GOBIERNO DE COALICIÓN

Sánchez se compromete a medidas que aproximan al Estado a un modelo federal

  • Mayor relevancia de las comunidades en la toma de decisiones estatales y presencia internacional entre los compromisos del PSOE
  • Sánchez y Ortuzar firman un compromiso por "adecuar la estructura del Estado al reconocimiento de las identidades territoriales"

0

Dos acuerdos se hicieron públicos ayer de suma relevancia para que Pedro Sánchez sea investido en los próximos días a expensas de que ERC decida su voto el próximo día 2 de enero en el Consell Nacional. El principal, el acuerdo de gobierno con Unidas Podemos que firmaron Sánchez e Iglesias por la tarde. Por otro lado, el acuerdo entre el PSOE y el PNV que garantizará que los siete diputados nacionalistas vascos voten a favor del candidato socialista. En ambos documentos, se percibe una clara tendencia federalizante, a una descentralización en la toma de decisiones políticas hacia los distintos territorios y al reconocimiento de la pluralidad nacional del Estado.

Toda una declaración de intenciones, en esta materia, es el documento Un nuevo acuerdo para España, redactado entre socialistas y confederales, en el que se hace una explícita defensa del sistema autonómico, frente a las tendencias recentralizadoras de derechas y ultraderechas, pero un reconocimiento de que hace falta mejorarlo. "El sistema autonómico ha dado a nuestro país la etapa de mayor prosperidad y estabilidad de su historia demostrando, por ello, ser el mejor sistema para garantizar la unidad y la diversidad", al mismo tiempo que se reconoce: "El sistema autonómico adolece de notorias disfunciones, desequilibrios y carencias que dificultan la correcta provisión de servicios a la ciudadanía y provocan tensiones entre el Gobierno central y los Gobiernos autonómicos".

Para ello, socialistas y Unidas Podemos apuestan por darle más capacidad de intervención a las comunidades autónomas en las decisiones de rango estatal mediante el "empoderamiento de organismos ya existentes, como la Conferencia de Presidentes cuya celebración será anual, las Conferencias Sectoriales, y los convenios de colaboración de las comunidades autónomas con el Estado". Además, plantean "nuevos mecanismos intergubernamentales en los que las comunidades autónomas puedan intercambiar información y pareceres respecto a competencias de titularidad estatal".

La tendencia federal del acuerdo PSOE-Unidas Podemos lleva a apostar por formatos bilaterales en la relación entre el Estado y algunos territorios. Priman el "principio de la multilateralidad", pero esto "no impide la presencia de procedimientos y órganos bilaterales". Un paso más allá da en este sentido el documento firmado con el PNV, que reconoce la singularidad de Euskadi y Catalunya.

Así, la rúbrica compartida entre Sánchez y Ortuzar recoge la siguiente voluntad: "Impulsar, a través del diálogo entre partidos e instituciones, las reformas necesarias para adecuar la estructura del Estado al reconocimiento de las identidades territoriales, acordando, en su caso, las modificaciones legales necesarias, a fin de encontrar una solución tanto al contencioso en Catalunya como en la negociación y acuerdo del nuevo Estatuto de la CAV (Comunidad Autónoma Vasca), atendiendo a los sentimientos nacionales de pertenencia".

En el acuerdo con Iglesias, Sánchez apuesta por que "las comunidades autónomas dispongan de las capacidades necesarias para un autogobierno eficiente a la par que respetuoso con el interés general". En este sentido, se habla de algunas competencias que podrían derivarse a la Generalitat de Catalunya, en concreto: "En materias como la gestión de becas universitarias, la formación sanitaria especializada, el salvamento marítimo o la ejecución de la legislación laboral en el ámbito del trabajo, el empleo y la formación profesional".

Mientras, en el acuerdo compartido con los nacionalistas vascos, se desgranan algunas propuestas que incumben concretamente a Euskadi. "Proceder en 2020 a la negociación y traspaso a la CAV de las competencias estatutarias pendientes. Así mismo, se procederá en el plazo de seis meses al traspaso de las competencias de tráfico a la Comunidad Foral de Navarra, con el mismo contenido y extensión que las realizadas en su momento a la CAV", reza el documento.

Llamativa es la referencia, en el documento Un nuevo acuerdo para España, a esparcir las "sedes de diversas instituciones y organismos a distintas ciudades" en colaboración con las comunidades autónomas y los ayuntamientos afectados, iniciativa en favor de acotar el centralismo político aglutinado en Madrid. También el compromiso con "aprobar un nuevo sistema de financiación de las comunidades autónomas que resuelva las carencias, asimetrías y ambigüedades del sistema actual". Algo que, sin lugar a dudas, gustará a partidos como Compromís.

Por último, el PSOE y Unidas Podemos apuestan por mejorar la presencia internacional de las comunidades autónomas, un asunto que algunos ven como un guiño a Catalunya y al restablecimiento del DiploCat con normalidad. Así, apuestan por la presencia de las autonomías en las instituciones comunitarias de la Unión Europea. Concretamente, el PNV ha conseguido en esta materia un compromiso conjunto con los socialistas para "impulsar la construcción europea y la presencia y participación de las instituciones vascas en las instituciones de la Unión". Además: "Abrir cauces para promover la representación internacional de Euskadi en el ámbito deportivo y cultural".


loading...

Leave A Reply

Your email address will not be published.