ELECCIONES 10N

Javier Maroto (PP): “Si tenemos un escaño más que el PSOE, formaremos un gobierno de centro-derecha”

  • “Cualquier votante de VOX prefiere al PP en el gobierno antes que un gobierno de Sánchez”

0

España se encamina a una repetición electoral después de que PSOE y Unidas Podemos fueran incapaces de llevar a buen puerto sus negociaciones para la conformación de Gobierno. El 10-N, día en el que puede plasmarse la desafección política en los votos, es en realidad otra oportunidad de tocar el poder para los populares. Javier Maroto (Vitoria, 1972), portavoz del PP en el Senado, llama a concentrar el voto de la derecha en su partido como única manera de lograr el desbloqueo y que Pedro Sánchez abandone La Moncloa.

- Vistas y leídas las encuestas y digan lo que digan los candidatos ¿Están PSOE y PP condenados a entenderse, después de las elecciones del 10-N, para evitar un nuevo bloqueo de la legislatura?

"El diagnóstico es que Sánchez está incapacitado para el pacto"

Publicidad

- Pedro Sánchez ha demostrado que es incapaz de entenderse. No ha sabido ni ganar unas elecciones, ni perderlas; no ha sabido pactar con Rajoy, ni con Rivera, ni con Pablo Iglesias, con quien la relación es aún más complicada. El diagnóstico es que Sánchez está incapacitado para el pacto. Tampoco sabe perder, porque tras su derrota, llegó al poder a través de una moción de censura. Su incapacidad para el acuerdo es manifiesta. Además, nosotros estamos muy cerca de ganar las elecciones ahora mismo. Y, si tenemos un escaño más que el PSOE, formaremos un gobierno de centro-derecha.

- ¿Por qué Pablo Casado sí es capaz de pactar, pero sólo hacia la derecha?

- El PP ha demostrado capacidad de acuerdo en muchos ámbitos. En los gobiernos en otras comunidades autónomas y ayuntamientos, con C´s, por ejemplo, pero también hemos acordado con el PSOE en otras materias: el techo de gasto que está en vigor, que es el de Montoro, la entrada en la UE, el acuerdo de gobernabilidad en el País Vasco, que situó a Patxi López en la lehendakaritza… Pero, desde luego, no está entre nuestras prioridades pactar una subida de impuestos masiva cuando estamos al borde de una crisis, por ejemplo.

- Parece que su campaña tiene dos líneas fundamentales de actuación: concentrar el voto por la derecha y centrar sus ataques en la figura de Pedro Sánchez ¿No es así?

- Nuestro mensaje es muy sencillo: si dividimos el voto de centro derecha, Sánchez se queda. Lo hemos experimentado en las últimas elecciones. Un ejemplo doloroso de esto que le digo: 5.900.000 cruces a senadores de Vox y el resultado fue 0 senadores de Vox. Pero esos votos, que no fueron al PP, permitieron que el PSOE obtuviera mayoría absoluta en el Senado. Si fragmentamos el voto de centro derecha, el que se frota las manos es Sánchez, por eso tenemos que incidir en ese eje fundamental. Podemos tener muchas diferencias con C´s y Vox, pero hay algo que nos une a todos: preferimos un gobierno de centro derecha a uno de Pedro Sánchez. Como, según las encuestas, ya nadie ve a Rivera ni a Abascal como presidente del gobierno, debemos concentrar el voto en la figura de Pablo Casado.

- Si atendemos a las encuestas, parece que este mensaje no está calando, al menos en el electorado de Vox, que está subiendo en los sondeos…

"Si dividimos el voto Sánchez se queda"

- Pues tenemos que hacer el esfuerzo de explicarles, desde la humildad, que si dividimos el voto, Sánchez se queda. Y es que cualquier votante de Vox prefiere al PP en el gobierno antes que un gobierno de Sánchez.

- Ahora que parecen haber transmitido a sus votantes un giro hacia la moderación ¿se les hace más difícil establecer pactos con Vox?

- Nuestros gobiernos son con C´s. Vox nunca ha querido entrar en ellos y es algo que han dicho que va a seguir siendo así. Es una decisión que han tomado ellos.

- Una de sus líderes, Rocío Monasterio, se ha visto envuelta en una historia turbulenta sobre una presunta falsificación de la fecha de obtención de titulación, supuestas firmas de proyectos sin ser arquitecto ni estar colegiada… A Casado se le pidió su dimisión a cuenta del asunto del máster, a Sánchez, por la tesis doctoral ¿habría que pedir también la de Rocío Monasterio?

- No me refiero a Rocío Monasterio en exclusiva, sino a cualquier político, que tiene que demostrar que su actitud es intachable. Es imprescindible hacerlo pronto, con rapidez, porque es lo que demanda la sociedad. Pero, insisto, es una pauta de actuación no para Rocío Monasterio, sino en cualquiera de estos casos.

