Sánchez ofrece a Podemos “altas responsabilidades”, pero sin coalición de gobierno

0

Un programa común, mecanismos de control y garantías de cumplimiento y un acuerdo de gobernanza en el que Unidas Podemos no se siente en el Consejo de Ministros, pero sí tenga "altas responsabilidades" en la Administración a través de otros organismos. Esa es la "tercera vía" que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, le ofrece a los de Pablo Iglesias para comenzar a negociar un nuevo intento de investidura. El presidente del Gobierno en funciones así lo ha expresado en la presentación de su Propuesta abierta para un programa común progresista" en la Estación de Chamartín (Madrid). Eso sí, ha dejado claro que no habrá gobierno de coalición ante las "diferencias profundas" con los morados. Ambos equipos de negociación se verán el próximo jueves día 5.

La escenografía de la presentación recordaba a un mitín. Dedicó una parte gruesa parte de su intervención a relatar cómo han llegado hasta aquí y una segunda parte a las propuestas y a la nueva oferta para Unidas Podemos. También había una inscripción (casi a modo de eslogan) en un lateral del escenario: "Por un gobierno progresista".

"No queremos votos gratis en nuestra investidura", ha declarado el presidente tras lanzar su oferta, estructurada en tres ejes: un pacto programático, un riguroso sistema de garantías y "un acuerdo de gobernanza", donde Unidas Podemos puede tener "altas responsabilidades" en otros organismos del Estado sin sentarse en el Consejo de Ministros.

Publicidad

Si el problema es la confianza, Sánchez propone "crearla", pero además, oferta sistemas de control: una oficina de cumplimiento dependiente del Ministerio de Hacienda, comisiones en el Congreso y Senado para verificar y actualizar el acuerdo y un "mecanismo de verificación" para que la sociedad civil también participe.

Un no a la coalición

"El PSOE ni impone ni humilla a nadie defendiendo su visión sobre un gobierno", se defendía Sánchez sobre las últimas declaraciones de Iglesias. El objetivo de esta nueva oferta es disipar la posibilidad de un gobierno de coalición y desviar el debate hacia un gobierno socialista con apoyo externo de UP, a semejanza de otros país como Portugal o Dinamarca.

De hecho, el presidente ha comenzado su discurso agradeciendo la "cooperación" de los morados tras la moción de censura, una colaboración que cree que se puede repetir aunque la correlación de fuerzas haya cambiado a favor del PSOE. Los reproches a los de Iglesias han llegado después de que el 28 de abril apareciera en la cronología del relato del presidente, acusando a Iglesias de querer componer un ejecutivo caracterizado por el "desgobierno", "basado en la deunión" y con "compartimentos estancos".

Catalunya, en el centro

Si en otros documentos el PSOE apenas mencionaba la situación catalana, tanto en su nueva propuesta como en su discurso ha entrado de lleno en la cuestión. De hecho, ha recordado que fueron los independentistas junto a la derecha parlamentaria los que tumbaron unos presupuestos acordados por las izquierdas estatales. Ante un otoño que se presenta caliente, con la Diada y la sentencia del Procés a las puertas, Sánchez cree que "España necesita un Gobierno progresista no condicionado" por las fuerzas nacionalistas catalanas.

De hecho, no ha dudado en señalar que Catalunya hubiera sido el primer gran examen de ese gobierno en coalición, que no hubiera sobrevivido a "la crisis territorial".

En esta ocasión, el PSOE dedica un capítulo entero a hablar de la estructura territorial. Promete avanzar hacia "un modelo de Estado integrador", pero lanza la advertencia de que "en ese modelo no tiene cabida un referéndum de autodeterminación que el TC ha considerado contrario a la Constitución y que, desde una perspectiva política, provoca la quiebra de la sociedad". Este miércoles, Adriana Lastra y José Luis Ábalos podrán comprobar si este rechazo explícito despierta los recelos de ERC, ya que se reunirán con Gabriel Rufián y Carolina Telechea en el Congreso.

370 medidas para seducir a Unidas Podemos

370 medidas que formen un programa "muy difícil" de rechazar para Unidas Podemos. Esa es la idea de la "Propuesta abierta para un programa común progresista", que Pedro Sánchez ha presentado este martes en Madrid y que en las próximas semanas llevará a las negociaciones con los partidos políticos. En esta ocasión, concreta los aspectos lesivos a derogar de la reforma laboral de 2012, profundizar en medidas ya adoptadas para frenar la subida del alquiler, declarar la emergencia climática y alcanzar en 2050 una generación de electricidad de origen 100% renovable.

En esta misma materia, el PSOE se compromete a impulsar "la descentralización institucional del Estado, trasladando total o parcialmente las sedes de diversas instituciones y organismos a distintas ciudades". 

A estas propuestas se suman otras que ya han aparecido en documentos anteriores y que podrían ser puntos de encuentro entre Unidas Podemos y PSOE, como el impulso de la universalización y la gratuidad de la Educación Infantil para niños y niñas menores de 3 años o "introducir progresivamente" la Salud Bucodental en la Seguridad social. 

En materia medioambiental, destacan alcanzar “residuo cero” en el horizonte 2050, realizar "reformas legales para que los municipios de más de 50.000 habitantes tengan que delimitar zonas de bajas emisiones", como ya hizo la capital con el proyecto Madrid Central,  o la creación de "bonos verdes a emitir por el Tesoro o por el ICO, vinculando deuda pública a financiación de proyectos de bajas emisiones". 

Puedes consultar todas las propuestas pinchando aquí

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.