Mercedes Gónzalez (PSOE): “La gestión de Carmena en urbanismo es una continuación de la del PP”

  • Entrevista a la número 2 de la candidatura de Pepu Hernández para el Ayuntamiento de Madrid.

El PSOE eligió para encabezar su candidatura al Ayuntamiento de Madrid a un hombre acostumbrado a ganar: el exentrenador Pepu Hernández. Pero todo aficionado al deporte (y a la política) sabe que no hay victoria sin un buen equipo. Mercedes González es la número 2 en la lista madrileña del partido en la capital. Durante cuatro años se ha encargado de la portavocía adjunta y de la de Desarrollo Urbano Sostenible, una de las áreas más polémicas de la legislatura en la que Ahora Madrid ha gobernado en el consistorio. 

En plena campaña, el descanso sabatino no existe. Los resultados de las elecciones generales en la capital apuntaban a que la derecha puede sumar para alcanzar el ayuntamiento. Por eso, hay que pelearlo y eso se concreta en una agenda frenética. Tras acudir a la presentación del Programa Electoral del PSOE para los 21 distritos de Madrid en Usera, reserva un hueco el sábado por la tarde para charlar con cuartopoder.es. Sin rehuir ninguna pregunta, contesta de manera directa y clara sobre la última legislatura: «El PSOE cometió un error, no entrar en el gobierno».

— Viendo los resultados de las elecciones del 28-A, parece que la competición está muy ajustada entre los bloques izquierda-derecha en el Ayuntamiento de Madrid, ¿les preocupa que el electorado progresista pueda desmovilizarse?

Publicidad

«Sería dramático que la ultraderecha pudiera formar parte del  gobierno de Madrid»

Nos preocupa muchísimo. Es la clave. Si vemos los resultados del 28-A, hay un dato muy bueno, que esperamos revalidar: el PSOE en Madrid ciudad obtuvo 500.000 votos. La suma de las izquierdas está en 800.000 y la de las derechas y la extrema derecha son 900.000. Esto no está ganado, la clave está en la movilización de la gente. La gente tiene que saber que o gobiernan las dos derechas con la ultraderecha o gobierna la izquierda. Si el 28-A España dio el mensaje de que no quiere una involución, sino progreso y futuro, esperamos que Madrid no se convierta en la ciudad que da un paso atrás. Queremos que la izquierda se movilice, salga a votar y pare a la ultraderecha. Sería absolutamente dramático que la ultraderecha pudiera formar parte de un gobierno en la ciudad de Madrid o condicionarlo.

— Viendo el CIS parece bastante claro que las izquierdas tienen que gobernar juntas, ¿que se revalide un gobierno progresista en Madrid pasa por un ejecutivo de coalición?

El candidato lo ha dicho y yo he sido concejala estos cuatro años y lo puedo decir. El PSOE cometió un error: no entrar en el gobierno. El ejecutivo de Carmena ha tenido un fallo muy importante de gestión, eso lo podría haber aportado el PSOE. Creo que hubiera sido una buena combinación, le hubiéramos dado eso que le faltaba a Ahora Madrid. En las derechas también parece claro: no va a haber un gobierno monocolor en el Ayuntamiento de Madrid, habrá un gobierno coral y esperemos que sea de izquierdas.

— El CIS les da un aumento importante de votos, ¿a qué lo atribuye?¿hay un efecto Sánchez o también cuentan otros factores?

Hay una mezcla. Yo apoyé a Pedro Sánchez en las primarias y es mi referente desde hace muchos años. Me alegro mucho de que los españoles y los madrileños se hayan dado cuenta de que es un gran líder, pero también hay un efecto Pepu. La elección de Pepu Hernández, que se corroboró en las primarias con un resultado muy importante por parte de los militantes, generó ilusión en la militancia. Viene [al partido] alguien distinto, alguien de fuera, que ha ganado todo en su vida privada y ha sido un referente. Y eso se plasma en la sociedad. Desde enero estamos trabajando juntos. Es una persona que no le cae mal a nadie y muchos ciudadanos le identifican con uno de los mejores momentos de su vida. Le ha dado un plus a la marca PSOE.

— El otro día oíamos al candidato del PP, Martínez-Almeida, llamarle paracaidista, ¿le ha costado quitarse ese sambenito?

Que se lo diga Almeida, que es el más aparatichi de los partidos… Almeida es lo que la gente no quiere. Se ha criado en un partido y ha crecido en él y a la sombra de uno de los personajes más indignos como es Esperanza Aguirre. Que intente dar patadas en la espinilla a Pepu Hernández no tiene ninguna trascendencia.

— Las urnas también resolverán la batalla entre las derechas, ¿quién cree usted que liderará la oposición?

Creo que será el PP. Tengo enormes diferencias ideológicas con José Luis Martínez Almeida, pero entre él y Villacís hay un abismo.

—Hablemos de propuestas municipales. Ustedes se están centrando mucho en las diferencias entre norte/sur, ¿qué propuestas tienen para acabar con ella?