Javier Maroto./ Cedida

- Uno de los temas más actuales en esta precampaña y campaña ha sido Cataluña. El PP, que descartó durante el gobierno de Mariano Rajoy, aplicar la Ley de Seguridad Nacional, reclama ahora que se aplique, para poner a los Mossos d'Esquadra bajo el mando del Ministerio del Interior ¿Por qué ahora y para qué serviría si no parece que haya descoordinación entre los cuerpos policiales?

- Nunca ha habido violencia callejera tan radical en Barcelona como la que hemos vivido ahora. Por eso pedimos la aplicación de la LSN. Por otra parte, Quim Torra es el jefe de los Mossos y el mismo que se sienta con los independentistas que dicen que hay que acosar a los Mossos por sus actuaciones, y que dicen también que la violencia les parece bien, porque ayuda a que se visibilice el procés en Cataluña. Es incompatible que el mismo que ampara a los violentos sea el jefe de los Mossos, contra cuya actuación no tengo ningún reparo.

- Más allá del reproche moral, para retirar las competencias a un gobierno hay presentar pruebas contundentes de su vulneración flagrante de la ley… Y parece que Torra jalea CDRs, pero se cuida de transgredir la ley definitivamente para evitar ser apartado de su cargo…

"Lo que hace Torra es de cobardes: tira la piedra y esconde la mano"

- Eso es exactamente lo que hace Torra es de cobardes: tira la piedra y esconde la mano.

Según parece, hay nuevas convocatorias de jornadas difíciles en Cataluña por parte del independentismo: tratarán de impedir la visita del Rey a Barcelona, la de Pedro Sánchez al cierre de campaña e irrumpirán también en la jornada de reflexión, según han anunciado a través de las redes sociales ¿Cómo van a pedir que se afronte esto? ¿Mandando más policía, adoptando otra actitud a la tomada hasta ahora?

- En primer lugar, los independentistas, que dicen amar Cataluña, se están encargando de cargársela, porque todo esto tiene un efecto tóxico para la economía catalana, para el comercio, las calles, la imagen exterior de Cataluña y de España. Todo esto no es gratuito. Nunca los independentistas habían hecho tanto daño a Cataluña. A partir de ahí, creo que el Ministerio del Interior, tomará las medidas oportunas y el PP, que es un partido de Estado, escuchará las medidas y, si son razonables, apoyaremos al gobierno en su aplicación, porque hablamos de la Guardia Civil y la Policía nacional en una cuestión de Estado.

- Más allá de los problemas de violencia y de orden público que vemos a corto y medio plazo, a largo plazo sigue existiendo un conflicto político en Cataluña, con el enorme desafecto de tantos catalanes hacia el resto de España y el propio problema de convivencia entre catalanes ¿Qué plantea el PP para solucionarlo?

"Cuando los catalanes vean un gobierno del PP que invierte en Cataluña con la misma normalidad que lo hace en Murcia o Extremadura, verán que el proyecto de España es interesante"

- La primera etapa tiene que ver con la recuperación de la normalidad y el cumplimiento de la ley en Cataluña, pero luego, hay que tratar de que el proyecto de España convenza a los catalanes. Muchos de ellos se han tragado la gran mentira que inventó Pujol de “España nos roba”, cuando el único que presuntamente robaba era él y su familia. Tenemos que defender un modelo de España que crece económicamente y que tiene más recursos para Cataluña, a la vez que hay también más recursos para el resto de Comunidades. Es que el último presupuesto presentado por Pedro Sánchez reducía las inversiones un 30% en Galicia y las subía un 60% en Cataluña. Ese modelo insolidario, desequilibrado y partidista de Sánchez no soluciona el problema, sino que lo agrava fuera de Cataluña y ninguna comunidad es menos que Cataluña. Todas son igual de importantes. Lo que hay que hacer es favorecer el crecimiento económico para que haya más recursos para repartir entre todas. Cuando los catalanes vean un gobierno del PP que invierte en Cataluña con la misma normalidad que puede invertir en Murcia, Baleares o Extremadura, verán que el proyecto de España es interesante. Si además evitamos que algunos medios de comunicación que cuenten las cosas al revés, como sucede en TV3, pues mejor. En este sentido, hay que aplicar otras normas, como la modificación de la Ley Audiovisual, apoyar la alta inspección educativa, etc. son actuaciones que ha ido detallando Pablo Casado en estos días. Hay tarea a realizar a corto, a medio y a largo plazo.

- ¿Debería el PP hacer su parte de autocrítica por no haber actuado así cuando gobernó y, al igual que el PSOE, haber supeditado ciertas políticas a la estabilidad parlamentaria que durante años les facilitaron los votos de los nacionalistas?

