Cinco pistas en cinco frases sobre la estrategia del PSOE en un mes decisivo

  • Este martes, Pedro Sánchez presentará su propuesta de programa progresista con más de 300 medidas

1

Tic, tac, tic, tac, tic, tac. Esta vez no es el reloj del famoso eslogan de Podemos el que suena en 2019. Es la cuenta atrás hacia unas nuevas elecciones generales en España. Aún quedan 20 días para que el PSOE inicie las negociaciones y logre atar los apoyos que permitan una investidura o, por el contrario, firme una de sus maniobras de alto riesgo y se juegue su permanencia en Moncloa con unos nuevos comicios. Agosto basculó entre la pasividad en la negociación y las declaraciones que ponían de manifiesto la tensión entre PSOE y Unidas Podemos. Esta semana es decisiva para descubrir la estrategia del PSOE. Es decir, para saber si los socialistas abren conversaciones con intenciones pactistas o continúan con los fuegos de artificio para distraer a la opinión pública hasta que se firme una nueva cita electoral.

Por el momento, los socialistas han decidido entrar fuerte en septiembre. El lunes, el partido celebró su Ejecutiva para aprobar el documento programático con más de 300 propuestas, que el partido presentará en un evento este martes. Hasta tres cargos de la dirección del partido (Carmen Calvo, José Luis Ábalos y Cristina Narbona) realizaron esa mañana intervenciones en distintos medios.

Sánchez estos días con PNV y PRC y este miércoles, Adriana Lastra y José Luis Ábalos se verán también con ERC en el Congreso. El propio Ábalos explicó el lunes que también se iniciarán los contactos con los equipos negociadores de Unidas Podemos y  después se verán los líderes. Aún así, el ambiente es ya pre-electoral.

Publicidad

Sin embargo, la inflación comunicativa deja pocas certezas. El lenguaje de los dirigentes del PSOE es de las pocas acciones que deja rastro sobre la estrategia que seguirán los socialistas durante este mes. Aquí van cinco ideas resumidas en cinco frases.

Pedro Sánchez: "Ni coalición, ni elecciones, hay una tercería vía: un programa común progresista"

Es la afirmación con la que Pedro Sánchez inauguraba el tour mediático de su partido esta semana. El presidente pronunciaba esta frase que se convirtió en titular en una entrevista en El País, en la que habla de "una opción diferente a la planteada inicialmente por el Partido Socialista y por Unidas Podemos".

Aún así, los socialistas no han concretado aún cuál es la diferencia entre su propuesta actual y el gobierno monocolor con apoyo parlamentario externo que fue su primera opción, aunque en julio las negociaciones con los morados les empujasen a hablar de coalición. En principio, los socialistas buscarían un pacto para la investidura o, incluso, para la legislatura con los morados sin que los de Iglesias se sienten en el Consejo de Ministros. Las fórmulas pueden ser varias, pero deben garantizar estabilidad. En su propuesta de junio, los socialistas ofrecieron tres grados de cooperación: de contenidos, parlamentaria e institucional. Las dos primeras están sobre la mesa este septiembre.

En los próximos días se esclarecerá, por tanto, si es una propuesta novedosa o un simple artificio para mantener viva la atención mediática y se corresponde con los esquemas que ya se vieron en la negociación de julio. Tampoco se ha concretado cuál sería el mecanismo para controlar el cumplimiento de un futuro "programa progresista". En las anteriores negociaciones, los socialistas ofrecieron una "comisión de seguimiento".

Ábalos: "El que te garantiza el cumplimiento del acuerdo es el Parlamento"

Si en julio fue Unidas Podemos el que consiguió arrastrar al PSOE a la negociación de un gobierno de coalición. En esta ocasión, son los socialistas los que quieren llevar las tensiones que genera la pluralidad política al Congreso y evitar que se produzcan en el Consejo de Ministros.

Para descalificar esa idea de gobierno "un poco extraña" de Unidas Podemos en la que el control del cumplimiento de un programa se ejerce dentro del Ejecutivo, Ábalos ha intentado llevar el protagonismo hacia el Congreso: "El que te garantiza el cumplimiento del acuerdo es el Parlamento, a través de la aprobación de esas propuestas y de la sesión de control".

Esta idea  va destinada a reforzar el planteamiento inicial del PSOE: un gobierno en solitario con acuerdos con UP. Además, Ábalos ha recordado que las cortes seguirán siendo fundamentales para aprobar grandes reformas, ya que entre las dos formaciones no consiguen mayoría absoluta y la acción de los partidos minoritarios seguirá siendo influyente.

