Padres de Alsasua: “Las penas son las máximas que podían poner, es una venganza”

  • Los padres de los ocho jóvenes de Alsasua valoran la sentencia recién conocida, que condena a entre 2 y 13 años
  • Hacen un llamamiento para una nueva manifestación el 16 de junio en Pamplona, dos meses después de la numerosa concentración previa al juicio

PAMPLONA.- “Luchar, luchar y luchar” serán los próximos pasos que los padres de los ocho jóvenes de Alsasua darán después de conocer la sentencia de la Audiencia Nacional hecha pública hoy. Han considerado, en rueda de prensa, que se trata de una sentencia “injusta”, unida a un juicio y un proceso que han tachado, desde el inicio, de vengativo e injusto.

Van a recurrir la sentencia surgida de la Audiencia Nacional, tribunal que consideran “excepcional” y exagerado para los hechos que acontecieron en octubre de 2016. “Nos llevaron a la Audiencia Nacional sabiendo que las penas de terrorismo se iban a desestimar, pero donde podían poner penas altas, penas vengativas”, ha incidido Bel Pozueta, madre de Adur Ramírez.

Anuncio

Publicidad

“Estamos muy dolidos y dolidas, pero vamos a seguir adelante”, ha reconocido Pozueta. “Lo que se ha presentado hoy para nada es proporcional, tiene una venganza y tiene una intención clara de generar dolor”. Frente a la sentencia conocida hoy, que condena a los ocho jóvenes a penas de entre 2 y 13 años por un delito de desorden público y agresiones, reconocen que van a “seguir luchando”.

Desde el inicio denunciaron que su caso “no tenía parámetros jurídicos justos, había una intencionalidad en volver a hechos y situaciones que para nada queríamos compartir”, reconoce Pozueta. Hoy, considera que la sentencia “lleva consigo una utilización política. No es una casualidad que la hayan hecho pública hoy”, en el momento en que la moción de censura a Rajoy salía adelante. “Queremos un futuro en paz para nuestros hijos e hijas, nosotros buscamos la paz”, ha concluido Bel.

 

ticketea

Sobre el nuevo gobierno y el compromiso de representantes políticos, han hecho un llamamiento claro: “Ya no están condenados por terrorismo, ahora los políticos y políticas pueden significarse, acercarse y conocer la realidad de una injusticia y un montón de años de cárcel”, ha declarado Edurne Goikoetxea. También han hecho un llamamiento a la sociedad de Pamplona y de otras zonas de Navarra y País Vasco para el próximo 16 de junio, cuando habrá una nueva manifestación, justo dos meses después de la celebrada previa al inicio del juicio.

“Estamos abrumados, pero no vamos a parar, no vamos a dar por válido lo ocurrido: nuestros hijos no son linchadores, ni agresores, ni manada”, ha incidido Goikoetxea en la rueda de prensa. “Nuestra vida era una vida tranquila y anónima hasta que alguien creyó que podía sacar un rendimiento político de nosotros y del pueblo de Alsasua”, ha cerrado su intervención Edurne Goikoetxea.

Publicidad