Rajoy no quiere hablar de candidatos para 2019

candidatos populares
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su escaño del Congreso, en una imagen de archivo. / Efe

El líder del PP y presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no tiene prisa y no quiere abordar el tema de los candidatos populares para las próximas elecciones municipales y autonómicas. Frente a esta actitud, en el partido existe un cierto nerviosismo, no sólo porque las elecciones se celebrarán en poco más de un año, sino por los malos augurios electorales que señalan las encuestas y también por el hecho de que no haya nombres de candidatos para varias plazas que para la formación conservadora son vitales.

«Plazas como Madrid o Valencia son alcaldías que el PP quisiera recuperar a toda costa, pero para las que no ha dado todavía con el nombre del o la candidata»

Publicidad

Plazas como Madrid o Valencia son alcaldías que el PP quisiera recuperar a toda costa, pero para las que no ha dado todavía con el nombre del o la candidata. Tampoco están claros los nombres de los candidatos a presidir el gobierno de Canarias, la Comunidad Valenciana o Castilla-La Mancha, entre otras. Algunos de los que fueron candidatos ya no están, otros no quieren volver a presentarse e incluso hay un tercer grupo de los que no pueden presentarse.

En los respectivos territorios, urge saber quiénes serán sus candidatos y empezar a trabajar con ellos por una campaña que presumen será muy dura y a la que podrían mantenerse con tendencias mucho peores que las que concurrieron en 2015, si se mantiene la inercia de descenso en la intención de voto que vienen reflejando los sondeos desde hace algunos meses. Sin embargo, Rajoy no quiere oír hablar por ahora de nombres de candidatos.

La tesis del presidente del Gobierno es que, en buena parte de los territorios, hay que esperar a ver cuáles son los perfiles que presentan los rivales. Es el caso, por ejemplo, de la alcaldía de Madrid. Con la incertidumbre de si Carmena repite o no, y quién será el candidato o la candidata del PSOE, Rajoy no quiere precipitarse. Prefiere esperar a que sean sus contrincantes quienes pongan nombres sobre la mesa y buscar entonces un rival estratégico.

«Tampoco descarta su entorno que Rajoy pueda echar mano de algún independiente ilustre para las plazas más codiciadas, pero, por ahora, todo son especulaciones»

Otro de los factores que maneja el presidente del Gobierno es la posibilidad o no de desmantelar algunos cargos de la dirección del partido o del propio Gobierno, para enviar a sus titulares a los respectivos territorios. Así, el presidente no tiene claro si prescindir de ministros como Íñigo Gómez dela Serna o María Dolores de Cospedal, para que vuelvan respectivamente a Cantabria o a Castilla-La Mancha para fajarse en otra batalla electoral, o buscar otros perfiles para la ocasión. Y en este punto su opinión, aseguran sus allegados, no es uniforme en todos los casos de dirigentes y ministros que podrían ser cabezas de lista en sus respectivos territorios. Tampoco descarta su entorno que pueda echar mano de algún independiente ilustre para las plazas más codiciadas, pero, por ahora, todo son especulaciones, porque el presidente no quiere abrir ese melón.

La cuestión es que Rajoy no piensa inaugurar el período de propuestas de nombres hasta que sea imprescindible y en los respectivos territorios hay nervios, incertidumbre y una cierta preocupación, pero los tiempos del presidente - eso lo saben bien quienes le han acompañado durante años - no son precisamente vertiginosos. Desde el propio PP ya va corriendo de boca en boca, para quien quiera escucharlo, que ya pueden abandonar toda esperanza aquellos que creían que Rajoy o la dirección del PP iban a lanzar algún nombre sorpresa en la convención que los populares celebrarán en Sevilla los próximos días 6, 7 y 8 de abril. Rajoy no está por la labor.