La defensa de Teresa Rodríguez de la cultura andaluza frente a los ataques de VOX

  • El alegato de la parlamentaria Teresa Rodríguez ha ocurrido durante el Pleno de Investidura en Andalucía

El inicio de discurso de Teresa Rodríguez en el Parlamento andaluz ha comenzado atropellado. “Señora Serrano”, le ha espetado la presidenta de la Mesa. “Señora Serrano no, afortunadamente”, en alusión al apellido del líder de VOX en Andalucía, Francisco Serrano.

Durante más de cinco minutos, la representante de Adelante Andalucía en el Parlamento andaluz ha repasado los distintos ataques a la cultura y al sentimiento andalucista que se han sucedido en los últimos días por parte de representantes del Partido Popular y de VOX, compañeros de gobiernos y acuerdos tras la escora a la derecha de los populares con el fin de lograr el mando andaluz.

Publicidad

Teresa Rodríguez ha denunciado que “el acuerdo de gobierno realizado por PP, Vox y Ciudadanos se haya elaborado a miles de kilómetros de Andalucía” y que quienes estén detrás de este acuerdo no sean los andaluces sino “Albert Rivera, Pablo Casado y Santiago Abascal”.

“La Constitución está bien para darse golpes en el pecho pero no está bien para darle patadas en el lomo y el Título Preliminar reconoce la existencia de regiones y de nacionalidades históricas, como es Andalucía, y en el día de ayer nos rebajó -en respuesta a Moreno Bonilla- región”.

La cultura andaluza

En su intervención ha recordado a los parlamentarios del PP y de VOX la importancia de Andalucía a lo largo de la historia como motor cultural y político, cuando “Córdoba y Granada fueron capital cultural de Europa.

Ha acusado a las formaciones de derecha y ultraderecha de olvidar a personas como Helvia, Séneca, Maimónides o María de Cazalla, “personas que rezaron en cinco idiomas a cuatro dioses”, ha apuntado la parlamentaria.

“Nos quieren robar el autoestima como pueblo y nosotros no lo vamos a permitir”, ha resumido Rodríguez. “Este gobierno va a ser muy poco flamenco”, ha proseguido la parlamentaria de Adelante Andalucía, en relación a la propuesta de cambiar el día de Andalucía al Día de la Toma, época en que “a los gitanos les cortaron las orejas, los mandaron a galeras e intentaron exterminar en su totalidad”.