DECLARACIÓN: LAS VIDAS PRECARIAS Y MIGRANTES IMPORTAN

Denuncian la “preocupante situación” de los trabajadores precarios y migrantes con los rebrotes

0

Más de 50 portavoces de organizaciones, sindicatos, activistas o intelectuales han firmado la declaración titulada Las vidas precarias y migrantes importan, en la que denuncian "la preocupante situación de las trabajadoras y trabajadores precarios, en su mayoría migrantes, que está dando lugar a los rebrotes de covid-19". Entre otras peticiones, exigen la paralización de las empresas que "incumplan las medidas de prevención elementales",  el fin de las condiciones de trabajo precarias o que se garanticen viviendas dignas para las personas migrantes o sin recursos.

Entre las primeras firmas que han recabado están la del Óscar Reina, secretario General del SAT ,Vania Arana y Miriam Suárez, como portavoces de Las Kellys (Barcelona), Daouda Dieye, del Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes o Pastora Filigrana, abogada feminista, sindicalista del SAT y activista gitana, entre otros muchos referentes sociales.

En el texto, denuncian que la "mayor parte de los rebrotes" de covid-19 se están produciendo en explotaciones agrarias, en la industria agroalimentaria y cárnica y en centros de alojamiento para migrantes, debido a las "condiciones de explotación, hacinamiento e insalubridad" de estas instalaciones. Además, también vinculan la legislación de extranjería y el racismo institucional a esta circunstancia.

Los firmantes consideran que la enfermedad sí entiende de clases sociales. De hecho, aseguran que los más expuestos al contagio son "los eslabones más explotados y oprimidos de la clase trabajadora", debido a que Gobierno y oposición "coinciden en anteponer la reactivación de los negocios y ganancias de estas patronales superexplotadoras" en detrimento del cumplimiento de las condiciones sanitarias. "Ni EPIs, ni distancias de seguridad, ni viviendas dignas para los temporeros", se quejan.

Además, también denuncian el estado de los centros de asistencia para refugiados y las viviendas de los trabajadores extranjeros: "Centros hacinados, sin personal suficiente y en condiciones de precariedad, gestionados por empresas privadas o fundaciones que se lucran con esta situación".

Los medios de comunicación tampoco se libran de las críticas, especialmente aquellos que "culpabilizan" a los migrantes de los contagios.

La declaración íntegra

La mayor parte de los rebrotes de Covid-19, y los más extensos y preocupantes, están produciéndose en explotaciones agrarias, en la industria agroalimentaria y cárnica y en centros de alojamiento para migrantes. Las condiciones de explotación, hacinamiento e insalubridad de estos centros de trabajo y residenciales están detrás de esta situación. La legislación de extranjería y el racismo institucional son su telón de fondo.

Nuevamente la pandemia demuestra entender de clases sociales. Los eslabones más explotados y oprimidos de la clase trabajadora son los más expuestos al contagio.

Lo son porque, tanto el gobierno como la oposición coinciden en anteponer la reactivación de los negocios y ganancias de estas patronales superexplotadoras sin que garanticen las más esenciales condiciones higiénico-sanitarias de prevención. Ni EPIs, ni distancias de seguridad, ni viviendas dignas para los temporeros. Esta es la realidad de cientos de centros de trabajo en todo el Estado español.

Lo son, también, fruto del estado paupérrimo de los centros de asistencia para refugiados y de las condiciones de vivienda de las y los trabajadores extranjeros. Centros hacinados, sin personal suficiente y en condiciones de precariedad, gestionados por empresas privadas o fundaciones que se lucran con esta situación. Esta es otra de las aristas del racismo institucional de los distintos gobiernos central, autonómicos y municipales.

Para ocultar su responsabilidad y la de la patronal despliegan el discurso de la responsabilidad individual, llegando al colmo, como hacen diversos medios de comunicación, de culpabilizar a los y las temporeras y migrantes de los contagios.

Los y las abajo firmantes:

Denunciamos esta campaña mediática y la complicidad de los diferentes gobiernos con las patronales superexplotadoras.

Les señalamos como responsables de los rebrotes y posibles nuevos episodios de expansión comunitaria de contagios que puedan generarse a partir de esta situación.

Exigimos:

·   La paralización de las actividades en todas las empresas que incumplan las medidas de prevención elementales y el mantenimiento de todos los puestos de trabajo y jornales hasta que éstas sean resueltas.

·   El fin de las condiciones de trabajo precarias y la derogación de las reformas laborales.

·   Que se garanticen viviendas dignas, para todas aquellas personas migrantes o sin recursos que lo necesiten, y que los centros residenciales para personas refugiadas o menores migrantes sean atendidos por personal contratado directamente por el Estado y en condiciones dignas.

·   La regularización inmediata y permanente de todas las personas migrantes, la derogación de la Ley de Extranjería y el cierre definitivo de los CIEs.

Leave A Reply

Your email address will not be published.