Marta Vilalta (ERC): “Necesitamos estrategias conjuntas contra el fascismo”

  • Entrevista con la portavoz de ERC y diputada en el Parlament

En un momento relevante para la situación política en Catalunya y el resto del Estado, tras un pleno monográfico sobre la situación catalana en el Congreso de los Diputados y sesión de control al Govern en el Parlament, hablamos en cuartopoder.es con Marta Vilalta (Torregrosa, Lleida, 1984), portavoz de ERC y diputada por este partido en el Parlament. Periodista y estudiante de Ciencias Políticas, esta diputada ya fue representante en el Parlament en la pasada legislatura por parte de JxSí.

Desde hace unos meses, Vilalta es una de las caras de ERC más presentes en los medios de comunicación. ERC, un partido que ha sabido reestructurarse, mientras su president, Oriol Junqueras, permanece encarcelado en prisión preventiva a la espera de que se celebre el macrojuicio contra el independentismo en el Tribunal Supremo y su secretaria general, Marta Rovira, mantiene su exilio en Suiza.

Publicidad

– Las declaraciones de Torra sobre Eslovenia se han llevado la palma durante los últimos días. ¿Han sido desafortunadas?

– Desde ERC, y creo que es algo compartido por el president y el Govern y la mayor parte de la ciudadanía de Catalunya, defendemos la vía catalana hacia la independencia, una vía democrática, pacífica y cívica. Esto es lo mismo que dice el president y el Govern. Queremos que el camino hacia la república sea democrático, sustentado por las urnas, votos y consensos. Cuando el president habla de supuestas vías, creo que se quiere referir a estas vías.

– Desde Catalunya En Comú, le piden a Torra que rectifique. ¿Rectificar es de sabios?

– Rectificar cuando te equivocas es de sabios. En este caso, también le decimos a los compañeros de Catalunya En Comú que hay que trabajar para dar una solución política al país. En esto nos tendríamos que entender. Una respuesta política quiere decir a través de la democracia y no de la represión y judicialización, como ha pasado en los últimos años y meses. El Gobierno español ha reprimido la voluntad de decidir del pueblo de Catalunya. Nosotros apelamos a los compañeros de Catalunya En Comú, también a los grupos independentistas, a interpelar al Gobierno español para que sea valiente y se le dé la respuesta política que merece toda la ciudadanía.

– Desde ERC no piden, en todo caso, a Torra que rectifique esa apelación, en un momento tan delicado, a Eslovenia.

“El independentismo no es un movimiento violento y no lo será”

– Creo que el propio president ha explicado sus declaraciones, ha sido muy claro en la sesión de control en el Parlament. También creo que hay quien ha aprovechado estas declaraciones para hacer creer que el movimiento independentista, que es totalmente pacífico, cívico, democrático y, hasta ahora, festivo por las manifestaciones que hemos hecho, es un movimiento violento.

Lo decimos muy claro, no es un movimiento violento y nunca lo será. Precisamente, sabemos que nuestra fuerza es la de la democracia, el civismo y el pacifismo. Queremos ser una república por estas vías y esto es lo que nos hará ganar, siempre rechazaremos cualquier tipo de violencia.

– Estas desafortunadas declaraciones sobre Eslovenia se daban, además, en un momento, la semana pasada, en el que se habían convocado manifestaciones y huelgas en Catalunya por parte de los médicos de atención primaria y otros servicios públicos. ¿Se dejó de hablar muy pronto de eso, de los problemas sociales, y se volvió a habar pronto de Eslovenia y del conflicto independentista?

“Creemos que la república dará mejor respuesta a las reivindicaciones sociales”

– Sí. También nos podríamos preguntar por qué alguien solo pone el foco mediático en unas cosas y no en otras. Sin ir más lejos, ayer había una huelga convocada por los funcionarios y desde ERC y el Govern nos hemos conjurado para que no hiciera falta la huelga, que se desconvocó. Son peticiones que tienen todo el sentido después de años de una crisis contundente, es hora de empezar a revertir los recortes. Entendemos las reclamaciones de muchos sectores sociales y trabajadores. Intentamos establecer negociaciones para ir revirtiendo estas situaciones injustas.

En los últimos días se está haciendo esto, liderado por el Govern y el vicepresident y conseller de Economia, Pere Aragonés. Esto es gobernar, lo que hace el Govern es gobernar, se atiende el día a día, se da respuesta a las necesidades sociales de este país a la vez que trabajamos para ir, más pronto que tarde, hacia la república catalana. Creemos que el proyecto de la república será el que dará mejor respuesta a las reivindicaciones sociales, por eso la queremos, para tener todas las herramientas y recursos para invertirlos en garantía de igualdad de oportunidades, políticas de progreso y públicas y garantizar la justicia social.

