GOBIERNO DE COALICIÓN

Podemos y PSOE intentan evitar ruido interno y roces hasta la investidura

  • Se mitigan diferencias como con respecto a la situación en Bolivia o la sentencia de los ERE
  • Siguen las negociaciones de gobierno fuera de los focos

1

"Cualquier declaración suya puede ser utilizada en su contra". Esta máxima del cine policíaco pretende ser evitada por el equipo dirigente de Unidas Podemos y, por ello, se aleja de los focos y de los medios de comunicación todo lo posible hasta que las negociaciones con el PSOE para conformar el programa de gobierno y el reparto de responsabilidades en el gobierno de coalición estén avanzadas, o hasta que se haya producido la investidura. Un debate que, según la planificación del propio Pedro Sánchez, debería tener lugar durante la semana del 16 de diciembre, para que haya gobierno en las vacaciones de navidades.

Es por ello que desde el búnker morado se intenta evitar cualquier choque con el PSOE y se miden las pocas palabras en público o en redes sociales de sus portavoces. Así, el lunes comparecía Noelia Vera tras la reunión de la Ejecutiva y pasaba por encima de todos los temas que pudieran ser polémicos para la entente entre PSOE y Unidas Podemos.

Desde la formación de Iglesias son conscientes de que la mínima disonancia puede ser aprovechada por aquellos medios de comunicación que no ven con buenos ojos el pacto para presionar e intentar tensionar entre ambas formaciones, así como por los barones socialistas que repudian este tipo de acuerdo. Por ello, llegar a la semana que viene sin roces en público, hasta que se hagan públicos los resultados de las consultas a las militancias, es una prioridad en las sedes de Princesa y de Ferraz. Todas las formaciones implicadas en el acuerdo esperan obtener un apoyo mayoritario a la apuesta por la coalición entre sus respectivas bases.

Publicidad

En materia internacional, la situación de Bolivia principalmente, pero también la de Chile, son incómodas. Mientras que Podemos e IU ya han condenado el golpe de Estado que ha obligado a Evo Morales a exiliarse en México y que ha aprovechado Jeanine Áñez para autoproclamarse presidenta hasta la convocatoria electoral prevista, en principio, para el próximo diciembre, el gobierno en funciones no ha condenado el golpe pese a las cada vez más violentas imágenes que llegan desde el país andino y el aumento en las cifras del número de muertos.

En política española, la sentencia hecha pública ayer por la Audiencia Provincial de Sevilla sobre el caso de los ERE, que condena, entre otros, al expresidente de la Junta, el socialista Juan Antonio Griñán, a seis años de prisión y al otro expresidente, Manuel Chavez, junto con Griñán a años de inhabilitación, ha producido diferentes reacciones en las filas moradas. Mientras que Pablo Iglesias y Alberto Garzón hpreferían no entrar en el cuerpo a cuerpo con el PSOE en un momento muy delicado para este partido, la líder de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, ha cargado duramente contra el partido que en Andalucía lidera Susana Díaz.

"El bipartidismo trajo corrupción y arrogancia. Llegarán más sentencias como esta que retratan una época. España ha cambiado y no volverá a tolerar la corrupción. Ahora se abre la oportunidad de defender la justicia social y garantizar la limpieza de las instituciones", tuiteaba Iglesias una vez conocida la sentencia. "La sentencia de los ERE confirma que durante años algunos dirigentes del PSOE-A utilizaron dinero público en Andalucía para sostener una red mafiosa que compraba la paz social y alimentaba la corrupción. Andalucía merece pasar página para tener un futuro digno", hacía lo propio Garzón, que remarcaba lo de "algunos" y lo de "PSOE-A", diferenciando del partido a nivel federal.

Por su parte, Rodríguez, desde Andalucía, se mostraba más contundente. "Si tuviera un poco de decencia, Susana Díaz se hubiera ido ya y si no, yo la animo, yo se lo pido", declaraba en la Cadena SER. Antes, la secretaria general de Podemos Andalucía recuperaba un tuit de Sánchez del 2016 en el que el actual presidente en funciones aseguraba: "Chaves y Griñán no están siendo juzgados por haberse llevado un céntimo de euro. Yo creo en su inocencia", y le afeaba: "No, señor Sánchez, Chaves y Griñán han sido condenados por tejer redes clientelares con el dinero de los parados. Es asqueroso. Son culpables de la situación que hoy vive mi pueblo. Por lo que hicieron y por lo que no hicieron con esos fondos".

También compartió en redes sociales imágenes que pedían al PSOE devolver lo robado. "Tengo una profunda desconfianza al PSOE desde la política y la perspectiva que he vivido aquí en Andalucía. Tengo serias dificultades para confiar en el PSOE andaluz", continuaba, Rodríguez, por la noche, en la SER. La distancia entre Iglesias y Rodríguez se evidenciaba una vez más. La andaluza siempre ha apostado por no compartir gobierno con el PSOE, ha defendido un gobierno a la portuguesa y no ve con buenos ojos que Unidas Podemos entre en un gobierno de coalición con Sánchez.

