Aina Vidal: “Sería bueno dejar de hablar de símbolos para hablar de política”

  • Entrevista a la número 2 de la candidatura de En Comú Podem por Barcelona

2

Aina Vidal (Barcelona, 1985) ha sido diputada por En Comú Podem durante las dos últimas legislaturas en el Congreso de los Diputados. Esta joven política se presenta como número 2 por Barcelona en la lista de esta confluencia catalana que encabeza Jaume Asens. Militante de Joves de Esquerra Verda, las juventudes de ICV, desde 2005, destaca también por su actividad sindical vinculada a CCOO. Habla en cuartopoder.es sobre la actual situación política catalana, lo que ha significado la pasada legislatura en el Congreso y las expectativas que tiene sobre estas elecciones y la próxima legislatura.

— La Junta Electoral Central ha prohibido a TV3 usar la expresión "prisis pilítics", una forma irónica de salvar la previa prohibición del uso de la expresión "presos políticos"...

— Es muy absurdo. Es una situación absolutamente anómala y no tiene sentido que la Junta Electoral siga participando en la generación de un clima que no ayuda absolutamente a nadie. Sería bueno que dejáramos los símbolos a un lado y empezáramos a hablar de política, que es lo que hay que hacer en una campaña electoral. Es una decisión que solo ayuda a ensuciar y no va en la línea de poder dialogar y tener una campaña normal.

Publicidad

— Una más sobre símbolos. ¿Qué significan para usted los lazos amarillos?

"Sería bueno dejar de hablar de símbolos para hablar de política"

— Los lazos amarillos nacen en el momento en el que encarcelan de forma injusta a unos líderes políticos y sociales. Una puede estar de acuerdo o no con ellos, pero ahora mismo están de forma injusta en prisión preventiva y eso es bastante objetivo. Los lazos surgen en un momento en el que encarcelan a estas personas y una gran parte de la sociedad lo considera injusto.

En términos de solidaridad aparecen estos lazos, en términos de recuerdo y de queja. Es absolutamente legítimo el sentimiento de injusticia que mucha gente siente cuando ve a estos políticos injustamente en la cárcel. Insisto, creo que sería bueno que dejáramos de hablar de símbolos por un rato y habláramos de política. La ciudadanía catalana tiene otras muchas preocupaciones y necesidades y deberíamos debatir sobre las mismas.

— La pasada legislatura fue su primera en el Congreso. Fue una legislatura muy convulsa, en la que pasó de todo. ¿Cuál recuerda que fue el momento más difícil como diputada?

— Uno de los momentos más tristes y en los que más me enfadé fue en el primer decreto de la estiba. En aquel caso, el PDeCat y el PP pactaron una cierta omertá y sacaron adelante un decreto muy injusto. Fue un ejemplo claro de cómo un partido que se dice nacionalista y dice defender a Catalunya, el PDeCat, deja vacío de ese significado. Muchos de los estibadores eran catalanes y la situación en la que ese decreto les dejaba no era, para nada, positiva. Más adelante, como contraste, fue uno de los momentos más felices, cuando conseguimos tumbarlo.

— Tras la moción de censura, comenzó un periodo de entendimiento entre el PSOE y el grupo confederal Unidos Podemos, en el que se encuentra En Comú Podem. ¿Qué valoración hace de esto? ¿Apuesta por el entendimiento de las izquierdas con el PSOE?

"Ha sido una legislatura perdida para los trabajadores y pensionistas"

— Si algún grupo ha actuado de forma responsable durante esta pasada legislatura hemos sido el grupo confederal. Estuvimos a la altura y fuimos capaces de superar las diferencias evidentes que existen entre nosotras y el PSOE y llegar a un muy buen acuerdo. Desgraciadamente, ahora que la legislatura ha caído, podemos decir que ha sido una legislatura perdida para los derechos de los trabajadores y de los pensionistas, porque el PSOE ha sido incapaz de materializar los compromisos que habían tomado con nosotras, pero también con su propio electorado.

No han derogado la reforma laboral, la ley mordaza sigue exactamente igual, continuamos con la reforma de las pensiones... Y son elementos a los que se habían comprometido y no han llevado a cabo. Otro elemento con el que se habían comprometido era la ratificación del convenio 189 de la OIT que ampararía a las trabajadoras del hogar. Su situación actual es inaceptable, no tienen reconocido el derecho a ser trabajadoras, siguen sin derechos.

— Pablo Iglesias, durante la campaña, ha hecho referencia, en varias ocasiones, a que si dan los números, Unidas Podemos querría entrar en el gobierno. ¿Ve positivo compartir gobierno con el PSOE?

— Por supuesto. Salimos a gobernar, no solo vamos a ganar, sino a gobernar. Sabemos cómo gobernar y tenemos propuestas muy perfiladas en este sentido. Sabemos que el PSOE es un partido camaleón, en función de quién se le acerca actúa de una forma u otra. Hemos visto cuál fue el acuerdo sobre el SMI al que llegaron con Ciudadanos y al que llegaron con nosotras. Mientras el nuestro tenía una subida de más del 20%, con Ciudadanos era del 1%.

Si hay alguna posibilidad de que este país avance en términos de recuperar derechos y modernizarnos, eso pasa por que Unidas Podemos tengamos un resultado electoral lo suficientemente amplio como para poder gobernar.

