Joan Baldoví: “No podemos estar a expensas del prestigio que quiere labrarse Iván Redondo”

  • Entrevista al diputado de Compromís en el Congreso de los Diputados

0

Cada vez se acerca más la repetición electoral. Los equipos negociadores de PSOE y Unidas Podemos escenificaron ayer la ruptura. Salvo giro de guion inesperado, no habrá acuerdo entre las dos formaciones y no habrá debate de investidura. Automáticamente, el 23 de septiembre se disolverían las Cortes y se convocarían elecciones generales para el próximo 10 de noviembre. Serían las cuartas elecciones generales en menos de cuatro años. En este contexto, nos recibe en su despacho Joan Baldoví (Sueca, València, 1958), el diputado de Compromís en el Congreso.

El valenciano se muestra desconcertado por la estrategia del PSOE y critica el que las dos formaciones que están negociando no lleguen a un acuerdo que pueda dar lugar a una repetición de los comicios.

- El pasado 5 de agosto, Pedro Sánchez visitó València y los socialistas mantuvieron una reunión con Compromís con el fin de recabar su apoyo para la investidura. Desde entonces, ¿no ha habido más contactos?

Publicidad

- Ha habido algún contacto con la ministra de Transición Ecológica, por uno de los puntos del documento que les entregamos desde Compromís para nuestro apoyo a la investidura. Nos reunimos el 5 de agosto, diez días después les enviamos el documento y hasta ahora. La semana pasada vi al señor Ábalos y le pregunté si pensaban contestarnos, me dijo que enseguida nos enviaban la respuesta. Ya no he sabido nada más.

Es profundamente decepcionante que el que aspira a ser candidato a presidente del Gobierno solo haya conseguido sumar un voto en 130 días. Comparado con los italianos, algunos se lo tendrían que hacer mirar. Su nivel de eficacia para conseguir apoyos es manifiestamente mejorable.

- Aquella reunión en València, estuvo rodeada de mucha expectación e incluso escenificación de alegría por las partes.

“Sánchez pretendía tener un álbum de fotos con todos”

- Pensé que era la manera de cómo se debe cabalgar. Habían pasado unos diez días de la investidura fallida, teníamos casi todo agosto y casi todo septiembre para llegar a un acuerdo. Al que madruga, dios le ayuda. Parecía que habíamos aprendido lo que no se tenía que hacer. Desde que se entrevistaron con nosotros hasta la semana pasada, cuando se entrevista con el PNV o con ERC, nada, irse de vacaciones sin tener la casa arreglada.

Me parece irresponsable esta actitud, quizás querían tener la situación actual, llegar al último momento, a contrarreloj, para que no llegáramos a ningún acuerdo e intentar hacer caer las culpas del no acuerdo al resto. Sánchez pretendía tener un álbum de fotos con todos, pero hay pocas nueces para tanto ruido.

- ¿Diría que el PSOE no quiere formar gobierno?

- Uno que quiere formar gobierno no se reúne con el socio absolutamente imprescindible la semana pasada, después de haber dejado pasar todo el mes de agosto sin reunirse. Si queremos llegar a acuerdos, reunámonos. A lo mejor no hace falta tanta cámara, reunámonos las veces que haga falta discretamente, no negociemos a través de los medios de comunicación.

Que este fin de semana la vicepresidenta Calvo hiciera esas declaraciones… Cuando yo discuto con mi mujer hago otro tipo de declaraciones para rebajar la tensión. No hago declaraciones que empeoren el clima de desconfianza. Insisto, menos focos y más mesa discreta.

- ¿Se comporta el PSOE como si tuviera mayoría absoluta?

- Absolutamente. Se les olvida que tienen 123 escaños y les faltan 53 para la mayoría absoluta. Unidas Podemos tiene 42 y les pueden ayudar, otros, desde nuestra posición modesta, también podemos ayudar. Claro que hay desconfianza, pero es que algunos pusimos toda nuestra confianza para hacerle presidente. Ahí la aceptó de buen grado. Hemos demostrado nuestra generosidad y confianza con el PSOE, y ahora ha abusado de nuestra confianza.

