Sánchez fracasa en la primera votación de su investidura

1

Una oferta que no convence a su socio preferente, Unidas Podemos, unas negociaciones vagas o inexistentes con el resto de grupos, un discurso que no solo no seduce sino que incomoda y súplicas a los partidos de la derecha para se abstengan. Esos han sido los ingredientes del fracaso de la primera votación de la investidura de Pedro Sánchez, en la que el aspirante a nuevo presidente del gobierno necesitaba una mayoría absoluta de la que ni siquiera ha estado cerca. Solo ha conseguido el 'sí de los 123 diputados socialistas y del representante del partido cántabro.

La votación se ha saldado con 124 'síes', 52 abstenciones y 170 'noes'. Finalmente, Unidas Podemos ha decidido abstenerse como "un gesto más para seguir facilitando las negociaciones". Lo mismo han hecho Compromís, PNV y Bildu. Mientras, PP, Ciudadanos, Vox, ERC y JxCat y Coalición Canaria (CC) han votado "no". La anécdota ha sido que la portavoz parlamentaria de Unidas Podemos, Irene Montero, ha votado "no" de manera telemática. Los morados han decidido abstenerse a última hora, pero la dirigente morada ha tenido que emitir su voto horas antes.

Era más que previsible que la votación de hoy no saliera adelante. El jueves, Sánchez tendrá una nueva oportunidad con una exigencia menor: necesitará mayoría simple, más síes que noes. Por delante, 48 horas para negociar. Sánchez apostó por una estrategia arriesgada que, por el momento, no ha dado frutos. Tras meses después de las elecciones del 28 de abril, llegó sin los apoyos cerrados a la sesión de investidura, con el único "sí" asegurado de los Partido Regionalista de Cantabria (PRC).

Publicidad

Inacción negociadora

Con solo 123 diputados, el PSOE tiene que hacer muchos esfuerzos negociadores para seducir a Unidas Podemos y a otros grupos parlamentarios minoritarios que, con su ‘sí’ o su abstención le permitieran sumar más que PP, Ciudadanos y Vox, que votarán en contra. Sin embargo, la inacción de los socialistas ha sido una de las principales quejas del resto de partidos, al menos en esta primera fase. Un año después, el presidente no ha sido capaz de mantener ni siquiera la confianza de las formaciones que hicieron posible la moción de censura.

“Ni siquiera nos han llamado en las últimas dos semanas”, desvelaba este martes en su turno de palabra, Aitor Esteban, portavoz del PNV, sobre la falta de una negociación estable y de primer nivel con los de Sánchez. El PSOE también se ha negado a hacer cesiones con ERC, a pesar de que sí ha habido reuniones entre Rufián y Lastra. Eso sí, durante la sesión de investidura tanto Sánchez como la portavoz del grupo parlamentario socialista han agradecido reiteradamente el tono del portavoz. De Compromís, con quien también se han reunido, solo tenían asegurada la abstención.

La única oferta en firme que hacía Sánchez a estos grupos ha sido, pues, abstenerse por responsabilidad. La única motivación, no votar “no” junto a las derechas. El resultado ha sido que solo los diputados socialistas y los cántabros han votado "sí" a la propuesta de Sánchez como presidente del Gobierno.  

Tensión con su socio “preferente”

Este martes, el tono del discurso de Pedro Sánchez ha sido visiblemente más relajado, después de que en la tarde del lunes protagonizase un tenso cara a cara con el líder de Unidas Podemos, su “socio” preferente. Los partidos han rebajado el tono público, aunque los socialistas no oculten su malestar por la indiscreción de Iglesias, que “complica” el diálogo. Como prueba dialéctica de mano tendida, el discurso de la portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, mucho más conciliadora y recordando que el PSOE está abierto al gobierno de coalición, en un intento de allanar el camino a las negociaciones. 

Unas horas antes de la última intervención de Lastra y de Sánchez. La vicepresidenta, Carmen Calvo, había salido al patio del Congreso para dar (pocas) pistas sobre el estallido en las conversaciones del día anterior. Aclaró que el lunes habló con Echenique "veinte minutos antes del inicio del discurso del presidente del Gobierno" para conocer la opinión de los morados sobre la última oferta del PSOE y que se encontró con que querían volver “a la posición inicial”. Aún así, los socialistas no revelan cuál es esa oferta y solo dejan caer que concedieron una vicepresidencia social a Irene Montero.

Tras esa llamada del lunes, el presidente del Gobierno se subió a la tribuna para dar su discurso de investidura, en el que solo mencionó a Unidos Podemos al final. El monólogo inicial no solo no sedujo a los parlamentarios de otras formaciones, sino que además levantó ampollas, como se pudo ver en las intervenciones del resto de partidos.

El parlamento posterior de Iglesias el lunes fue una escenificación de la tensa marcha de las negociaciones. El líder morado acusó al PSOE de ofrecerles una presencia “decorativa”. Sánchez, por su parte, abrió la puerta a que la negociación del gobierno de coalición fracasase, avisando de que hay “múltiples opciones” entre el ejecutivo compartido y el “no”, como un acuerdo de investidura.

El miércoles a las 10.30, el PSOE ha convocado a su Ejecutiva para analizar la situación política.

1 Comment
  1. florentino del Amo Antolin says

    Lo del PsoE no son declaraciones de indiscreción, solo manejan los medios y los espías; ¿quienes sino hacen declaraciones institucionales «fuera del hemiciclo», cuando todavía están en el turno de palabra sus posibles socios; Sara esto no es «salsa rosa», como no sea por el desteñido del «rojo» PsoE. Este partido ha hecho muchas cosas decentes… ¡ Pero las indecencias las debemos sufrir tod@s, hasta los Congresistas; así que los mortales: Becarios, pensionistas, asalariados comunes estamos en guardia permanente… ¡ para que no nos vuelvan a tomar el mismo pelo, un poquito más abajo del monte de venus y el punto «G» !. No hemos visto altura de miras, solo leemos ciertas intenciones plasmadas en: «España (una y no cincuenta y una ) Avanza»… se desconoce la trayectoria, pues retroceder para atrás, lo consideran de izquierdas, socialistas de lo más normal; como pedir ayuda alas derechas ultras y extremas. Y vetos a los que te ayudaron en el: ¡ No, es no !, con el tancredo Rajoy. La discreción, de este PsoE deja mucho que desear; tienen la piel muy fina y el silencio solo lo puede romper… la COE, banca, medios fácticos afines, la monarquía, barones, y aquellos 60 principales de las puertas giratorias; Sánchez, ¿ para qué quieres más enemigos, que los barones ?. Algunos tienen doble nacionalidad, cuando otros están en la cárcel, por querer tener solo la suya y si pudiesen tener dos igual coincidían con los de: España Avanza !. La doble Nacionalidad también está recogida ( por separado) en la carta magna de la transación y traslación derivadas de aquél régimen sanguinario involucionista. Que cuanto antes nos traslademos al estadio de verdadera democracia… ¡ El pueblo recuperará el derecho soberano y las decisiones serán reales, translúcidas y compartidas !. Sara, se abre un nuevo espacio, que puede ser la solución a las trincheras existentes… ¡ Llenar de nuevos contenidos, antes que hacer, capillitas políticas de partido. Estamos en ello… Silencio !.

Leave A Reply

Your email address will not be published.