Compromís quiere concretar y aterrizar en los territorios el acuerdo presupuestario

  • Cree que el pacto de Gobierno y Unidos Podemos es muy homogéneo en lo territorial
  • Los diputados de Compromís trabajarán esta semana las propuestas concretas para aportar a este acuerdo

A la espera de la respuesta concreta de Bruselas sobre el acuerdo presupuestario alcanzado por el Gobierno y Unidos Podemos, el Gobierno continúa negociando y conversando con otros grupos parlamentarios para conseguir los apoyos suficientes para echar las cuentas adelante. Al mismo tiempo, Pablo Iglesias continúa con su ronda de contactos, tras la reunión con el líder de ERC, Oriol Junqueras, y otros presos políticos en la prisión de Lledoners, el domingo conversaba con el expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont, ubicado en Waterloo. Este lunes, se reunirá con el lehendakari Urkullu.

La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celáa, este domingo, en un acto de partido en Euskadi, se mostraba confiada en que, a pesar de las dificultades, las cuentas saldrán adelante. La agenda del Gobierno prioriza los contactos con PNV y Compromís antes que con los independentistas catalanes, ya que este asunto es espinoso, pues esperan un movimiento del Gobierno en relación a las acusaciones que la Fiscalía mantiene contra los presos políticos encausados por el Tribunal Supremo por rebelión y sedición.

Publicidad

Para Compromís, tal y como explica a cuartopoder.es el diputado Enric Bataller, el acuerdo que firmaron Pedro Sánchez e Iglesias es más “un acuerdo político, de legislatura, que algo que se circunscriba únicamente a los presupuestos”, y pone como ejemplos para defender esta afirmación que se tratan “cuestiones relacionadas con el Código Penal, laborales y sobre pensiones” que van más allá del acuerdo marco anual presupuestario. Es por ello que, desde esta formación consideran que la cuestión valenciana debe entrar de pleno en esta legislatura: una mejora de la financiación al País Valencià integrada en una reforma del sistema de financiación autonómico, también una mejora en las infraestructuras y la reforma estatutaria de esta comunidad, la cual ya se ha empezado a tramitar en el Congreso.

Publicidad

“Siempre se ve a los partidos nacionalistas, cuando van a negociar los presupuestos, como fuerzas que quieren llevarse un trozo más grande de la tarta a sus territorios, en nuestro caso, creemos que el sistema de financiación ha sido muy injusto con Valencia, por lo que queremos que esto deje de ser así”, explica el diputado, añadiendo: “Vemos con buenos ojos el acuerdo del Gobierno y Unidos Podemos en todo lo que tiene que ver con su carácter social, pero creemos que le falta concreción en su aterrizaje en los territorios”. “Desde Compromís, queremos aportar nuestra experiencia política y territorializar esos presupuestos, que se concreten en medidas para los territorios, más allá de las cifras generales que se exponen desde Madrid”, continúa.

“Creemos que la legislatura se podrá acabar con un gobierno progresista al frente, pero, para ello, tiene que añadir una perspectiva territorial, entender que las fuerzas progresistas del Estado somos distintas según los territorios y que, para que las políticas lleguen a los ciudadanos, estas hay que concretarlas desde los territorios”, explica Bataller, que considera que “el acuerdo entre el Gobierno y Unidos Podemos no se fija demasiado en esto, domina una homogeneidad en cuanto a la diferenciación territorial”. “Nuestra experiencia política aportará esto, concreción en este aspecto, el bienestar de los ciudadanos no es abstracto o etéreo, se tiene que concretar”, añade.

El grupo en el Congreso de Compromís trabajará esta semana las medidas que reclamarán al Gobierno cuando se produzca la reunión oficial para mostrar su adhesión, o no, al voto a favor de los presupuestos. La reunión se espera próxima, las conversaciones ya se están manteniendo informalmente, pero no hay fecha fijada todavía. Entre las políticas concretas que Compromís ve importantes para el País Valencià está la gestión de las desaladoras, terminar el tren de la costa para que una Valencia y Alicante, el fin de los peajes de la AP-7 o el combate contra la plaga xylella fastidiosa en el campo valenciano.