Carmen Calvo: "La izquierda minoritaria se ha encargado durante este tiempo de insistir sobre unas propuestas absolutamente inasumibles"

En apenas unos meses, Unidas Podemos ha pasado de ser un "socio preferente" a "la izquierda minoritaria" para el PSOE. Así se expresó la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, en una entrevista en TVE este lunes, en la que insistió en que "no merece la pena cualquier gobierno que no va a funcionar de cualquier forma".

El antónimo de "minoritaria" es "mayoritaria", el adjetivo que se arroga el PSOE, el partido vencedor de las elecciones, que lleva meses espoleando la idea de que esta formación de 140 años es la "izquierda de gobierno". Este clima de competición entre las dos izquierdas sumada a la desconfianza que los socialistas acentúan en cada declaración sugiere un escenario de rivalidad más que de negociación.

Ábalos: "La prioridad ahora es el qué"

Otra de las estrategias del PSOE será mostrar una lista de propuestas progresistas negociables que, de no salir adelante el gobierno, constituirían también un menú atractivo para presentar en una nueva campaña electoral. No se trata solo de mostrar lo hecho en este año de Gobierno, sino además, destacar lo que no se ha podido hacer.

Por eso, el PSOE insiste en que hay que discutir de propuestas y no de estructura de Gobierno. Los socialistas no quieren hablar de cómo se reparte el poder, el debate que le interesa a los de Iglesias.

Carmen Calvo: "El rey no ha hecho las consultas, nadie tiene el encargo"

En la citada entrevista, Carmen Calvo lo advirtió. Pedro Sánchez ya no es el candidato a la presidencia del Gobierno, después de que en julio su investidura no saliera adelante. Por tanto, la presión se rebaja para el PSOE y las culpas se reparten con las formaciones de la oposición, que no son capaces ni de desbloquear la situación con una alternativa, ni de apoyar al candidato más votado en las elecciones: "Que asuma cada uno su responsabilidad".

En cualquier caso, Calvo ha dejado claro que Sánchez no se arriesgará a otra investidura fallida "si las cifras de los escaños no dan para investir al presidente en funciones". Aún así, la vicepresidenta cree que "los ciudadanos van a tomar nota de qué ha hecho cada quien".

1 Comment
  1. florentino del Amo Antolin says

    La nota del PsoE, ya la tiene adjudicada, no por lo que dicen los medios mediáticos perfumadores del olor de cloacas; tienen el relato pactado, se le nota al Secretario Sánchez al desgranar sus trescientas posibles ofertas en papel mojado. Está tampoco convencido de lo que «lee», que da pena que este personaje pudiese dirigir algo; sencillamente no es creíble. Bien por sus asesores, o también por esos compromisos adquiridos fuera de: «la honradez y la firmeza», están descarrilando las inteligencias de militantes, de personas de bién y de la oposición transversal de Unidas Podemos. Esas cosas de humillaciones tan absurdas en vetos a el colaborador Iglesias, cuando es un personaje incisivo, de clase, leal (hasta con los que le ofenden); que dice lo que hace, y hace lo que dice. De estar perseguido, él y algunos fundadores por los aparatos judiciales económicos y recibir esas «300 ocurrencias fatuas», después de enterarse por la prensa este «socio preferente». De un cinismo insultante, repetitivo
    nada constructivo… ¡ Son tantos los incumplimientos, que ya da lo mismo lo que diga Iván Redondo, Sánchez y los poderes que manejan la marioneta nacional !.
    Con la «Operación Chamartín» aprobada, por aquellos que eran, ladrones, prevaricadores… Y con la inestimable ayuda de : PsoE, Más Madrid (para construir), PP+C´S+VoX; han conseguido blanquear un proyecto franquista y sumar más mierdas por las que luchar, para erradicar.
    Ya colocaron a Carmena en la SER, Iñigo Perón tendrá el aval para debilitar a la izquierda; sin darse de cuenta, que el papel de limpiarse el culo lo suelen tirar por la taza del Water. Como esas 300 propuestas y las anteriores filfas para crédulos, irán al desagüe y por esos mismos conductos de cloacas reales… ¡ A la cara de los vendidos sociales !. https://uploads.disquscdn.com/images/a52361acec64dd22d46f60a23b2945b4ee2c5608a640137b52c242fbd391bf1d.jpg

Leave A Reply

Your email address will not be published.