clases trabajadoras". A su vez, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha lanzado un mensaje similar, aseverando que "no podemos consentir que nos roben los avances sociales de la gente", pese a las adversidades. Ambos dirigentes han celebrado un acto en el Barrio de Nou Barris con el lema 'Ahora es posible'. 

Colau ha recordado que esta negociación es una "oportunidad para revertir la injusticia social" que durante la crisis, y con la gestión del PP, se ha cebado con la "gente más humilde y trabajadora", que necesita que las administraciones regulen alquileres, suban salarios o congelen tarifas del transporte público. De lo contrario, se castigaría a los barrios y ganarían el "poder financiero y los oligopolios".

Si Ada Colau se ha solidarizado en muchas ocasiones con los dirigentes presos del procés, ahora ha solicitado a los partidos del Govern que contribuyan a revertir las políticas del PP "también en el ámbito social". La alcaldesa no ha perdido la oportunidad de recordar que su consistorio ha cubierto muchos de los déficits en servicios de la Generalitat. Además, la alcaldesa se ha referido a Pedro Sánchez para que "no tire la toalla" e intente negociar las cuentas pese a las declaraciones de los dirigentes independentistas.

Publicidad

En el acto, también han intervenido el primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello; la líder de En Comú Podem en el Congreso, Lucía Martín, y la dirigente de los comuns en el Parlament, Jéssica Albiach.

"Todos tenemos que ceder un poco"

En último lugar ha intervenido Pablo Iglesias, que ha alabado la gestión de los ayuntamientos del cambio. Para él, las políticas sociales de Colau son un ejemplo de que "hay alternativa a la Europa de Salvini y Merkel". 

El líder morado ha enumerado las partidas de los PGE que beneficiarían a los catalanes, en el caso de ser aprobadas: la subida del Salario Mínimo Interprofesional, el aumento de las pensiones, el subsidio a los mayores de 52 años, etc. "¿Todo esto se puede conseguir por la vía de los decretos?", se preguntaba para después responderse él mismo: "No, no se puede". 

"Sacar los presupuestos adelante no resuelve el problema de los presos políticos ni la situación en Catalunya", ha reconocido para después anunciar que, para resolver la situación, "todos tendremos que ceder un poco".

Iglesias ha ido resolviendo algunos de los grandes interrogantes que se plantean sobre la negativa de los partidos independentistas a negociar los presupuestos, preguntándose si es adecuando negociar las cuentas del Estado con "presos políticos" en las prisiones: "Quizá sea inmoral hablar de dinero cuando hay gente en la cárcel", aseguraba. Sin embargo, rápidamente ha desgranado las dos alternativas en las que desembocaría un futuro adelante electoral.  La primera sería que pudiera formarse un gobierno progresista con el que renegociar de nuevo las cuentas o que ganasen "PP, Ciudadanos y Vox" y que llevasen esos mismos presos a cárceles "donde estén lejos sus familias". Pero Iglesias ha querido extender este mal presagio al resto de progresistas del Estado: "Donde cabe un independentista preso cabe uno al que le llamen populista"

Como guinda al pastel, Iglesias ha lanzado proclamas republicanas, que ya se han convertido en recursos habituales en sus mítines, y ha dejado a los presentes una última pregunta : "¿Para qué sirve la actual monarquía"

Leave A Reply

Your email address will not be published.