Médicos de atención primaria cuelgan la bata para exigir más minutos por paciente

  • Madrid es la comunidad que menos gasta en atención primaria por habitante. Huelga este martes
  • Los profesionales de Cantabria, Euskadi y Galicia también organizan huelgas

1

Madrid es la comunidad autónoma que menos gasta en atención primaria por habitante. Este gasto se ha situado entre el 10% y el 11% en los últimos años frente al 14% de la media nacional, según el último informe de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), con datos del Ministerio de Sanidad. Los médicos de los centros de salud madrileños se han puesto en pie de guerra para denunciar este “abandono” que conlleva largas colas de pacientes a los que se debe atender en pocos minutos. La ciudadanía madrileña está cada vez peor atendida y los profesionales cada vez más estresados.

El colectivo de médicos madrileño AP Se Mueve, nacido en diciembre del año pasado por un “descontento generalizado” en los centros de salud, ha organizado una huelga para el próximo martes. Su principal reclamo es atender como máximo a 28 pacientes por jornada laboral para poder dedicarles un tiempo mínimo de 12 minutos. También exigen un aumento del presupuesto sanitario en general y, en particular, que su área llegue al 25% del presupuesto sanitario global en cuatro años.

Aunque la Consejería de Sanidad estima 10 minutos por paciente para los médicos de familia y 15 para los pediatras, desde AP Se Mueve denuncian que la realidad es muy distinta. Las agendas empiezan siendo de 35 pacientes al día y al final acaban siendo de 50. En las épocas de mayor demanda pueden atender entre 60 y 80 personas al día, denuncian. “Hay una excesiva masificación que deriva en una asistencia no correcta”, explica el médico Eduardo Olano, portavoz de AP Se Mueve. Esta situación de tensión se traduce en “enfrentamientos con la población y agresiones a sanitarios”, así como en “mayor estrés laboral” entre los profesionales, indica.

Publicidad

Otra de las preocupaciones de AP Se Mueve es la falta de profesionales nuevos de atención primaria en Madrid. Según sus cálculos, serían necesarias al menos 150 nuevas plazas de pediatría y 600 de medicina de familia para ofrecer una atención adecuada, pero hay “ausencia de médicos por falta de condiciones dignas”. Las condiciones de trabajo y los bajos salarios, que se han reducido un 30% en los últimos años, llevan sobre todo a los más jóvenes, a marcharse al extranjero. Mas de 3.500 médicos de todo el Estado piden al año certificados para trabajar a otro país y unos 20.000 lo han solicitado desde 2013, según el Consejo General de Médicos.

Por eso desde AP Se Mueve piden contratos de al menos dos años para los residentes de medicina, una medida que exigen aplicar antes de que comience el verano. No tienen como principal objetivo pedir un aumento del salario base, pero piden que se reponga al 100% el personal y que se compense la penosidad de los turnos de trabajo y los turnos de conciliación con mejores remuneraciones. “Actualmente las horas dobladas se pagan tan solo a 11 euros (menos impuestos) en Madrid y a 24 euros la hora de urgencias. Así casi nadie quiere doblar”, explica Olano.

Otras comunidades se rebelan

La problemática es similar en otras comunidades autónomas y los profesionales de atención primaria están también organizando jornadas de huelga para cambiar una situación que les parece “insostenible”. La avanzadilla de Vigo, cuya huelga los días 21 y 22 de mayo coincide con Madrid, ha llevado a organizar una huelga en todos los centros de salud de Galicia el próximo 19 de junio.

En Euskadi los trabajadores de atención primaria del Servicio Vasco de Salud ya están desde el viernes en huelga para exigir también un mayor presupuesto dedicado a esta área de la sanidad y más recursos humanos. En Cantabria los profesionales de los centros de salud llevan toda la semana realizando paros parciales que el lunes, si no hay acuerdo con la Administración, podrían convertirse en una huelga indefinida.

Fracaso de las negociaciones

La huelga se convoca antes de las elecciones del próximo 26 de mayo, aunque no era la intención de los profesionales de atención primaria madrileños por la incertidumbre de cuál será el próximo Gobierno de la Comunidad. AP Se Mueve eligió finalmente la fecha del 21 de mayo tras dos conversaciones con la Consejería de Sanidad que han concluido sin éxito, según denuncian, y tras reuniones con todos los grupos parlamentarios de la Asamblea. La sensación entre estos profesionales es que ningún partido ha percibido como “urgente” este problema de la sanidad madrileña.

“No es solo que queramos echarles la bronca a los que se van por su gestión, sino que queremos advertir a los que vienen”, explica Olana. Y es que, defienden estos profesionales, la atención primaria es “la base” del sistema sanitario, la que previene enfermedades y posteriores hospitalizaciones. La falta de comprensión de la importancia de su labor y “el deterioro” del sistema de atención primaria les empuja, por tanto, a la huelga.

1 Comment
  1. ana nimo says

    millon y medio de ilegales en la sanidad publica empiezan a crear problemas, esto solo es el principio del fin

Leave A Reply

Your email address will not be published.