Es nuestra idea central de campaña. Pepu ha dado el paso para que la ciudad sea más igualitaria. Los distritos del sureste están marcados por una línea de desigualdad. Los indicadores lo dicen. Los niños de estas zonas que nacen hoy tienen de dos a tres años menos de esperanza de vida que los niños de Barajas, de Chamartín o de Fuencarral. Tienen más obesidad, abandono escolar, menos dotaciones… Es una realidad. Nosotros vamos a hacer un área de gobierno de reequilibrio territorial para demostrar nuestra apuesta por el sureste de la ciudad y estos ocho distritos, que están castigados por esa línea de la desigualdad, que son fruto de 26 años de gobierno de la derecha.

La derecha ha consolidado un modelo de ciudad. En el norte están las grandes operaciones financieras, lo rico, y en el sur están las instalaciones de desecho: incineradoras, depuradoras… También están los polígonos industriales que se hicieron para servir a la ciudad. Ahora no sirven y su población se ha convertido en excedentes. El sur son ocho distritos donde nunca pasa nada. Siempre está todo en el centro. El Gobierno de Ahora Madrid ha cometido el mismo error del PP y ha puesto todo en el centro. Ha hecho la ampliación de aceras en Gran vía, la reforma de Plaza de España o Madrid Central. En vez de mirar al sur, que es donde teníamos que mirar, ha mirado al centro.

— En programa también llevan completar la remunicipalización de la M-30, ¿van a remunicipalizar más servicios? ¿cuáles?

Los deportivos que se puedan. Hay instalaciones deportivas que están siendo gestionadas por empresas y nuestro objetivo es, cuando se cumplan los contratos, que sean gestionadas desde lo público. Calle 30 está hecho desde el dictamen de la comisión de investigación. Estamos pagando mucho más dinero por Calle 30 de lo que lo correspondería desde el punto de vista de la gestión entéramente pública y se lo estamos pagando a las empresas que hicieron esa obra faraónica.

— La limpieza es la principal preocupación de los madrileños, ¿cómo se ha llegado a esto y qué proponen para solucionarlo?

Este lunes presentaremos nuestra propuesta. Lo que ha pasado en esta ciudad tiene su origen en un contrato del PP de 2013, que sacó 2.000 empleados de las calles y llevó a cabo una reducción del presupuesto brutal. Cuando llegó Ahora Madrid, no rompió esos contratos ni intentó negociar con las empresas para que fueran reformados. Cuando concluyan en 2021, haremos unos pliegos de condiciones con unos nuevos contratos. Ese servicio no lo vamos a municipalizar, pero estos nuevos pliegos estarán más centrados en dar mejor servicio a la ciudad que a los beneficios de las empresas, que es lo que hizo Ana Botella. Prometemos contratos de limpieza que recuperen un Madrid limpio.

— Volviendo al CIS. Hay una tercera opción de izquierdas, que es Madrid en Pie, ¿les preocupa que esa división de la izquierda alternativa y la posibilidad de que no obtenga representación haga que no se mantenga el Ayuntamiento progresista?

Muchísimo. Madrid en Pie es una ruptura que se produce dentro del gobierno de Ahora Madrid. Se produce por desencuentros gravísimos y sistemáticos en políticas de urbanismo. Yo he sido la portavoz del PSOE en esta materia. Han votado más veces con nosotros que con su propio grupo. De ahí surge la escisión. Es uno de los agujeros negros que ha tenido Manuela. No ha sabido dirigir un equipo. Si esos votos no dan y se van por el sumidero y nos impiden gobernar la ciudad, será una irresponsabilidad tremenda de Carmena.

— Por lo que veo se lo achaca a Carmena.

«Si Carmena hubiera hecho un gobierno de izquierdas, Sánchez Mato seguiría en él»

Por supuesto, son hijos suyos. Si Manuela hubiera hecho un gobierno de izquierdas en la ciudad de Madrid, Sánchez Mato seguiría en el gobierno.

— Usted es responsable de urbanismo, una cartera que ha generado algunas polémicas como la de la Operación Chamartín, ¿cómo valora la gestión de Carmena en este área?

Es una continuación absoluta del PP. Ha votado más veces con el PP en urbanismo que con nosotros. Es una absoluta decepción. Es la clave para que una serie de concejales se hayan desligado de ella. Y otros han votado por disciplina y con la nariz tapada. La lista de los mejores, como ella la llama, es la lista de los obedientes.

—El votante progresista que esté dudando entre votar a Ahora Madrid o al PSOE, ¿qué razones tiene para votar a Pepu Hernández?

Tenemos experiencia de gestión. Hemos demostrado que hacemos una apuesta para gobernar y Pepu sabe hacer equipos y sabe llevarlos a la gloria. El PSOE tiene el bagaje de saber llevar un ayuntamiento y gestionarlo. No somos una plataforma, ni un grupo de amigos, ni algo construido entorno a una persona, desde un punto de vista mesiánico. No somos eso. Somos un partido político y creo que los españoles nos han refrendado en las urnas. La misma oportunidad que le han dado a Pedro Sánchez, me gustaría que se la dieran a Pepu Hernández para que demostrara que puede gobernar y hacer un mejor Madrid.