Madrid en Pie reúne a 500 personas para demostrar que “priman lo colectivo” y “no los hiperliderazgos”

Unas 500 personas, según los organizadores, han llenado este domingo el auditorio del Centro Cultural Eduardo Úrculo, en el madrileño barrio de Ventilla, para debatir sobre la confluencia para la Comunidad de Madrid entre IU Madrid y Anticapitalistas, bajo el lema ‘Madrid en pie’. Ambas formaciones creen que el encuentro manda un mensaje en sí mismo, el de la construcción de un proyecto “donde prima lo colectivo” y no los “hiperliderazgos”, tal y como ha explicado el portavoz de Anticapitalistas, Raúl Camargo.

Quien no ha estado entre los asistentes ha sido Isa Serra, precandidata de Podemos Madrid, que tenía un acto en Getafe, ni ninguna representación de su candidatura. A preguntas de la prensa, la portavoz de IU Madrid, Sol Sánchez, ha precisado que a este encuentro abierto habían sido invitadas “todas las fuerzas políticas a la izquierda del PSOE” bajo un programa rupturista. “Quien no ha venido hoy ha sido porque no ha querido”, ha aclarado Camargo, que sin embargo sí ha reconocido a militantes de base de Podemos entre el público. El diputado autonómico ha señalado que con este encuentro se pretende recuperar la forma de hacer política que pedía en movimiento 15-M: “La política nunca más se va a hacer en un despacho”.

Este encuentro organizado en Ventilla es el último paso de un largo proceso en el que ambas formaciones llevan semanas trabajando. Los asistentes han discutido organizados en tres grupos: argumentario y programa, proceso democrático y extensión territorial y campaña.

Pero antes de que todo el proceso haya concluido y se selle la alianza, la militancia de IU Madrid tendrá que decidir en una consulta, que se realizará del 19 al 21 de marzo de forma telemática y el día 23 de manera presencial, si continua con el proceso iniciado junto a Anticapitalistas o acepta la oferta de Podemos Madrid. En este caso, el partido de Isa Serra les ofrece a los de Sol Sánchez el 33% de los recursos los puestos 2, 6, 12 y 13 en la lista.

“Hay que ir a los polígonos”

Junto a Vanessa Lillo, Sánchez y Camargo han sido los encargados de abrir el encuentro, pero sus acompañantes sobre el escenario constituyen una declaración de intenciones de lo que será su proyecto.

Publicidad

Marc Blanes, de Amazon en lucha, ha explicado el conflicto que mantienen contra la multinacional por la degradación de las condiciones laborales de los trabajadores. El sindicalista ha asegurado que este tipo de conflictos hacen que las personas que no están politizadas tomen conciencia de la “indefensión jurídica”  a la que se enfrenta el trabajador. Por tanto, ha recomendado hacer mucho trabajo en los barrios obreros para evitar la abstención y en los “polígonos industriales”, donde muchos trabajadores pasan buena parte del día.

La veterana activista Paca Blanco, de Ecologistas en Acción, ha pedido tres cosas sobre el escenario: una ley de suelo, un nuevo modelo energético y una ley de vivienda que incluya las demandas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). 

En la sala se han levantado varios murmullos cuando ha intervenido Daniel Andrés, de Coca-Cola en lucha, después de que Ciudadanos confirmase unas horas antes el fichaje del exvicepresidente de la multinacional Marcos De Quinto para sus listas por Madrid a las generales.  Su primera frase no ha decepcionado: “Hemos vencido al icono del capitalismo, a Coca Cola”, afirmaba recordando que, tras una larga lucha en varios frentes, los trabajadores de la planta de Fuenlabrada lograron que la justicia anulara su ERE.

Además de agradecer el apoyo de otros colectivos, Andrés cree que “victorias tan contundentes como esta hay que venderlas” como éxitos colectivos de la clase trabajadora: “Hoy podemos decir que hemos solucionado el futuro de nuestros hijos y nuestras hijas”, concluía sobre la utilidad de su lucha.