Publicidad

– El Consejo de Ministros del día 21 lo han calificado como una provocación. Hacerlo el 21-D, lo cierto es que tiene lo suyo. Más allá de la fecha, ¿por qué es una provocación que se reúna el Consejo de Ministros en Barcelona?

“Por la fecha es una provocación”

– Mucha gente piensa que es una provocación. Es venir a hacer una reunión en Barcelona el 21-D, justo un año después de las elecciones que nos impusieron con el 155 y que ganamos los partidos independentistas. Sin embargo, desde entonces, desde el Estado español se ha intentado torpedear la labor de esa mayoría que salió de las urnas, del mandato democrático de la ciudadanía. Por tanto, por la fecha es una provocación.

También es una provocación porque vienen a reunirse a Catalunya, pero no son capaces de sentarse con el Govern a hablar de la cuestión de fondo, la cuestión que nos ha llevado hasta donde estamos actualmente. Queremos debatir y hablar para buscar una solución política al tema de la autodeterminación y al tema de la represión que están viviendo, sobre todo y en primera persona, las personas presas políticas y exiliadas. Por tanto, es hipocresía venir a celebrar un Consejo de Ministros, lo que es respetable, pero no tener la valentía de hablar de estos temas imprescindibles. ¿Cómo encontramos una solución política a un tema político, de democracia? Hasta ahora, el Gobierno español, aunque haya habido un cambio de color, continua teniendo las mismas maneras y fondo. No se han movido para dar respuesta a esta situación, por eso creemos que es una provocación.

– ¿Ofrecen, entonces, una reunión bilateral el próximo 21-D en Barcelona?

“Ofrecemos, al Gobierno, hablar del tema de fondo”

– Ofrecemos hablar del tema de fondo y de que hayan los espacios necesarios para poder entablar conversaciones sobre política, y no sobre represión o judicialización de la política. Tenemos que dar respuesta a una demanda de más de dos millones de personas en Catalunya que quieren decidir el futuro. Eso es lo que ofrecemos al Gobierno español, también se lo exigimos. Como co-responsable sea precisamente responsable y escuche a mucha parte de la ciudadanía de Catalunya que le piden una respuesta política.

– ¿El 21-D sería una buena fecha para ello?

– Esto lo veremos. No confiamos mucho en que esto pueda pasar, hasta ahora no se ha evidenciado nada. Desde el primer día nos sentamos a la mesa para buscar el diálogo y negociación sobre esto. Seguimos y esperamos que el Gobierno también se siente.

– Joan Tardà dijo ayer en el Congreso, apelando al Gobierno de Sánchez, que “todavía estamos a tiempo”. También le vaticinó a Sánchez que “la no negociación será su tumba política”. Cuando dice estas palabras Tardà, se refiere concretamente a la negociación del tema de fondo o hay otros temas previos que se pueden ir tratando.

“Necesitamos que se dé fin a la represión”

– Se refiere al tema de fondo, que es la cuestión que nos ha llevado hasta donde estamos ahora. Este Gobierno tiene la posibilidad de demostrar que es diferente, progresista, de izquierdas, que más allá de las buenas palabras de algunos, no de todos, de los ministros que hemos podido escuchar, hay hechos. No vale solo negociar sobre el traspaso de competencias de Cercanías Renfe o por dónde tiene que pasar el Corredor Mediterráneo, hay un tema de fondo, ¿cómo damos una respuesta política a poder ejercer el derecho a la autodeterminación?

Además, en paralelo, necesitamos que se dé fin a la represión. El Gobierno de Sánchez no ha dado marcha atrás a la represión, está siendo cómplice de la represión de Rajoy. No ha hecho ningún gesto. Este es el debate de fondo que necesitamos hablar, obviamente con otras cosas del día a día. Sin hablar de esto, se hace muy difícil hablar de lo otro. Aún estamos a tiempo, hasta el último día seguiremos defendiendo que esto se puede hacer y se tiene que hacer por la vía del diálogo y la política. Somos partidos políticos y tenemos que dar respuestas políticas.

Sánchez tiene que escoger entre ser un gobierno de progreso, valiente, que cambie las cosas o hacerle el juego y seguir a partidos como PP, Ciudadanos o Vox, situándose en la extrema derecha, en la vía de la represión, del “a por ellos” o de haber quién la dice más grande.

– El diputado Rufián, ayer en el Congreso, apeló al Gobierno a crear un frente antifascista. ¿Cómo se materializaría esto? ¿Qué objetivos tendría?

