Antonio Maíllo y Teresa Rodríguez: a por los andaluces del norte de Despeñaperros

  • Íñigo Errejón y Sol Sánchez acompañan a los andaluces
  • La candidata a la Presidencia por Adelante Andalucía: "¿Dónde han ido 100.000 millones de fondos europeos"

Faltan dos semanas para que comience oficialmente la campaña de las andaluzas, pero el tablero político ya gasta un marcado acento del sur. Elecciones atípicas, en las que los líderes estatales quieren viajar a Andalucía para hablar de asuntos estatales. Inés Arrimadas… de Catalunya; Pablo Casado ve a Sánchez, Iglesias, Otegui y Torra en las listas de Susana Díaz; Isabel García Tejerina asegurando que “un niño andaluz sabe menos que uno de Castilla y León”; Jorge Vestrynge ve, sin embargo, “mucho rebujito” en la juventud andaluza. Y Sánchez y Díaz que no saben cómo escenificar un entendimiento mutuo, una foto de amor, un gesto inmortalizado de cariño…

La campaña tiene el riesgo de que no se hable de políticas, problemas y soluciones andaluzas. Por ello, la secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, y el coordinador general de IU Andalucía, Antonio Maíllo, candidatos de la confluencia Adelante Andalucía, llevan banderas andaluzas como principal símbolo en su actos. Si desde Madrid se lanzan dardos hacia Andalucía que empañan la precampaña, los candidatos de Adelante Andalucía vienen a Madrid y se reúnen, en una cafetería del centro de la capital, con andaluces “exiliados” que cuentan sus problemas, sus anhelos, sus voluntades de regresar…

Publicidad

La foto es curiosa: flanqueada, la “pareja de hecho”, como ellos mismos se llaman, a un lado, por el candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid, Íñigo Errejón, y, al otro, por la coportavoz de IU Madrid, Sol Sánchez, quien les dio la bienvenida y aseguró de sus compañeros andaluces que “son la avanzadilla”, que de momento han generado “una armonía que suena muy bien” y que esperaría “aprender esos acordes”. Gusta en IU Madrid el modelo de confluencia andaluza. Por su parte, Errejón, destacó que “el ciclo que comienza en Andalucía es un ciclo en el que consolidar algunas de las conquistas y avanzar a por más”, y aprovechó para criticar al susanismo: “No entiendo por qué hay grupos socialistas que nos aprueban leyes y otros no, no entiendo porque el grupo Andalucía trabaja para la perpetuación de un régimen clientelar“.

Publicidad

Maíllo tomaba la palabra en el bar y explicaba los motivos de su presencia en el acto: “Casado y Rivera están descocados yendo a Andalucía y hemos decidido venir aquí. Frente al intento de anular el debate andaluz, venimos a Madrid para hablar de Adelante Andalucía”. Y explicaba su hipótesis: “Vemos el agotamiento histórico y biológico del PSOE-A. Es un obstáculo para el desarrollo de nuestra tierra“. Dos cualidades le otorga al susanismo: progresismo discursivo y políticas neoliberales. “Nadie puede creerse que el PSOE en Andalucía es modelo de cambio”, añadía el de IU.

“Queremos interpelaros a una alianza, un compromiso. IU y Podemos no somos insuficientes para cualquier cambio, utilizamos este instrumento para incorporar a gente que no se incorporaría a nuestras organizaciones, pero sí quiere sumarse a un proyecto superador”. Una interpelación en doble sentido, “a esa gente que no votaría ni a Podemos ni a IU, pero sí que votaría un nuevo espacio” y a todas las personas asistentes al acto, a volver a Andalucía, lamentando la “fuga de cerebros” y comprometiéndose a generar políticas públicas favorables al regreso.

No solo “fuga de cerebros”, también “de corazones”, comenzaba su intervención Rodríguez, la candidata a la Presidencia de la Junta por Adelante Andalucía. “Cuando hay gente que se ha ido y que quiere volver, esto simboliza el fracaso de un modelo que ha perdido diez años”, añadía, explicando: “Andalucía está mejor que hace 40 años, pero peor que hace diez. Aspiramos a recuperar las inversiones de hace 10 años  en educación, sanidad y servicios sociales”.

“Decimos gobierno susanista y no socialista, porque no tienen nada que ver con los comités de empresa de la UGT o asociaciones de vecinos, son la generación que ha echado los dientes en la sede, que ha garantizado su posición de poder y solo ha demostrado capacidad en las batallas internas, como Susana Díaz”, describía Rodríguez: “El PSOE de Andalucía es la empresa que más empleos genera”.

Este lunes, se conocía que la Fiscalía mantiene la acusación contra Chaves y Griñán por los ERE. Rodríguez se preguntaba: “Después de 100.000 de Fondos Estructurales de la UE, hemos vuelto a ser objetivo prioritario, una región en desarrollo, subdesarrollada. ¿Dónde han ido esos fondos estructurales?“. La líder andaluza de Podemos también aprovechó para criticar los tópicos contra los andaluces: “Cuando dicen que Andalucía es la comunidad más corrupta, es mentira, los que son corruptos son los gobiernos”. Frente a eso, defiende un andalucismo “vinculado a las conquistas sociales, a defender los derechos en el resto de España, a apostar por los servicios públicos”.

Y llegó el momento de que hablara el público. Hubo quien se quejó de la discriminación en Madrid por ser andaluz, quien reflejaba el colapso en un centro de salud de la provincia malagueña durante el verano, la falta de ayudas a la dependencia, la crítica a la red clientelar que el socialismo ha generado durante tantos años…