El PSOE creará “consejos de verificación” para vigilar el cumplimiento de sus propuestas

2

35 compromisos sociales. Es el "aperitivo" electoral que el PSOE le ha preparado a los ciudadanos para el próximo 10 de noviembre. Además de planteamientos ya repetidos como derogar los aspectos "más lesivos" de la reforma laboral o "blindar" las pensiones en la Constitución, ha incluido otras medidas como "movilizar las viviendas vacías y a los grandes tenedores de vivienda", subir las pensiones con el IPC en diciembre, subir al SMI a unos 1.200 euros o "reducir el 75% las listas de espera de los beneficiados del Sistema de Atención a la Dependencia". Como prueba de que el PSOE es el único que puede "guiar con moderación" a la tan mencionada España, ha redactado en un documento 35 canapés electorales que condensan las propuestas sociales de su programa.

A las medidas ya mencionadas, se le añaden otras de importante carga social, como la propuesta de un ingreso mínimo, basado en "mejorar las prestaciones por hijo a cargo para los hogares en situación de pobreza" y el desarrollo de un "mecanismo de garantía de ingresos para hogares altamente vulnerables". También se mantiene la promesa de prohibir el corte de suministros básicos de agua, luz y gas a personas en situación de vulnerabilidad.

Además se comprometen a abolir la prostitución, aprobando una ley integral contra la trata con fines de explotación sexual para sancionar "la demanda y la compra de prostitución" o promoviendo "planes de formación para empleados públicos", entre otras muchas medidas. En materia de igualdad, también aprobarán una ley de usos del tiempo y racionalización de los horarios para aumentar "la corresponsabilidad entre hombres y mujeres".

Publicidad

En el nuevo documento, insisten en la idea de implementar un Green New Deal en la Unión Europea y refuerzan los compromisos para combatir con la emergencia climática con cifras concretas, prometiendo alcanzar en 2030 el 74% de producción de energías renovables, entre el 85% y el 95% en 2040, y el 100% en el 2050. Además, planean "un calendario adecuado" para el cierre del carbón y las nucleares "que promueva una transición justa y sin aumento de los precios de la electricidad". Por otro lado, también plantean una ley de bienestar animal.

Sánchez dedica el punto 34 a Catalunya, apostando por un "Estado de las Autonomías fuerte y cohesionado" y prometiendo "impulsar el diálogo entre catalanes y también entre el Gobierno de España y la Generalitat de Cataluña", pero siempre dentro de la Constitución.

A pesar de quejarse de que Unidas Podemos quería controlar al gobierno socialista, el nuevo documento dibuja un mecanismo de "cumplimiento de compromisos". "Constituiremos consejos sectoriales de verificación en los que participará directamente la sociedad civil", explica el citado documento, un mecanismo que recuerda al que ya se ofreció en las negociaciones fracasadas con los morados.

Puedes leer las 35 propuestas completas pinchando aquí

Agita el miedo a la ultraderecha

En medio de una semana polémica, el presidente del Gobierno en funciones ha aprovechado para agitar el fantasma de la ultraderecha, representado por Vox este domingo en Vistalegre: "Ya sabíamos cómo respondían a los discrepantes cuando gobernaban sus añorados dirigentes. Os propongo que lo hagamos como lo hacemos los demócratas, votando el próximo 10 de noviembre".

Después de que el Supremo avalara la exhumación del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos, esta cuestión se ha metido de lleno en la precampaña electoral. La exaltación franquista de la ultraderecha española es un factor movilizador entre el electorado progresista, que además funcionó el 28 de abril, y Sánchez no ha desaprovechado la ocasión para recordar cuál es el reto al que se enfrentan los votantes progresistas en la repetición electoral.

El líder docialista ha vuelto a prometer a los españoles un gobierno progresista "riguroso", un adjetivo que ha repetido en más de una ocasión durante su intervención, para superar el bloqueo y afrontar tres grandes amenazas: la sentencia del Procés, el Brexit y el "enfriamiento económico". No puede hablar de cambio estando en el gobierno, por eso, en su lugar promete "consolidar el giro social" iniciado con la moción de censura de 2018.

Aunque los socialistas no paran de repetir que no temen a la nueva formación de Íñigo Errejón, Más País, les robe votos, Pedro Sánchez sí ha ironizado con las novedades de la campaña: "Nos parece perfecto el multipartidismo pero, ¿de qué sirven ocho, diez o cien partidos si no hay un Gobierno que resuelva los problemas de los españoles?". 

2 Comments
  1. Florentino says

    ¡ No creen en ellos mismos !. Qué se pongan un deber para saltarselo de inmediato, solo sirve de tapado, de palos de ciego y de hacer el ridiculo. Ninguna medida, puesta por estos «cantamañanas» tienen recorrido, ni apoyos; son cosas de campaña electoral, que pueden quedar bonito en Atresmedia con Ferreras y su mujer. Es como si el FMI hiciese un reglamento ético para perdonar deuda a los países pobres… ¡ Su misión no es esa !. Pués la del PsoE y Sánchez tampoco, son engaños virtuosos, que tendrán sus consecuencias no tardando mucho. Comer caviar todos los días es malo y si és sucedáneo… ¡ No digamos !.
    El «bipartidismo» lo crearon los extraterrestres?. Y ¿las puertas giratorias ?. Y ¿ a qué viene eso de un gobierno progresista «riguroso» ?. Este Sánchez, quiere hacer de progreso y socialista con el PP+C´S ese gobierno ganador mayoritario social, con ética y mucha estética… Y ¡ mucha cara dura !.
    A ver que dices a los pensionistas, a los becarios, desahuciados, a la Memoria Histórica, al voto rogado… ¿ Por qué, se esconde y hace de Rajoy ?. Siendo parte del problema, una solución en solitario imposible… Y depende de quienes te manden tampoco. Esos, sí son los mismos !,

  2. juan jose abad says

    OTROS 5.000 psociatas inútiles colocados con un gran sueldo

Leave A Reply

Your email address will not be published.