Sánchez pierde su apuesta personal con Pepu Hernández en Madrid

2

Durante la noche del 26 de mayo, el PSOE firmó una victoria rotunda en el mapa electoral español. Sin embargo, fue un triunfo con mácula en el centro. La derecha recuperó el Ayuntamiento de Madrid gracias a que PP, Ciudadanos y Vox sumaron más que Más Madrid y los socialistas. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hizo una apuesta personal colocando al exentrenador Pepu Hernández como candidato al consistorio que, a la luz de los resultados, parece haber perdido.

Los socialistas confiaban en mejorar resultados gracias al 'efecto Sánchez' y a que Pepu Hernández tenía una imagen amable y asociada a los éxitos deportivos que, en ningún caso, parecía restar. Sin embargo, en la capital, los socialistas han perdido un escaño, pasando de las 9 a las 8 actas.

Los resultados de 2015 ya supusieron un descalabro, pero en 2019 firman un resultado peor que ha tenido como consecuencia, además, que la izquierda no sume para mantener un gobierno progresista en el Ayuntamiento.

Publicidad

Madrid era una plaza difícil para el socialismo. De hecho, a Pedro Sánchez le costó encontrar a alguien que quisiera competir bajo las siglas socialistas. Por las quinielas de los periódicos pasaron varios candidatos que acabaron por rechazar esa posibilidad, desde el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, hasta el exministro Alfredo Pérez Rubalcaba, que falleció hace unas semanas. Finalmente, la responsabilidad recayó sobre Pepu Hernández, cuyo nombre se dio a conocer el pasado enero.

El inesperado candidato fue una sorpresa tanto fuera como dentro del partido. Sánchez elegía para una de sus plazas más complicadas a una figura mediática sin carnet ni experiencia en gestión pública. Los equipos de comunicación tuvieron que 'construir' un líder político desde 0 y en tiempo récord. Primero, se enfrentó a unas primarias internas que sirvieron de entrenamiento, para aterrizar a este "paracaidista" en las agrupaciones y sobre todo, para legitimarle dentro del partido.

Sin embargo, los casi seis meses no han servido para que Pepu Hernández imprimiese su estrella ganadora a su nuevo rol político. Sus intervenciones iban destinadas a seguir la estrategia con la que el PSOE ganó las elecciones generales y a no salirse del guion, tanto, que era frecuente verle leer en los debates con sus contrincantes.

A pesar de que durante la campaña electoral, Sánchez se ha batido el cobre en la capital, organizando varios actos, incluido el cierre, no ha sido suficiente.

 

2 Comments
  1. Florentino del amo antolin says

    Después de la tempestad viene la calma «chicha» y entre pausa y empujón vienen las reflexiones, esa forma crítica de un ex militante clandestino. La culpa, no la tiene «el Pepu», sino quienes restan la fuerza de las decisiones en su militancia; dando protagonismo al Pepu quitando a la militancia y subordinando decisiones propias de estos. La ratonera en los dos frentes, ( Comunidad y Ayuntamiento ) bien secundada por las encuestas, pero necesitando una ayuda descompuesta, divisiones, traiciones y ególatras perennes… ¡ Aquí, hay trampa !. Todo un desmonte de la herramienta del cambio, que más que otra cosa han partido los que querían hacer los medios mediáticos… ¡ destruir Podemos !. Se les pide, o se pide a Iglesias que dimita por estos resultados… ¡ Vamos, que el inclito padre Iglesias debiera salir con alguna oreja cortada, por mamón !. ¿ Se sabe algo de las cloacas y sus miembros ?. Demasiadas coincidencias, en un largo periodo electoral. ¡ que están desaparecidos Garzón, e Iglesias !… Encima de no investigar, quienes tuercen las vidas de los demás líderes políticos, ni comisiones para determinar responsabilidades políticas; ni más, ni menos piden la cabeza. No, del traidor que partió el Partido y se llevó una parte de frescura ( el 30 % ) de la herramienta de Podemos, aceptando el señuelo de ser y servir a la división, confrontación, y en definitiva colocar en balcones tu efigie: «Se busca»… Y después del fracaso, ni hacen autocrítica; buscando otro efecto por encargo, te dicen que esa es la manera de hacer la mejor política… ¡ Que Podemos haga autocrítica de los resultados !. Errejón, ¿ Te votó Bescansa ?… Te podrás vestir de «pichi» y Carmena de «chulapa», pero de incógnito ya no podrás seguir, ni tener doble militancia… ¡ Una falta de coherencia, y exceso de protagonismo !.

  2. Juanito says

    Por un lado, el Pepu es más soso que un plato de almortas
    ..
    Por otro hace falta ser un tanto ramplocete para aceptar la propuesta del fraudulento Doctor Sánchez como cabeza del PSOE en las municipales de Madrid, después de que dicho fraudulento Doctor manifestara su preferencia y apoyo por la Carmena. (EN LUGAR DE QUEMAR UNO DE CASA, QUEMÓ A UN «CÁNDIDO» FORASTERO

    y Por otro, según OK. Diario, el Pepu también era corrupto. Pero esto en el cuchitril del Doctor Sánchez parece poco importante: ¡Son tantos!

Leave A Reply

Your email address will not be published.