Las primarias de Madrid desatan una nueva batalla interna en Podemos

Errejon-Iglesias
El secretario político de Podemos, Íñigo Errejón, junto al secretario general Pablo Iglesias, tras darse a conocer los resultados de las votaciones de Vistalegre II. / Chema Moya (Efe)

Las tensión entre el ‘pablismo’ y el ‘errejonismo’ se dispara a causa de las primarias madrileñas del partido. Pablo Iglesias ha querido parar los pies este jueves a Íñigo Errejón, candidato no oficial para liderar a los morados en la Comunidad de Madrid. Momentos antes, el secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político había condicionado su candidatura a que el secretario general del partido en la región, Ramón Espinar, diese marcha atrás con su propuesta. El dirigente morado ‘pablista’ propuso ayer que se separara la elección del candidato y de la lista en las primarias, una medida que dejaría a Errejón sin la capacidad de controlar equipos que se elegirían después.

Anuncio

Publicidad

A la dirección de Podemos le han entrado prisas por celebrar primarias en Madrid a raíz del ‘caso’ del máster de Cifuentes. Ayer Espinar propuso en el Consejo Ciudadano Autonómico de Podemos que las primarias se celebraran lo antes posible y que se se realizaran dos votaciones diferentes: una para elegir la cabeza de lista y otra para elegir al resto de la candidatura. Así, el actual secretario general del partido morado en la región se aseguraba influencia en las negociaciones y restaba poder a Errejón, quien no podría presentarse en unas mismas primarias con su equipo ni podría dirigir las conversaciones con otras fuerzas como IU y Equo, que irán en confluencia salvo giro de guion inesperado.

Errejón ha valorado negativamente ante los medios los planes trazados por Espinar. El secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político ha dejado claro que quiere “un proyecto serio, en que la persona que encabeza, el equipo y los términos vayan juntos y de la mano”. De hecho, ha supeditado esta condición a presentarse como candidato en Madrid, ya que, ha recordado, el partido nunca ha separado la elección del candidato y de la lista en unas primarias. “Quiero incluir a todo el mundo. Liderar es incluir, quiero que tengan hueco, quiero liderar un proyecto lo más amplio posible”, ha subrayado.

ticketea

A Iglesias no le ha sentado bien la trifulca y ha reaccionado así en los pasillos del Congreso: “la gente no nos va a consentir ni media tontería. De lo que estamos hablando es de ganarle las elecciones al PP”, ha respondido de manera rotunda. “Los inscritos e inscritas no van a permitir que nadie se dedique a marear la perdiz ni a tonterías”, ha añadido, según ha recogido el diario Vozpopuli.

Las tensiones entre el ‘errejonismo’ y el ‘pablismo’ en Madrid vienen de largo. Este enfrentamiento es un nuevo capítulo de disputa entre familias de consecuencias imprevisibles. La mayoría del partido ve a Errejón como el candidato favorito, aunque no se descarta que Anticapitalistas presente a su propia contrincante, la portavoz del grupo en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta. El polémico pacto “por arriba” tras Vistalegre II que le reservó a Errejón el puesto de secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid debía servir para enterrar definitivamente las disputas entre familias, pero las tensiones generadas en los pormenores del proceso podrían reabrir las heridas.

El Consejo Ciudadano Autonómico está controlado por mayoría absoluta por Espinar desde diciembre del año pasado, cuando éste aprovechó los resultados de las primarias de la capital para realizar cambios tanto en la Ejecutiva del partido en la Comunidad de Madrid como en el grupo parlamentario de la Asamblea. Anticapitalistas vio como quedaba reducida su presencia y criticó entonces la capacidad del ‘pablismo’ para “hacer y deshacer a su antojo”. Los ‘errejonistas’, que vieron como mejoraba su representación en el grupo parlamentario, también consideraron que la remodelación de la Ejecutiva que restaba poder a la tercera corriente del partido había sido “un error”.

 

Publicidad