Las izquierdas le ofrecen un menú de medidas a Gabilondo, que aspira a la investidura

  • Ciudadanos y Vox simulan un distanciamiento que genera dudas sobre la investidura de Díaz Ayuso
  • Más Madrid quiere que Gabilondo lidere un proyecto que deje fuera a Vox de las decisiones de gobierno

0

El multipartidismo dificulta las investiduras a todos los niveles. Si a nivel estatal, ya se baraja una segunda vuelta para el debate de investidura e incluso una repetición electoral, en lo autonómico las cosas no están mucho más claras. Con los ayuntamientos constituidos, una de las plazas clave donde hay más intereses en juego es en la Comunidad de Madrid. Y la triple alianza de derechas y ultraderechas entre PP, Ciudadanos y Vox no pasa por sus mejores momentos.

El ninguneo que ha recibido Vox por parte del PP de José Luis Martínez-Almeida, para maquillar el idilio con Ciudadanos, en el Ayuntamiento de Madrid, ha hecho que los de Javier Ortega Smith hayan marchado a la oposición disimulando el bochorno y Rocío Monasterio se haya puesto dura en la Comunidad. Así, Monasterio ha propuesto un documento firmado por las tres derechas y ultraderechas, para evitar que el PP vuelva a firmar una cosa y la contraria dependiendo del pretendiente. Y ha destapado algunas medidas ultras, racistas, homófobas y machistas, que han de figurar en dicho documento. No exige una mesa a tres, pero sí las tres rúbricas. Si no, no habrá investidura, de momento.

Entre las "condiciones mínimas" que exige la formación de Santiago Abascal: la retirada de la sanidad para los inmigrantes sin papeles, la eliminación de artículos de las leyes de LGTBI y transexualidad de la región aprobadas por el PP y la supresión de subvenciones a "chiringuitos, entes, sindicatos, patronales o empresas públicas que tengan carácter ideológico". La "veleta naranja", según el propio Abascal (aka Ciudadanos) ha respondido, tras las tensiones internas de esta semana por las críticas de algunos dirigentes por el beneplácito de Albert Rivera con la ultraderecha de Vox. Ignacio Aguado, asegura que "no va a llegar a ningún tipo de acuerdo con aquellos partidos que quieran hacer retroceder a la Comunidad de Madrid".

Publicidad

¡Aquí fue Troya! "No habrá un Gobierno bajo esas condiciones. Mis principios y los de mi partido están por encima de un gobierno", asegura Aguado, mientras Ángel Gabilondo sigue con su pretensión de, como fuerza más votada en los anteriores comicios autonómicos, presentarse a la investidura, según confirman fuentes oficiales del PSM a cuartopoder.es. "Juegos florales", así califican fuentes de Podemos en la Asamblea de Madrid el enfado de Ciudadanos. "Va a costar que estos se sienten a hablar con nosotros", consideran fuentes de Más Madrid. Sin embargo, las izquierdas madrileñas se han puesto manos a la obra por si la idea de Gabilondo prospera.

Para ello, el presidente de la Asamblea de Entrevías tiene que consultar a los grupos parlamentarios y sus posicionamientos en torno a la investidura. Se prevé que la ronda de consultas durará hasta el próximo martes, 2 de julio. Tras esto, si Trinidad, diputado, por cierto, por Ciudadanos gracias a los apoyos de PP y Vox, considera que algún candidato puede optar a ser investido, propondrá fecha de investidura. El candidato, hasta entonces, tendría que recabar los apoyos necesarios del resto de los grupos. El debate merodea la fecha del 11 de julio.

Fuentes oficiales de Más Madrid aseguran que mantienen un contacto fluido con Gabilondo. Los de Íñigo Errejón tienden la mano a Ciudadanos para conseguir una mayoría alternativa que deje a Vox fuera de las decisiones de gobierno, con el PSOE como carril central. Argumentan que la mayoría de PSOE y Más Madrid es más amplia, por un diputado, que la de PP y Ciudadanos, sin contar a Vox. Si el cabreo de Ciudadanos con los de Monasterio persiste, ven una ventana de oportunidad. Conscientes de que los proyectos económicos de Ciudadanos y el suyo, Más Madrid, son "diametralmente opuestos", animan a buscar un "acuerdo de mínimos".

Sí que plantean medidas en sintonía con sus tres ejes de campaña, que consideran que están vertebrando, precisamente la política de reacción de las derechas y ultraderechas que han llegado a Cibeles "para destruir los grandes avances de Manuela Carmena". Sostenibilidad, el nuevo ayuntamiento ha situado su campo de batalla en Madrid Central y en los semáforos de la A5 y se prevé que el sábado una gran manifestación tenga lugar en el centro de Madrid defendiendo, precisamente, Madrid Central; las políticas en favor del colectivo LGTBI y el feminismo. Precisamente lo que Vox quiere eliminar con su propuesta de acuerdo para investir a Isabel Díaz Ayuso.

Por su parte, también trabajan en propuestas para Gabilondo y su intención de ser investido, desde Unidas Podemos Izquierda Unida Madrid En Pie. De este modo, desde Podemos elaboran un documento que se vertebrará en propuestas como "defensa de los servicios públicos, medidas claras contra la desigualdad, exigencia de cumplimiento efectivo y con dotación presupuestaria en materia de defensa contra la violencia machista...", según cuentan a este medio fuentes de la formación morada en la Asamblea.

Desde IU, la otra pata de esta confluencia, reclaman, para votar a favor en una investidura, un gobierno que promueva el desarrollo urgente de una ley de vivienda de la Comunidad de Madrid, que recoja las propuestas de la PAH; una nueva ley del juego en la Comunidad de Madrid, "que la sustituya, con la que se frene la lacra social de las casas de apuestas en la región"; un Plan Integral de Transporte Público; revertir el modelo educativo "desigual y segregacionista" implantado por los gobiernos de los últimos 24 años, apostando por la escuela pública, laica y gratuita; la reversión de todos los recortes y fin de las privatizaciones directas o encubiertas en la sanidad pública madrileña; un Plan de Trabajo Garantizado al que se destine el 2% del PIB regional.

La formación que lidera Sol Sánchez también reclama una Ley de Movilidad Sostenible, extendiendo el modelo de Madrid Central a los grandes municipios de la Comunidad y que se asigne el 5% del total del presupuesto autonómico para políticas específicas de promoción de la igualdad de género y lucha contra las violencias machistas. Un suculento menú de medidas ofrecen las izquierdas madrileñas a Gabilondo, quien tiene que recabar apoyos si quiere ser designado para ser candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid en un hipotético debate de investidura.

La energía que renueva los pueblos

Leave A Reply

Your email address will not be published.