Casado despliega la retórica de la mala gestión ante la crisis poscovid

  • Casado anuncia que no negociará los PGE 2021 y acusa al Gobierno de no haber presentado datos concretos, el techo de gasto o las reformas para 2021
  • Propone una agencia independiente para gestionar los fondos europeos, su propio plan de choque económico o incluso que reduzcan el Consejo de Ministros
  • La portavoz Montero ha sido dura en su réplica y se ha mostrado decepcionada porque el PP no apoye unas cuentas de "emergencia nacional"

2

Cuando despertó, los Presupuestos de Montoro todavía estaban allí. También los gastos derivados de la pandemia, la creciente deuda pública, el Consejo General del Poder Judicial que espera a ser renovado y la falta de diálogo político. Cuando España despertó de su descanso estival, se encontró con la misma retórica política que en los próximos meses tendrá que convertirse en números concretos en los Presupuestos Generales del Estado cuyo borrador estará a finales de mes, en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que el Gobierno pretende mandar a Bruselas y en el reparto de los 140.000 millones de euros del fondo de recuperación europeo.

Todos los parámetros del otoño complican la gestión. Los rebrotes de la covid-19 pueden sumarse a los de la gripe estacional, el curso escolar está rodeado de incertidumbre y los datos macroeconómicos son preocupantes, tal y como expresó este martes el propio líder de la oposición, Pablo Casado, tras reunirse con el presidente en Moncloa. Los ‘populares’ calculan gastos de  50.000 millones de euros, una cifra aproximada al desplome de los ingresos fiscales, un déficit de 47.000 millones de euros y  deuda pública “desbocada”, tal y como ha expresado ante los periodistas. Aún así, en su reunión se negó a pactar con el presidente los Presupuestos Generales del Estado, siempre que Unidas Podemos continúe en el Gobierno. Tampoco accederá a otras obligaciones políticas, como la renovación de los miembros del Consejo General del Poder Judicial, el Tribunal Constitucional, o el Defensor del Pueblo. La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, sí se sentará a hablar de cuentas. Este jueves, pasarán por Moncloa el PNV y ERC.

Casado comenzó criticando que, ante una crisis histórica, el presidente del Gobierno llevase sin hablar con el líder de la oposición cuatro meses y sin reunirse con él siete, pese a los llamamientos de unidad y diálogo que hace públicamente. El 'popular' ha acusado a Sánchez de no hacer los deberes y no haberle ofrecido datos sobre las cuentas para las que le pide apoyo. Ahora el socialista tendrá que apurarse para atar los apoyos que requieren los PGE 2021, ya sea con la mayoría de la investidura o con Ciudadanos. En este último caso, tendrá que limar las enormes diferencias en materia fiscal y laboral entre los morados y los naranjas. 

El reloj comienza a correr. Hacienda espera llevar al Congreso una nueva senda de déficit 2021 y un techo de gasto para estas cuentas a finales de septiembre, fechas que también maneja el Gobierno para tener un borrador de PGE, según ha explicado el vicepresidente segundo Pablo Iglesias. Después tendrán que hablar con las fuerzas parlamentarias necesarias para aprobar las cuentas, teniendo presente que las elecciones catalanas están ya en el horizonte y que fue ERC quien hizo caer las cuentas en 2019 y precipitó una convocatoria electoral que hoy parece improbable. Ahora tienen el comodín naranja.

El líder del PP ha comenzado ya a desplegar el argumentario de la mala gestión económica ante las previsiones que deja la covid-19. Ya le funcionó en 2008 con la recesión del también socialista José Luis Rodríguez Zapatero. En la citada rueda de prensa, Casado ha querido enmarcar estos datos en las garantías que hay que presentar ante la Unión Europea . Por tanto, ha reprochado en rueda de prensa no haber concretado el techo de gasto de 2021, el objetivo de estabilidad presupuestaria 21-23, el plan de reformas de 2021, no tener listo el Plan de Recuperación y Resiliencia o no haber cumplido en su totalidad con las últimas recomendaciones semestrales de la Unión Europea. 

Incluso, Casado ha insistido a Sánchez en que reduzca el número de ministerios y ha propuesto su propio plan de choque económico. Sin embargo, que la economía haya sido uno de los puntos expuestos en la rueda de prensa no quiere decir que Casado haya renunciado a la trinchera puramente política. El líder del PP no podrá pactar con un Gobierno donde esté Unidas Podemos por su crítica a la monarquía y las investigaciones sobre su financiación.