- Una cosa es la autocrítica y otra es invertir la carga de la prueba. Tratar de achacar a los gobiernos de España lo que están haciendo ahora los independentistas catalanes sería tirarnos piedras sobre nuestro tejado y no sería justo hacerlo. Si hay un problema en Cataluña, es porque hay una clase dirigente independentista dispuesta a todo y que no sabe cómo frenar a un caballo desbocado. A lo mejor empezaron a hacer todo esto para tapar su propia corrupción y conseguir un Tribunal propio ante el que lavar sus trapos sucios, pero, en todo caso, no podemos aceptar es que se diga que PP y PSOE son los culpables de la situación que se vive ahora. Los culpables son los independentistas catalanes, que quiebran la convivencia y vulneran la ley.

- Otro de los temas que ha estado presente en la precampaña ha sido la exhumación del dictador Franco. Según las encuestas, ese episodio marcó un repunte y mejoró las expectativas de Vox, no así del PP. ¿Qué lectura hace de ello?

- Es que nosotros no hemos entrado al trapo de ese señuelo, ni vamos a hacerlo ahora, durante la campaña electoral.

- Algunas voces, desde su partido, denuncian un pacto oculto entre PSOE y Vox, que potenciaría la presencia de Vox en la campaña, en detrimento del PP ¿Le concede credibilidad?

"La opción para sustituir a Sánchez no es Abascal, ni Rivera; es Pablo Casado"

- No sé si lo llamaría pacto… Creo que hay un interés común. Se necesitan el uno al otro para su existencia: el PSOE trata de meter miedo hablando de Vox y sabe que cuanto más diputados tenga Vox, más opciones tiene Sánchez de seguir en la Moncloa, porque eso divide el voto. Por su parte, Vox necesita a un Pedro Sánchez al que criticar permanentemente, pero la opción para sustituir a Sánchez no es Abascal, ni Rivera; es Pablo Casado. Eso también lo dicen las encuestas.

- Estamos ante la campaña más corta de la historia, pero está llena de borrones… A Pedro Sánchez lo expedienta la Junta Electoral Central por utilizar la Moncloa como sede de entrevistas en precampaña, a requerimiento del PP, algo que hicieran otros gobiernos, como el de Rajoy. ¿Han cambiado ustedes de criterio? ¿Lo ha hecho la JEC?

- Que Pedro Sánchez no tiene ningún escrúpulo en utilizar el Falcon, La Moncloa, los medios del Estado o TVE a su capricho, lo sabe todo el mundo. ¿Hasta qué punto es eso delictivo? Se tendrá que pronunciar quien sea competente, no yo. Pero sí digo que Sánchez utiliza el Estado para su interés, en todo momento.

- Otro de los borrones: la aparición de noticias sobre una campaña para desmovilizar el voto de la izquierda y tratar de llevarlo a la abstención en una campaña financiada por dos personas, un trabajador de una sociedad que asesora a Pablo Casado, en su campaña electoral, y un militante del PP de Murcia ¿No es una campaña sucia?

- No conozco bien el tema, pero en las redes sociales me han atacado de forma sistemática. Habrá que ver qué cosas se consideran éticas o no y la utilización de las redes. Lo digo porque yo lo he sufrido en mi carne.

- Acabamos de conocer la sentencia de la violación grupal de una niña de 14 años en Manresa, que establece que no hubo intimidación, porque la víctima no estaba consciente durante esa violación grupal. ¿Se comprometen ustedes a cambiar la legislación para evitar sentencias como ésta?

- Es cierto que es una sentencia chocante, que provoca cierto rechazo, pero los jueces se acomodan a lo que establecen los leyes. Seguramente hay que hacer una revisión a la ley, porque estas violaciones grupales se multiplican y hay que hacer una reflexión seria y comprometerse a proteger en primer lugar a las víctimas y también a los jueces, que aplican la ley vigente y aparecen como seres sin escrúpulos. Pero el problema son las leyes, que no están bien hechas. Hay que adquirir el compromiso de mejorarlas.

- ¿Hay que mejorar también la legislación laboral para evitar sentencias como la dictada por el TC, en la que establece que se puede despedir a un empleado por absentismo laboral, aunque sus faltas estén legalmente justificadas?

- No conozco en detalle la sentencia. Es un tema muy complejo y prefiero reconocer que no lo domino, antes de opinar al respecto.

- Usted se presentó a las generales al Congreso de los Diputados por Ávila y se quedó fuera del reparto de escaños, pero se ha convertido en senador por designación autonómica de las Cortes de Castilla y León y es el portavoz del PP en la Cámara Alta. ¿Volvería a repetir las cosas que hizo del mismo modo, visto con perspectiva?

- Con todo el respeto del mundo. Es la pregunta que más me han hecho durante el verano y es la que más he contestado. He decidido no seguir haciéndolo.

- ¿Cuál es su porra personal para el 10-N?

- Estamos ante el escenario de ganar por un escaño al PSOE. Depende de alrededor de 10 circunscripciones electorales que son claves.

Leave A Reply

Your email address will not be published.