— Para En Comú Podem, ¿hasta qué punto es viable un referéndum que solucione el conflicto catalán en la próxima legislatura? Ustedes llevan en el programa un Pacto de Claridad que facilite la celebración de este referéndum.

"El PSOE es un partido camaleónico"

— Es evidente que el conflicto en Catalunya ha pasado fronteras en este sentido, ya no es solo el asunto de Catalunya, es que hay un cuestionamiento del modelo de Estado. Por ello, la próxima legislatura se debe abordar esta cuestión. Por eso, ponemos el Pacto de Claridad encima de la mesa. El paso inicial es que la sociedad catalana llegue a un acuerdo a través de las diferentes fuerzas políticas y sociales. Una vez tengamos este acuerdo, podremos ir al Congreso a reclamar un acuerdo común de la mayoría de la sociedad catalana.

— Esta semana, la mayoría de los diputados del Parlament pedían al president Torra la convocatoria de elecciones. ¿Da por finiquitado este Govern?

"Este Govern está muerto"

— No creo que lo dé yo por finiquitado, creo que ellos mismos lo han dado por finiquitado desde el primer día en el que nació. Es un Govern que no gobierna, no ha sido capaz de tirar para adelante ni una sola de las propuestas legislativas a las que se habían comprometido. No hay ninguna cuestión que haya salido adelante, ni los presupuestos. Catalunya está paralizada, este Govern es un problema, está muerto y debería convocar elecciones.

— ¿Hasta qué punto el debate nacional ha tapado el debate social y el conflicto de clase en Catalunya? Vemos en las encuestas que En Comú Podem obtendría un resultado más bajo que en las últimas generales, cuando vencieron. ¿El debate territorial está dañando a las izquierdas?

— Nunca las encuestas han sido favorables. Lo cierto es que ninguna encuesta había previsto que ganáramos las generales hace tres años. No vamos a aceptar salir de una posición ficticia, fuimos la fuerza que ganó las elecciones y, por tanto, la sociedad catalana hace tres años primó las posiciones políticas y el eje nacional que nosotras proponíamos.

Estoy convencida de que va a volver a ser así, entre otras cosas, porque la sociedad está cansada de símbolos por un lado y de bloqueo por el otro. Hacen falta políticas valientes, gente responsable y capacidad de diálogo, lo que nosotras representamos.

— Ha habido críticas al perfil soberanista de su compañero y cabeza de candidatura, Jaume Asens. ¿Cómo definiría a Asens?

"Asens es un referente en defensa de los derechos humanos"

— Le definiría como un hombre honesto, de diálogo, que defiende el soberanismo, así como lo hacemos todas las personas que estamos representadas en esta lista. Asens es un referente en materia de defensa de los derechos humanos, creo que esto hay que ponerlo en valor en el momento que estamos viviendo actualmente y en el contexto de conformación del nuevo ciclo.

Es una persona coherente y ha demostrado, de forma holgada, la capacidad que tiene para encauzar y solucionar problemas de amplia dificultad. Es la persona adecuada para liderar un nuevo proyecto y dirigir un diálogo necesario para la sociedad catalana y española.

2 Comments
  1. Julio Loras Zaera says

    De acuerdo, pero menos «buen rollito» cuando se trata de parar a la extrema derecha, menos «l’amor guanya a l’odi» y menos hablar de «los rancios». Hay que hablar claro, en los dos sentidos de la palabra claro: que se entienda y que haya contenido político. O vamos muy mal.

  2. ninja45 says

    Democrácia?…..Hay que desobedecer a este Estado oligárquico. Hay que plantar cara a este
    Estado de Desecho. Hay que atacar al Estado represor. Desde el 1-O, Cataluña ya no es
    España. Mientras los corruptos siguen de «rositas» robando a saco con total impunidad, los
    fascistas, sus secuaces, palmeros y esbirros siguen teniendo «patente de corso» contra los
    independentistas catalanes. La policía nacional y la guardia civil que teóricamente
    deberían protegernos son los primeros en apuntarse a los piquetes violentos de encapuchados
    que asolan nuestros pueblos y ciudades a horas intempestivas, descolgando «esteladas»,
    cortando lazos amarillos, haciendo pintadas preconstitucionales, causando destrozos y
    amenazando o golpeando a los ciudadanos que osan increparlos. 43 años después de la muerte
    de Franco, sigue muy vivo en la ideología fascista y corrupta del Partido Podrido, C’s.
    Fachas, una Fiscalía que «afina» en manos de la extrema derecha de Vox, una Injusticia
    española totalmente parcial y politizada, un Tribunal Inconstitucional anclado en sus tesis
    retrógradas y una monarquía obsoleta a la que nadie a votado, restablecida por el dictador.
    La represión inconmensurable que nos acecha cada día y nuestros presos politicos, rehenes
    de la «unidad de Spañistán», dan fe de ello. Si quitar simbolos independentistas es lo
    mismo que ponerlos y se enmarca todo en la «libertad de expresión», quitar la bandera
    rojigualda, es lo mismo que izarla?. Hasta cuando tendremos que aguantar esta gentuza?.
    Justícia?….. Pues va a ser que no. Injustícia española prevaricadora, títere de fascistas
    y corruptos, vergüenza de Europa.Si me pegan, me divorcio. Som República !!*!!

Leave A Reply

Your email address will not be published.