“Hay que parar el fascismo, que no sea mayoritario”

– Un frente antifascista o una alianza antifascista no es nada más que poder entendernos entre las fuerzas políticas, sociales y cívicas de todo el Estado para plantar cara a la extrema derecha. Estamos viendo cómo está surgiendo cada vez con más fuerza y marcando la agenda y el discurso político del Estado español en los últimos tiempos, con todo lo que implica, machismo, racismo, xenofobia… Esto hay que pararlo para que no sea mayoritario en ninguna sociedad.

Desgraciadamente, es un fenómeno que vemos a nivel mundial. Aquí, sobre todo en Catalunya, estamos a tiempo de poder hacer este frente para que no se blanqueen a estas formaciones, estamos viendo como algunos partidos las están blanqueando. Tenemos que desmontar sus mentiras, demagogias y populismo, es un amenaza muy grande para la garantía de la cohesión social y los derechos fundamentales. Tenemos que trabajar estrategias conjuntas contra el fascismo.

– Después de los resultados de las andaluzas, con el avance de las derechas y la irrupción de la extrema derecha, ¿entiende que Sánchez está muy presionado con el tema catalán?

“Pedimos a Sánchez que no use Catalunya con fines electorales”

– Es muy triste que el día siguiente a las andaluzas Susana Díaz hiciera la autocrítica que hizo, analizando que había perdido por no hablar o criticar el tema de Catalunya. Es muy triste que en España se esté utilizando el tema de Catalunya con réditos políticos, y lo denunciamos. No lo compartimos para nada. Le decimos al presidente del Gobierno que no entre en este juego, aunque ya está entrando. Está a tiempo de no entrar en el juego, de utilizar Catalunya, las amenazas del 155, las movilizaciones pacíficas para tergiversarlas y obtener réditos políticos en el resto del Estado. Que no caiga en usar Catalunya con fines electorales.

Si está presionado, que reflexione sobre cuáles son las políticas que debe seguir como presidente y como PSOE en el Estado español. Lo que decida hacer será responsabilidad suya, pero entendemos que su obligación es liderar las estrategias dentro del marco democrático y no salirse de aquí.

– ¿Comparte que esas palabras de Susana Díaz van dirigidas a presionar a Sánchez por haber recibido el apoyo de partidos independentistas en la moción de censura?

“Sánchez tiene que decidir si quiere ser un estadista”

– No lo creo. El problema es que muchas formaciones políticas en el Estado español están usando Catalunya para sacar rédito electoral hasta el punto de hacer creer que Sánchez es un aliado de los independentistas. Están jugando a esto Ciudadanos, el PP, otras formaciones políticas y demasiados problemas tiene el Estado español para que solo se fijen en Catalunya. Deberían debatir para que España funcionara mucho mejor, para parar la catalanofobia y odio a todo lo que representa Catalunya y generar rechazo a lo que pedimos: democracia, defensa de derechos individuales y colectivos y que no se use la Justicia para silenciar a opciones políticas.

En el tejado del presidente y del Gobierno está el decidir si hace el juego a estas formaciones o decide ser un presidente democrático del siglo XXI. Tiene la capacidad de decidir si quiere ser un estadista o empeorar la situación.

– ¿No cree que tendría mayor capacidad de decidir ser un estadista si contara con un mayor apoyo parlamentario y pudiera, por ejemplo, aprobar unos PGE que no sean los del PP?

– Sí. Seguramente estaríamos dispuestos a negociar y hablar si hubiera habido gestos reales. Gestos de que es valiente y quiere afrontar la situación política de fondo, no ha habido ningún movimiento en relación a los presos políticos, a la judicialización de la política… Entonces, quieren que tengamos gente de ERC y otros partidos en las cárceles y, al mismo modo, nos quieren para negociar los presupuestos.

– El Gobierno ha hecho declaraciones en el sentido de que no es de su agrado que estén los presos…

– Pero no ha hecho movimientos que, como Gobierno, están en su mano y los puede hacer.

– ¿Por ejemplo?

“¿Cuántos presupuestos vale la libertad de un preso político?”

– Adecuar las declaraciones de que no les agrada que haya presos políticos con las peticiones de condena por parte de la Abogacía del Estado. La influencia que pueden ejercer, como dice la normativa de la Abogacía del Estado, no la han ejercido. Es incoherente. No permitiremos que nos hagan chantaje en este sentido. Estamos dispuestos a que salgan adelante medidas que beneficien a la mayoría, a la gente que más lo necesita, también de Catalunya, pero no todas requieren de la aprobación de los presupuestos, y algunas ya las hemos votado. No les daremos apoyo a unos presupuestos, o medidas trascendentales para el Estado español, sin que haya cambios por parte del Estado.

