Errejón apuesta por blindar derechos sociales en el Estatuto de la Comunidad de Madrid

  • El candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid apostó por blindar derechos sociales en una reforma del Estatuto
  • Reivindicó el orgullo de ser madrileño frente al Madrid de la Púnica y la Gürtel en la Uni de Otoño

El pasado fin de semana se celebraba en Madrid la Uni de Otoño de Podemos en la que diferentes dirigentes del partido y especialistas externos debatieron sobre distintos temas, desde la actualidad política, a teoría y a cuestiones relacionadas con diferentes movilizaciones y expresiones sociales y culturales. El domingo por la mañana, en una entrevista llevada a cabo por la directora del diario Público, Ana Pardo de Vera, el precandidato de Podemos a la Comunidad de Madrid para las próximas autonómicas de 2019, Íñigo Errejón, tuvo la ocasión de desglosar algunas de sus ideas para el proyecto que está llamado a liderar.

Entre las diferentes respuestas a las preguntas que la periodista le realizaba, Errejón quiso resaltar como prioritaria una reforma del Estatuto de la Comunidad de Madrid para la próxima legislatura. Priorizó, como tarea para la formación morada, “transformar los estatutos para garantizar un suelo mínimo de ingresos y gastos, para garantizar el estado del bienestar”. Apuesta por insertar en las máximas normativas autonómicas los derechos sociales y los mecanismos para garantizarlos “para que cuando vengan nubarrones, a nadie se le ocurra que la forma de salir de la crisis es triturando el estado social, recortando, despedazando los servicios públicos y bajando los salarios”.

Publicidad

“No estamos de paso, no queremos construir un gobierno, tenemos que construir un suelo mínimo del cual ya no se baje“, advirtió, por lo que apuesta por “anclar” y “constitucionalizar” estos derechos, este estado de bienestar, más allá del tiempo en el que puedan durar gobiernos progresistas, se llegaran a la Puerta del Sol tras tantos años de gobiernos del PP. Asegurar la garantía de dichos derechos, también, para cuando lleguen fuerzas conservadoras al gobierno madrileño, esa es la aspiración.

Publicidad

Poco a poco se van conociendo algunas de las ideas del aspirante a presidente de la Comunidad de Madrid de la formación morada. Un proyecto del que, hoy, se conoce poco. “A fuego lento”, cocina el que fuera secretario de Análisis Estratégico de la Ejecutiva estatal de Podemos, quien va tejiendo alianzas y conversaciones con distintos sectores sociales, profesionales, económicos y culturales de la comunidad. La candidatura de Podemos ya se conoce desde que en mayo se celebraran las primarias internas tras el acuerdo entre el secretario general de Podemos Comunidad de Madrid, Ramón Espinar, y el propio Errejon, apadrinado por Pablo Iglesias después de unas tensas semanas de desencuentros.

A esta candidatura todavía se tienen que integrar candidatos de otras fuerzas políticas, como IU. Sol Sánchez será la persona que encabece a la coalición izquierdista dentro de la candidatura conjunta Unidas Podemos Izquierda Unida Equo. Además, Errejón siempre ha apostado por la incorporación de personas independientes. Todo esto se irá aclarando en los próximos meses.

La propuesta de reforma estatutaria ya la describía Pablo Gómez Perpinyà, integrante de la candidatura madrileña de Podemos, en un artículo en cuartopoder.es. En este, Perpinyà apostaba por una actualización de la norma de 1983. En aquel año, “el aborto era un delito y la violencia machista era considerada un simple crimen pasional, se hablaba poco de las personas LGTBI y mucho menos se planteaba la posibilidad de reconocerlas expresamente como un colectivo con derechos que debían ser protegidos por las instituciones públicas”, recordaba el autor, también portavoz del grupo municipal Somos Pozuelo.

“Madrid necesita un horizonte propio que armonice una región en la que conviven una ciudad con 4 millones de habitantes y 178 municipios más que tienen realidades muy diversas”, describía el autor del artículo, quien ponía como retos para la reforma estatutaria el “dar una respuesta conjunta para el trabajador de oficina, para los jóvenes de la periferia desprovistos de servicios públicos esenciales, para quienes recorren un centenar de kilómetros cada día para ir de casa al trabajo y del trabajo a casa, para los agricultores de La Campiña del este, para los ganaderos de la Sierra de Guadarrama, para la industria del Corredor del Henares y de los grandes municipios del cinturón sur y, por supuestos, para los pueblos de la Sierra Pobre que sufren la despoblación”.

“La creciente desigualdad entre el norte y sur, la fiscalidad injusta que exime a los que más tienen de la obligación de contribuir a lo que es de todos, la privatización de los hospitales, la infrafinanciación de la educación pública en todas sus etapas o las atrocidades medioambientales cometidas por algunos gobiernos marcan el punto de partida desde el que debemos afrontar la discusión sobre la reforma del Estatuto de Autonomía”, añadía.

Para Errejón, según dijo en el acto del pasado domingo, hay que poner orden “al desorden generado por el neoliberalismo”. Apuesta, por generar, para la Comunidad de Madrid, un “proyecto esperanzador que viniera a poner orden”. “Hay que convencer de que hay una alternativa que con tranquilidad puede poner orden en lo que es un desastre. En la Comunidad de Madrid los multimillonarios se han independizado, se han comprado un gobierno propio”, dijo el que será cabeza de lista de Podemos para la Comunidad de Madrid.

Criticó duramente la gestión del PP en aspectos como la Sanidad. “Sabían que cada vez que derivaban a un paciente a la sanidad privada, nos costaba seis veces más”, dijo, en relación a la progresiva privatización de la sanidad madrileña en manos de los gobiernos populares, sobre lo que añadió: “Había un proyecto ideológico detrás, cerrar la idea de que los madrileños podemos cuidarnos entre nosotros”.

“Nuestra tarea no es conseguir un gobierno para la izquierda, es reconstruir la Comunidad de Madrid”, aseguró, para lo que considera importante esa reforma estatutaria. Y reivindicó el orgullo madrileño: “Que no nos hagan bromitas sobre la Púnica, la Gürtel , Esperanza Aguirre… Quiero ir por España alegrándome de ser de Madrid, mostrar ese orgullo madrileño”.