El fallo de ‘La Manada’ marca una interpretación “más avanzada” de la violación

  • El tribunal también avisa de que la correcta calificación "hubiera sido considerar a los acusados autores y partícipes de una pluralidad de delitos de agresión sexual"
  • Ya ha habido otros fallos en los que el Supremo ha rectificado sentencias que calificaban como abuso lo que eran violaciones

0

La sentencia del caso de 'La Manada' es histórica, pero no pionera. El pasado abril, el Tribunal Supremo calificó como agresión sexual una sentencia por abuso que provenía del Tribunal Superior de Justicia de Navarra sobre un hombre que violó a una mujer en un bar de Altsasu. Un mes después, también corrigió la tipificación de otro caso de Asturias. Ambos fueron precedentes del fallo que este viernes ha publicado el Supremo y que ha elevado de nueve a 15 años la condena a los cinco acusados por una violación de los sanfermines 2016.

En el caso de la violación de San Fermín no había un agresor, había cinco. Además, los acusados grabaron los hechos con el móvil y se jactaron. En opinión de Esther Castañeda, magistrada y miembro de Juezas y Jueces para la Democracia, el Supremo ofrece una interpretación más "avanzada" y acorde con la nueva realidad que la que hizo la Audiencia de Navarra, que "se había quedado atrás": "Antes la agresión se daba por la fuerza, ahora se está haciendo por grupos en un contexto de mayor libertad sexual". La portavoz recuerda que las violaciones en grupo no son "casos aislados" y se adentra en el quid de la cuestión: el concepto de "intimidación" que el artículo 178 del Código Penal exige, junto a la violencia, para diferenciar una agresión sexual de un abuso.

Para las mujeres que salían a la calle a protestar, el hecho de que cinco hombres forzaran a una joven ya es por sí mismo una circunstancia intimidatoria, pero los abogados en la sala tienen que probarlo: "El Supremo ya había dicho en otras ocasiones que había agresión y no abuso cuando no se ejercía más violencia [sobre la víctima] porque no era necesaria. No se le puede pedir a la víctima que ponga en riesgo su integridad física", explica la presidenta de la Asociación de Mujeres Juristas Themis, María Ángeles Jaime de Pablo.

Publicidad

Esta última decisión convierte en doctrina "reiterada" esta interpretación y también devuelve a la justicia su credibilidad, demostrando que la propia estructura judicial tiene mecanismos para corregir sus errores: "Creo que va a aportar tranquilidad", asegura Castañeda.

¿Es necesaria una modificación del Código Penal?

La relevancia mediática de la sentencia de 'La Manada' hizo que el debate se trasladara a la sociedad y al ámbito político. Que esta sentencia siente jurisprudencia es importante porque se convierte en una fuente de derecho y los jueces pueden acudir a ella para interpretar la ley. En medio del debate público, el PSOE propuso modificar el Código Penal para clarificar este concepto. Las expertas aquí opinan divididas: "Servía porque había un vacío en un concepto y ya ha sido llenado", responde Castañeda.  

Carla Vallejo, de la Asociación de Mujeres Juezas de España (AMJE), cree que sigue siendo totalmente necesario, ya que el Código Penal distingue entre el abuso y la agresión: "Se ha puesto de manifiesto que toda relación con penetración no consentida, con independencia de los medios a través de los cuales se consiga, es una violación". El resto, para la portavoz, deben ser agravantes y no modificar la tipificación. La jueza apunta a que esto no significa que se tengan que modificar las penas de cárcel pero sí alude a la importancia de que se afine la precisión terminológica: "Al final eres una víctima del delito que se declara y hay que reconocer lo que a una persona le ha pasado para poder superarlo".

La experta también apunta a una circunstancia señalada por el Supremo en el comunicado publicado y que cree que tendrá desarrollo. El tribunal apuntaba a que la correcta calificación del delito "hubiera sido considerar a los acusados autores y partícipes de una pluralidad de delitos de agresión sexual", que les hace culpables no de una violación, sino de varias. Sin embargo, esto no se ha materializado porque las acusaciones no lo habían solicitado en sus recursos. En ese caso, la pena hubiera sido mucho más alta.

Más lecturas más allá del delito

Sin embargo, es probable que la sentencia de La Manada pase al imaginario colectivo por otros aspectos que van mucho más allá del debate jurídico. "Se ha construido un imaginario colectivo masculino que difunde los mitos de siempre y que iguala sexualidad femenina con pasividad y sumisión", explica Jaime de Pablo, en referencia a otro de los grandes debates en los últimos meses: la influencia del porno en las relaciones sexuales y la "naturalización" de las violaciones en grupo. Los gestos de la víctima o el hecho de que no dijera explícitamente "no" han sido materia de todo tipo de comentario. El fallo viene a consolidar una de las reivindicaciones de las movilizaciones feministas. Ya no basta con un "no es no" ahora "si no hay un sí, es un no".

La experta cree que esta sentencia también ha permitido "desterrar" definitivamente la honestidad  "como bien jurídico a proteger". Hace décadas que desapareció del Código Penal español, pero sus valores han seguido operando en la sociedad en forma de justificaciones, ya sea por la forma de vestir de la mujer, por ir sola o por su comportamiento antes de una agresión. La experta recuerda que en el juicio, la defensa quiso utilizar las fotografías de las redes sociales de la víctima. En una de ellas, se mostraba una camiseta en la que ponía 'Hagas lo que hagas, quítate las bragas'. La presidenta de Themis cree que la condena y el rechazo social que provocó han demostrado que, por fin, está desapareciendo ese concepto de honra del imaginario colectivo a la hora de retratar a las mujeres.

Castañedo también pone el foco en que la sentencia "está dictada por especialistas" que conocen bien la materia. En la misma línea camina la presidenta de Themis, que recalca la importancia de la formación de jueces y fiscales en perspectiva de género y destaca el papel "impecable" de la Fiscalía en la vista del viernes. 15 años de sensibilización y conocimiento sobre la violencia machista empieza a dar sus frutos (también) en el cuerpo judicial.

La energía que renueva los pueblos

Leave A Reply

Your email address will not be published.