La corrupción que acecha, a la vuelta del verano

  • Las distintas causas sobre la Gürtel o la sentencia de los ERES volverán a poner en el foco mediático la corrupción
  • El juicio contra líderes independentistas también mantendrá a las cámaras cerca de los juzgados

La polémica de los lazos amarillos, que ha llevado a ciudadanos catalanes a emprenderla a golpes por ponerlos y/o quitarlos y ha abierto el debate sobre los símbolos políticos en los espacios públicos, la decisión de retirar los restos mortales del dictador Franco del Valle de los Caídos o los acuerdos para una reforma fiscal que debería ser la antesala del acuerdo entre PSOE y Podemos, para aprobar los Presupuestos Generales del Estado para 2019, han dejado casi en el olvido la corrupción, que fue el motivo principal por el que el ex presidente, Mariano Rajoy, fue desalojado del Gobierno, con una moción de censura.

Sobre la mesa, Rajoy tenía una sentencia que consideraba que el PP se había beneficiado de la corrupción de la trama Gürtel, a título lucrativo, sí, pero beneficiario a fin de cuentas. Hace apenas tres meses no se hablaba de otra cosa en tertulias y conciliábulos políticos: corrupción, trama Gürtel o ERES en Andalucía, que la cosa iba por barrios. Sin embargo, la corrupción y las noticias relacionadas con ella han desaparecido casi de los asuntos noticiosos. Seguramente, eso tendrá un reflejo en los próximos sondeos del CIS y en el puesto que ocupe esta lacra en el ránking de preocupaciones de los ciudadanos.

No obstante, la corrupción va a asaltar de nuevo espacios informativos, tertulias y comentarios de café, porque el calendario judicial nos depara una serie de entregas a la vuelta del verano. En primer lugar, la rama valenciana de la trama Gürtel tiene como plazo máximo para presentar sus respectivos recursos de casación ante el Tribunal Supremo hasta el próximo lunes 10 de septiembre, con lo que nos volverá a retrotraer a aquellos escenarios de los días de vino y rosas valencianos. Pero no será ese el principal asunto de la Gürtel, sino el arranque, este mismo otoño, del juicio referente a los famosos papeles del extesorero del PP, Luis Bárcenas, el que tendrá que ratificarse o no de lo que dijo en su día ante el juez sobre quienes, de aquella cúpula del PP, recibían sobres y cómo se distribuían los “donativos” de ciertas empresas beneficiadas por contratos públicos. Por otra parte, todavía quedan unas cuantas piezas más de la Gürtel por juzgar, cuyos juicios se irán celebrando “por goteo” entre finales de año y principios de 2019.

Publicidad

Visto para sentencia está ya el caso de los ERES, se espera que se pueda conocer la sentencia hacia finales de año. Es por ello, entre otras cosas, por lo  que todo apunta a que la presidenta andaluza, Susana Díaz, está a punto de anunciar la disolución del Parlamento Andaluz y el adelanto electoral.

Por último, el juicio al que se tendrán que enfrentar aquellos líderes del independentismo, destinará también una parte de sus sesiones a discutir las acusaciones de malversación de caudales. El panorama judicial señala con insistencia la corrupción y sus consecuencias, que volverá a ser noticia a buen seguro a la vuelta del verano.