El propio Gobierno ya se había adelantado a este escenario. El pasado agosto, ya anunció que hasta 2023 no habrá plena recuperación económica. A diferencia de la recesión de 2008, en 2020 la causa del parón económico es identificable, hay un “enemigo” a derrotar, el virus, contra el que el Gobierno ha desplegado durante toda la pandemia un tono belicista. Ante un “enemigo nacional”, el Ejecutivo pide “unidad”, como hizo el pasado lunes ante los empresarios del IBEX en un potente mensaje.

Lo que sí quiere negociar Casado: el dinero europeo

Mientras se cierra a un acuerdo político, como el de la renovación institucional, Casado sí se ha mostrado dispuesto a negociar la jugosa partida de 140.000 millones de euros que vendrá de la UE. Por ello, ha propuesto una “agencia" para gestionarlos, con una autoridad independiente en la presidencia y con respaldo parlamentario, para así evitar "clientelismo". En su respuesta posterior, la ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha calificado la iniciativa de “instrumental”, aunque sin descartarla, y le ha pedido a Casado que apoye los cuentas anuales sin excusas. De hecho, Montero ha seguido con la retórica del presidente, calificando las cuentas de “emergencia nacional” y expresando su decepción por el "frentismo" en el que sigue instalado el PP

Nadie ignora que los fondos europeos son sustanciales y pueden servir para hacer reformas importantes. El propio Pablo Iglesias ha reconocido en una entrevista en La Sexta que “ni en el programa de Gobierno más optimista” de Podemos contaban con tal posibilidad de gasto.

En las próximas semanas, y con las prioridades de los PGE 2021, se verá a dónde se encaminan las reformas. En el discurso del lunes, Sánchez daba cuatro pinceladas genéricas: apostará por la transformación digital, la ecológica, la cohesión social y territorial y el trabajo en la agenda feminista, pero sin concretar cifras.

El líder del PP también ve acuerdo en el "fortalecimiento" del cuerpo legislativo para la lucha contra la covid-19 y ha propuesto un pacto de Estado por Sanidad que el PP.

CUARTOPODER ACTIVA SU CAJA DE RESISTENCIA
Tras los acontecimientos de los últimos meses, cuartopoder ha decidido activar una caja de resistencia periodística donde cada uno aportará lo que pueda, desde 3€ hasta 200€. Hasta ahora nos financiábamos solo por publicidad, pero hemos decidido dar un paso hacia delante e ir a un modelo mixto donde el lector también pueda hacer aportaciones. Sin embargo, apostamos por mantener en abierto todos los contenidos porque creemos en la información como derecho de toda la ciudadanía. Puedes colaborar pinchando aquí.
2 Comments
  1. Florentino says

    … Cuándo la «retórica» es panfletaria, que solo busca un espacio dentro de los medios «fáctico-mediáticos»… ¡ para seguir ignorando una realidad tallada dentro del mismísimo partidismo !. ¿Cuántos municipios, comunidades y gobiernos del PP han generado ese «violín» que ahora se están subsanando ?. Nadie les puede obligar a ningún compromiso, pero tampoco esperar gestionar esos 140.000 millones de euros, que ya hicieron lo imposible para que no se pudieran lograr; y así tumbar por acoso y derribo una coalición tan necesaria, como duradera.
    Que no le den importancia a la situación, ni a las urnas donde los ciudadanos hablaron de «libertades y de progreso»; quiere decir el desprecio que sienten, el «odio» vestido del «sarcasmo» ideológico de un franquismo trasnochado… ¡ que terminará por arrollar más pronto que tarde, esta «doble» crisis social y sanitaria les caerá como una losa con un epitafio incluido: ¡ aquí yace la «banda para delinquir» agarrada al «atado y bien atado» después de 80 años de expolio ciego, sordo, de su paraíso nacional «evasor» uno, grande y libre… en los paraísos fiscales !.

    1. Miguel says

      Es más que evidente amigo Florentino que el PartidoPodrido (PP) es el enemigo público número uno de este país cortijero llamado España , luego está toda la logística e infraestructura que les brinda este penoso y moribundo régimen junto con la también penosa P$(-)€ para que desarrollen su labor de impedir que España llegue a ser un país decente e igualitario . Y mientras España continúa hundiéndose en el » abismo » ; tod@s ell@s por contra siguen amasando fortunas y engordando como los viles cerd@s que son.
      Salud buen amigo.

Leave A Reply

Your email address will not be published.