Preocupación en Podemos por la participación en las primarias para las generales

  • Las votaciones para elegir los candidatos terminan esta noche
  • Una participación menor a los 50.057 inscritos que eligieron la candidatura a las europeas sería muy preopante para la dirección

Esta noche, a las 12, termina el plazo para votar en las primarias internas de Podemos para elegir sus candidatos a la listas de las próximas elecciones generales, unos comicios todavía sin convocar y con pocas expectativas de que se celebren en el primer semestre del 2019. Pablo Iglesias es el único precandidato a la Presidencia del Gobierno y, por separado, se elige al resto de personas que conformarían la lista estatal, aunque cada una detalla la provincia por la que concurriría a los comicios en caso de resultar elegida.

Se presentan, para engrosar estas listas, una candidatura oficialista, el Equipo Pablo Iglesias-Sí Se Puede, además de otras dos: Lista Blanca para el Congreso de los Diputados y la lista El País Que Podemos. Esta última es próxima al secretario general valenciano, Antonio Estañ, y sus precandidatos solo están adscritos a las tres provincias del País Valencià. Sin embargo, como la votación es estatal, podría convertirse en el depósito de los votos del descontento con la dirección de todo el Estado.

Una vez la lista oficialista está confeccionada en la inmensa mayoría por personas de la corriente pablista, algo que ha sido mal visto por parte de los críticos, como Anticapitalistas, el control del grupo parlamentario de la próxima legislatura por la actual dirección está garantizado. Sin embargo, a horas de que termine la votación, en la dirección de Podemos existe la preocupación de que la participación sea baja y las personas inscritas al partido morado no se movilicen y voten en estas elecciones internas. Una participación baja podría ser leída como falta de ilusión en el proyecto en un momento de movilización de las derechas y de desmovilización del electorado de izquierdas, tal y como se vio en Andalucía.

Publicidad

Por ello, los mensajes que animan a la participación en esta elección interna se multiplican desde distintas redes sociales y por sms a los inscritos. En la misma línea, el pasado martes enviaban una carta ficticia de José María Aznar animando a la desmovilización. "Hay un motivo de peso que me ha empujado a escribiros. Recientemente todos hemos podido ver cómo, cuando no participáis en política, las cosas le van mucho mejor a España. Mirad lo que ocurrió en Andalucía: os quedasteis en casa y ganaron los tres partidos centristas y constitucionalistas", decía el personaje, creado en referencia al expresidente del Gobierno, en la misiva.

Hay nervios en la sede de Princesa. La participación en las últimas primarias en las que se eligieron las candidaturas de la formación morada para las europeas y las autonómicas que se celebrarán en mayo de 2019 no fue muy elevada. En la elección de la lista al Parlamento Europeo participaron un total de 50.057 inscritos, algo menos del 10% del censo total. Una participación por debajo de esta cifra en las actuales primarias sería preocupante para Podemos y lo intentan evitar a toda costa.

Otras primarias y consultas internas de Podemos han contado con los siguientes datos. La votación del pasado mes de junio en la que los inscritos debían decidir si apoyaban que Iglesias e Irene Montero siguieran en la dirección de Podemos, tras la polémica suscitada por la compra del chalet en Galapagar, registró 188.176 votos, el récord. Superó a la del congreso de Vistalegre 2, celebrado en febrero de 2017 para renovar la dirección estatal, la votación más concurrida del partido hasta entonces donde votaron 155.190 personas. Fue el congreso en el que Iglesias e Íñigo Errejón confrontaron proyectos.

En las primeras primarias de la formación, para las europeas de 2014, participaron 33.000 personas. 107.488 inscritos hicieron lo propio para elegir a la primera dirección estatal en Vistalegre I. 149.444 inscritos votaron a inicios del 2016 para decidir que Podemos no debía apoyar la investidura de Pedro Sánchez con el apoyo de Ciudadanos. 144.540 participaron en la votación que decidió formar confluencia con IU para las elecciones del 26J de 2016. En 2017, Iglesias presentó una moción de censura contra el entonces presidente, Mariano Rajoy, y participaron 87.674 en aquella consulta.