No habrá generosidad para el perdedor de C´s, sea cual sea el resultado

  • Miembros de la formación naranja aseguran que es una batalla “a cara de perro” y que no va a haber integración en la futura cúpula dirigente para los perdedores
  • Prácticamente, todas las caras más conocidas de la formación naranja están en la lista de Arrimadas, mientras que Igea no cuenta con apoyos con esa visibilidad
  • Los de Arrimadas aseguran que Igea ni siquiera tiene el respaldo de todos los integrantes de su propio grupo parlamentario en Castilla y León

0

Los dirigentes de C´s señalan a Inés Arrimadas como la virtual ganadora del Congreso que C´s celebrará el próximo 14 de marzo y ni siquiera se plantean la posibilidad de que el estallido del caso Betancor (la revelación de que el miembro de la Junta Electoral Central, Andrés Betancor, cobraba un sueldo de C´s) pueda descabalgarla de esta carrera. Desde el entorno de su rival, Francisco Igea, ven precisamente en este escándalo por el que hasta el momento nadie ha dado explicaciones, en la estructura de C´s, una oportunidad para demostrar “las formas con las que se ha manejado C´s, una estructura centralista y de culto al líder donde solo unos pocos sabían lo que estaba pasando”, asegura uno de los partidarios del vicepresidente de la Junta de Castilla y León.

Con todo, los miembros de la formación naranja consultados por cuartopoder aseguran que esta es una batalla “a cara de perro” y que no va a haber generosidad para los perdedores, ni integración posible en la futura cúpula dirigente.

En el entorno de Arrimadas apuntan que la versión de Igea de que quiere reducir a la mínima expresión a las baronías, sin contar con su peso específico en la estructura va a quedar desmentida por los hechos, puesto que la candidata a presidenta de C´s se rodeará del vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, así como del de la Junta de Andalucía, Juan Marín, en la futura cúpula de la formación naranja. En esa Ejecutiva también estarán los líderes territoriales en la Comunidad Valenciana, Toni Cantó,  o de Cataluña, Lorena Roldán, además de otros nombres, como el de la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, y los diputados Marcos de Quinto o Edmundo Bal, o la consejera de Cultura de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera de la Cruz. Prácticamente, todas las caras más conocidas de la formación naranja están en la lista de Arrimadas y piden el apoyo para ella, mientras que Igea no cuenta con apoyos con esa visibilidad. En el entorno de Igea apuntan que “el salpicón de cargos en la Ejecutiva de Arrimadas” no significa que haya una participación territorial en la toma de decisiones, sino que se persiste en el “culto al presidente nacional”.

Los de Arrimadas aseguran que Igea ni siquiera tiene el respaldo de todos los integrantes de su propio grupo parlamentario en Castilla y León; los de Igea, por su parte, señalan que hay un sentimiento generalizado entre los afiliados de que “no se tiene en cuenta a las bases ni a sus estructuras territoriales y que eso es, precisamente, lo que habría que reforzar”.

Son dos formas de entender el partido y de cómo ejercer el poder en él, pero esas dos formas ni se entienden, ni tienen interés en entenderse, como ha quedado claro tras el sonado encuentro ante las cámaras de Inés Arrimadas y Francisco Igea. Uno de los partidarios de este último asegura que “Igea no tenía ningún interés en presentarse, pero Arrimadas no le ha dejado otra opción”. Y así, sin opciones de integración del uno o la otra en la estructura rival, si son derrotados, llegarán y saldrán ambos del Congreso que se celebrará dentro de dos semanas

Leave A Reply

Your email address will not be published.