¿Cuántos presupuestos vale la libertad de un preso político? ¿Cuántas partidas presupuestarias vale el retorno de las personas exiliadas? Es evidente que los derechos y la libertad no tienen precio, no podemos entrar a negociar estas cuestiones. Es un tema de fondo, hay que hablar sobre esto, para que después podamos hablar de todo lo otro, de lo contrario, es muy difícil.

– ¿Se pueden aprobar unos presupuestos sociales para la Generalitat sin que se aprueben los presupuestos estatales que suponen una partida de miles de millones de euros para Catalunya?

– Sí. Desde el Govern y Vicepresidencia se está negociando con los distintos grupos para aprobar los presupuestos del 2019. No todas las partidas presupuestarias requieren de la aprobación de los PGE, muchas vienen de acuerdos anteriores y de obligaciones que tiene el Estado con respecto a Catalunya. Trabajamos para tener unos presupuestos que nos permitan dar respuestas a las necesidades sociales del país.

– Ayer publicábamos una entrevista a la diputada de la CUP Natàlia Sànchez. Dijo que “es imperativo convocar elecciones en Catalunya”. ¿Cree que este Govern está agotado?

“Tenemos que revertir todo el 155”

– La CUP puede decir lo que quiera. Aquí tenemos un Govern que salió de las urnas el 21-D y desde las instituciones españolas lo han intentado torpedear. Tardamos tiempo en poder conformarlo, pero ahora lo tenemos y tenemos un mandato democrático que cumplir. Necesitamos un Govern y necesitamos que fuera lo más fuerte posible, nos encantaría que la CUP lo apoyara. Necesitamos las instituciones al lado del mandato democrático que salió de las urnas. Este mandato se basa en revertir todo el 155 que durante meses revirtió muchas de las políticas que teníamos en Catalunya y en algunos casos las eliminó, como las delegaciones internacionales, también políticas de progreso.

Paralelamente, tenemos que trabajar para hacer efectiva la república y consolidarla. Es un trabajo complicado, pero este Govern tiene mucho trabajo y, para nada, la legislatura está agotada. El independentismo ganó el 21-D, en unas elecciones impuestas, y tenemos que cumplir con nuestra obligación.

– ¿Qué ha hecho este Govern en clave de materializar la república catalana?

“Un ámbito importante de este Govern es la internacionalización”

– En primer lugar, revertir todo aquello que paralizó el 155 y que, en algunos casos, había eliminado. El punto de partida era peor del anterior al 155. A partir de aquí, hay un trabajo que el Govern hace aunque la oposición no lo quiera reconocer: gobernar para todos los catalanes. Esto quiere decir atender a todas las necesidades, es algo obvio pero lo digo porque nos acusan de que esto no se está haciendo.

Estamos desplegando políticas progresistas y continuando con lo que empezó el Govern anterior, como la renta garantizada de ciudadanía, seguir invirtiendo en vivienda, intentando desplegar aquellas leyes que el Tribunal Constitucional había suspendido y que mejoran la vida de la ciudadanía. Para ello, se negocia con el Gobierno, porque eran suspensiones inducidas por el Gobierno español.

Intentamos trabajar en el ámbito de los debates ciudadanos para establecer un proceso constituyente en nuestro país. Queremos que la mayoría de nuestro país pueda debatir a nivel territorial o sectorial qué modelo de país queremos en todos sus ámbitos. ¿Cómo nos imaginamos este país sea en el marco de la república o no? Obviamente, queremos que sea en el marco de la república.

Este proceso, ahora mismo, creo que no lo está haciendo ningún país del mundo. Es importante que las instituciones de país, como ciudadana, me pregunten cómo quiero que sea este país. Otro ejemplo, como el contexto ha cambiado para mal pues la represión se ha instalado, hemos puesto en marcha la Oficina de Derechos Civiles, que depende de Vicepresidencia y busca amparar este tipo de derechos. ¿Esto es autonomismo? Esto es país, quiero que en una república esto sean pilares fundamentales, que no tenga cabida la represión.

Otro ámbito importante es lo relacionado con la internacionalización. El Govern, con el nuevo conseller de Exteriores, tendrá una tarea importante, como internacionalizar la economía, establecer relaciones culturales y en el ámbito de la paz y la solidaridad. Pero, además, tiene que poder establecer unas relaciones con otros actores internacionales para explicar la situación que está viviendo el país y denunciar las vulneraciones de derechos.