El PSOE llama a “no confiarse” pese a los buenos pronósticos de las encuestas

2

La vicesecretaria del PSOE, Adriana Lastra, ha pedido este lunes en una rueda de prensa en Ferraz que los ciudadanos no se confíen con las encuestas que dan vencedor de las elecciones al PSOE: "Ni nos podemos confiar, ni la ciudadanía se puede confiar", ha expresado la portavoz en referencia a "experiencias recientes y dolorosas" como los comicios andaluces. El pasado diciembre, los sondeos daban clara ventaja a los socialistas, pero las urnas arrojaron la entrada de la extrema derecha en el parlamento autonómico y un gobierno de PP y Ciudadanos en la comunidad. La dirigente también ha confirmado que este miércoles el PSOE presentará 110 medidas del programa electoral del partido.

Lastra ha seguido la línea oficial de la campaña: agitar el miedo a la ultraderecha, llamar a la movilización de voto y recordar que el PSOE sale a "ganar las elecciones" y a "tener un respaldo importante" para ser lo menos dependiente posible de otras fuerzas. "El fascismo está a las puertas del Congreso", ha dicho parafraseando a la escritora Almudena Grandes.

Pese a la insistencia de la prensa, la portavozno ha querido aclarar si, como dijo el secretario de Organización, José Luis Ábalos, en una entrevista con El Español, el partido que lidera Pedro Sánchez considera "preferible" el apoyo de Ciudadanos "al de alguien que cuestione la unidad de España y el marco constitucional", como los partidos independentistas. Lastra se ha limitado a decir que, una vez conocido el resultado del próximo 28 de abril, pondrán encima de la mesa sus propuestas "para que los 350 diputados decidan si quieren un país que avance o retroceda".

Publicidad

Aunque ha criticado los cordones sanitarios impuestos por Ciudadanos al PSOE, sí ha aclarado que con Vox "no vamos a pactar". "¿Son una sorpresa los vínculos de Vox con el franquismo?", ha respondido preguntada sobre las informaciones publicadas por la Ser que apuntan a que el partido de Santiago Abascal podría contar entre sus donantes con Jaime Alonso, número 3 de la Fundación Francisco Franco, una organización que Lastra cree que "no tiene cabida" en una "democracia ya consolidada" como la española.

Sobre la propuesta de Podemos, al que ha calificado como un "socio leal", de prohibir que los bancos tengan acciones en medios de comunicación no ha querido valorar sin ver los detalles: "El pan se vende en las panaderías, en las peluquerías se corta el pelo y cuando necesitas financiación se acude a los bancos, pero vamos a mirar la propuesta". 

2 Comments
  1. florentino del Amo Antolin says

    Hombre estos van a mirar la propuesta. El cofrunwing para parecerse a Podemos ¿ ya no se lleva ?. ¡ Claro, la Ministra de industria y energía ya está en Endesa… Y cierra la puerta !. https://uploads.disquscdn.com/images/bf3b482953e87e0adf0d87a1918d7f017fbb77e6070ebf42ec3a3d487f870bed.jpg ¡ La marioneta de los poderosos !.

  2. ninja45 says

    En el lado catalán también se acumulaban los argumentos en contra de la reunión con Sanchez, desde los más razonables, recordando la anormalidad de sufrir la existencia de presos políticos, huelgas de hambre, exilio y etcétera, hasta los más maximalistas e iluminados. Lo cierto es que el independentismo tenía razón en exigir que se hablara de todo en la reunión, incluyendo la cuestión de los presos y el derecho a la autodeterminación, porque si hay temas tabúes, el diálogo se convierte en una trampa. La idea de que, en España, dos presidentes no puedan hablar de las cuestiones más acuciantes, es un concepto tan antipolítico como antidemocrático. Pero, en cambio, me parece un error plantearlo como un previo «casus belli», sin el cual no se hace el encuentro. Se vieron y cada cual llevó su maleta de causas y sus propuestas, y después explicitaron el desacuerdo. Por supuesto que el president Torra habló de los presos, de los exiliados, de la represión y del derecho democrático a votar nuestro destino. Y por supuesto que el presidente Sánchez
    lo escuchó, aunque no quería escucharlo. Hablar compromete tanto como escuchar, y ambos verbos, en realidad, no comprometen a nada, porque el compromiso está en los acuerdos, y no en las palabras. A la m. con la Injusticia española prevaricadora, títere de los fascistas y corruptos, vergüenza de Europa. Si me pegan, me divorcio. Som República !!*!!

Leave A Reply

Your email address will not be published.