IU destaca la alta sintonía política con Podemos y se reafirma en la unidad

  • En IU apelan a un debate sosegado sobre los pactos de gobierno, que dependerán de acuerdos programáticos

«Irreversible e irrevocable». Con estas palabras, el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, se ha referido, en distintas ocasiones, a la unidad con Podemos como estrategia política. Una decisión avalada por el informe de la dirección de análisis de los resultados electorales del 28 de abril y de la situación política surgida de los mismos. Según el informe político-electoral de la Comisión Electoral de IU, al cual ha tenido acceso cuartopoder.es, desde la dirección de IU consideran que «la unidad ha aportado diputados que, por separado, ni IU ni Podemos habrían logrado».

Los de Olimpo se fijan en que «el PACMA no logra sacar diputados y tanto Actúa como En Marea sacan unos resultados insignificantes». También ponen como ejemplo el descenso de Compromís en las generales, que de cuatro diputados tan solo consigue revalidar a Joan Baldoví. «Estos resultados ratifican la necesidad de seguir apostando por la unidad como estrategia capaz de garantizar un espacio sólido sobre el que construir una alternativa de país frente a las derechas y un PSOE resituado», considera la dirección de IU.

Más allá de la lectura que hacen de los resultados, desde la dirección de IU ponen de relieve la buena sintonía política con Podemos. «En cuanto a las cuestiones estrictamente políticas, ha habido un gran porcentaje de acuerdo con Podemos: desde la necesidad de recuperar el discurso impugnatorio a la necesidad de una apuesta programática nítida y ambiciosa», consideran, añadiendo: «En muchas ocasiones, hemos coincidido en discursos e incluso en términos sin ni siquiera haberlos trabajado conjuntamente. Esto puede indicar que, más allá de las diferencias lógicas e incluso necesarias en muchas cuestiones, mantenemos una sintonía política cercana».

Publicidad

Para la coalición liderada por Garzón, «Unidas Podemos saca un resultado razonable teniendo en cuenta las bajas expectativas y la complejidad del contexto concreto». «Acusa una gran bajada respecto a 2016, pero remonta después de meses de continua bajada», tal y como vaticinaban las encuestas. «Dentro del espacio conjunto, IU es la fuerza que se ve menos perjudicada por la bajada al mantener seis diputados, dos de ellos en confluencias territoriales. Esto confirma que, efectivamente, el acuerdo alcanzado con Podemos fue bueno. No obstante, necesitamos realizar una autocrítica templada pero sincera sobre la reducción estructural de nuestro espacio desde 2016″, analizan, concretamente, sobre la presencia de IU en el futuro Congreso de los Diputados.

Desde IU, ponen especial atención en la campaña, valorándola positivamente. Sobre todo, en relación con «la recuperación de un discurso nítidamente impugnatorio contra los poderes establecidos, con el escándalo de las cloacas generando un efecto underdog, funcionó a la hora de reforzar el voto base leal». Creen que los debates y el papel de Pablo Iglesias en ambos, pero sobre todo en el segundo, sirvió para frenar una sangría de votos del espacio de las izquierdas hacia el PSOE.

En relación con la gobernabilidad del Estado, IU, a diferencia de Podemos, no apuesta de forma contundente por entrar en un gobierno de coalición con el PSOE. Analizan tres escenarios. «El PSOE se encuentra en una encrucijada difícil de resolver: gobernar en solitario, gobernar con Unidas Podemos o gobernar con Ciudadanos», considera la dirección de IU, que cree que la preferencia de Sánchez es la primera opción y la de los poderes económicos, la tercera. IU, no tiene la decisión tomada de qué hacer en caso de posibilidad de gobierno de coalición. «Afrontaremos el debate de manera sosegada, pues todos los escenarios ofrecen más riesgos que oportunidades», se reservan, al respecto.

Desde IU, consideran que «de momento, el PSOE no muestra ninguna predisposición para hablar de la posible conformación del nuevo gobierno, pues entiende que esta se realizará tras el 26 de mayo». Por ello, los de Garzón apuestan por centrarse «en obtener los mejores resultados posibles el 26 de mayo, volcando la organización en la defensa de nuestro proyecto y de los intereses de la clase trabajadora». «Nuestra posición respecto a hipotéticos gobiernos girará en torno a propuestas programáticas que mejoren las condiciones de vida de la mayoría social», dice el documento.