Negociaciones de gobierno

Mientras, las negociaciones de gobierno y programa continúan. La voluntad expresada por los equipos de Sánchez y de Iglesias es que no se hagan públicos los nombres que desempeñarán las diferentes carteras ministeriales hasta que se haya producido la investidura y el gobierno sea una realidad. Sin embargo, trascienden algunos nombres y dificultades para encajarlos en el Consejo de Ministros de coalición. Un puzzle de difícil construcción, cuya verdadera composición solo la conocen unos pocos.

Se da por hecho que, por parte de Podemos, Iglesias ocupará una vicepresidencia social y que Irene Montero hará lo propio con un ministerio que gestione materias de igualdad con competencias en otros aspectos sociales. Por parte del PSOE, las vicepresidencias económica, para Nadia Calviño, y política, para Carmen Calvo, también parecen aseguradas. El Ministerio de Hacienda, por su parte, volvería a estar dirigido por María Jesús Montero.

En disputa estaría la cartera relacionada con medio ambiente, transición ecológica y emergencia climática. Desde el PSOE la quieren para Teresa Ribera, pero en Unidas Podemos aspiran a que Juantxo López de Uralde desempeñe algún cargo relacionado con este ámbito en el próximo ejecutivo. Luis Planas, de Agricultura, despacha los asuntos de Politica Territorial y Función Pública desde que Meritxell Batet pasara a presidir el Congreso de los Diputados. Una vacante con la que Sánchez puede jugar.

Por la formación morada, Pablo Echenique podría desempeñar algún cargo en relación con investigación o universidades, algo que ahora recae en Pedro Duque. Y, si hubiera un ministerio con competencias en vivienda para frenar desahucios o bajar el precio del alquiler, algunos miran hacia Rafa Mayoral. María Luisa Cacedo es, actualmente, la ministra en funciones de Sanidad y Bienestar Social y José Guirao, de Cultura y Deportes.

Por otro lado, una vez que IU, a expensas de que lo confirme su militancia, se inclina finalmente a entrar en el gobierno, el nombre de Alberto Garzón, coordinador federal, toma importancia. Pero, también Yolanda Díaz, diputada de Galicia En Común y militante de IU, quien podría desempeñar la cartera de Trabajo. Actualmente, la responsable de este área es Magdalena Valerio. También es militante de IU, al mismo tiempo que de la confluencia catalana, Joan Mena, quien podría ir a alguna responsabilidad relacionada con educación, el catalán es profesor. La actual ministra en funciones de Educación y Formación Profesional es Isabel Celáa, también portavoz del Gobierno. Si Garzón finalmente no entrara en el gobierno, desempeñaría un rol clave en el grupo parlamentario, como Ione Belarra.

Actualmente, la ministra de Defensa es Margarita Robles, podría repetir, pero ha llegado a sonar para este puesto el exJEMAD de Podemos, Julio Rodríguez, actual secretario general de la formación morada en Madrid ciudad. Josep Borrell, en Exteriores, viaja a Bruselas para ser el responsable de la diplomacia europea, aquí queda una vacante con la que también podrá jugar Sánchez. Nadie piensa que José Luis Ábalos, secretario de organización del PSOE y actual ministro de Fomento, se quede sin cartera.

Puzzle que hay que completar. Sotto voce. Tanto en el equipo de Pedro Sánchez, como en el de Iglesias, saben que "cualquier declaración suya puede ser utilizada en su contra". El silencio se impone, evitar los roces y, en el caso de Unidas Podemos, el ruido interno. En apenas un mes, se podría materializar el primer gobierno de coalición desde la reconquista de la democracia en España.

1 Comment
  1. Florentino says

    … Sato, se viene de unas sombras sospechosas que han hecho demasiado daño. Desde que Podemos mostró 72 diputados, y llenar las plazas… Se acentuaron las persecuciones, todas ellas sin fundamento, inventadas, construidas por parte de los que puedan ser sus socios; alguna sentencia se retrasa para que no hubiese interferencias antes de las elecciones. Las persecuciones, se enmarcan dentro de la estrategia creada por el «bipartidismo en «B»; que llegando al punto en qué nos encontramos… ¿ Solucionaría al pensionista, desahuciado, estudiante algo ?. La prudencia en este caso, además de necesaria, es obligatoria. ¡ No se deben de dar bazas gratuitas !. La madurez, lleva su tiempo y este silencio núnca será baldío… ¡ El futuro, viene repleto de pillas, pillos, cloacas, jueces para la contrainsurgencia, premiados por el régimen como: «Comisarios de Honor»… y bendecidos por los mismos medios ¿ mediáticos ?, que juegan con las cartas marcadas y sus «crupieres» las reparten (como las culpas) de la manera selectivamente señalada. Así, un silencio Sato, es algo más, que podría ser beneficioso para el conjunto de la sociedad; aunque puedan ser criticadas por agentes, u militantes alejados de las primeras líneas.
    El silencio, se rueda !. Una expresión, que demasiadas veces se usa, por… excesivos cotilleos, murmullos, distracciones de los actores, siendo la escena repetida demasiadas veces. Sato, estamos muy quemados, desinflados ¡ como para abortar lo votado !. Por una vez, digamos: ¡ Progresan adecuadamente !.

Leave A Reply

Your email address will not be published.