- Más allá del PSOE. Hay instituciones que en este momento de stand by podrían haberse mostrado más proactiva. Es el caso de la presidenta del Congreso. ¿Ha hablado con usted?

“El país no está en funciones, tiene problemas graves”

- A mí no. Supongo que la presidenta del Congreso podría haber tenido otro papel, pero no pongo la responsabilidad en ella. La pongo en Pedro Sánchez y en el PSOE, que son quienes tienen que buscar apoyos. Les faltan 53 escaños, no pueden pedirnos que aceptemos la ley del embudo: o hacemos lo que ellos quieren o nada.

Probablemente un punto para un acuerdo era la propuesta de julio del PSOE a Unidas Podemos. Si se podía hacer en julio, ¿por qué no se puede hacer ahora? ¿En qué momento ha cambiado? Insisto en el ejemplo italiano, ¿cuántas cosas se habrán dicho cosas entre el M5E y el PD? ¿Cuántos leñazos dialécticos se habrán dado en los últimos tiempos? Muchísimos. Si hay voluntad de llegar a un acuerdo, se consigue, en Italia ya hay nuevo presidente, ministros…

Desde Compromís, decimos que el país no está en funciones, tiene problemas graves. He tenido una reunión con un colectivo de jubilados, algunos con 48 años cotizados y porque les pusieron en la calle antes de que cumplieran la edad de jubilación, tienen una penalización del 24% de por vida en su pensión. Hemos abordado un tema que hace tiempo que se tendría que haber abordado, la eutanasia. La sensación es de que es un fuego de artificio que va a decaer porque en dos semanas no vamos a llegar a un acuerdo. Algunos están pensando demasiado en los números y poco en las personas.

- ¿Cree que el rey se ha plegado a la estrategia de Sánchez al no haber hecho más rondas de contactos con las fuerzas políticas en todo el verano?

- Yo, que soy muy poco monárquico, puedo entender al que tiene el papel de proponer. Con lo que hizo Rajoy en el 2016, probablemente el rey se cuide mucho a la hora de proponer un candidato que pueda desistir de querer ser candidato. Probablemente, a este rey le han tocado unos años complicados y, por tanto, siendo muy poco monárquico, entiendo que no haya tenido un papel mucho más activo. El precedente de Rajoy, probablemente, le haya hecho ser mucho más prudente.

- ¿Se ha convertido la política en una dictadura de las encuestas y los spin doctors?

“Está bien tener spin doctors, pero mejor tener la vista en los problemas de la gente”

- Me parece que sí. Estamos muy pendientes de las encuestas, de si me va a perjudicar algo o no y los ciudadanos lo perciben. Insisto, en mi descargo, nuestra propuesta, la que hemos hecho al PSOE, es una propuesta de sentido común, que podría asumir todo el arco parlamentario, incluido Ximo Puig. Son cosas razonables.

 

Nuestra postura no es de máximos, creo que es más importante llegar a un acuerdo en el que nos podamos sentir algo satisfechos, aunque no sea del todo, pero que esto arranque de una vez. Hay problemas que se están enquistando, que no avanzan. El problema de la financiación es uno de ellos. No se están haciendo las entregas a cuenta, cuando hay muchas tesorerías que están sufriendo. Digo tesorerías y digo autónomos a los que no se les puede pagar, centros de atención de menores a los que se les adeuda meses…

No podemos estar a expensas de lo que piense Iván Redondo, del prestigio que quiere labrarse para poder tener, dentro de un tiempo, trabajo en la casa de enfrente. En ese sentido, haría un llamamiento a que está bien tener spin doctors, pero mejor tener la vista y la mente en los problemas de la gente.

- ¿Qué tiene que aceptar el PSOE para contar con el voto de Compromís si se celebrara la investidura?

- Un compromiso claro de que en ocho meses habrá una propuesta por parte del Gobierno del nuevo sistema de financiación. Mientras, que se arbitren medidas para que puedan cobrar aquellos que son los que están prestando las políticas sociales, tienen que cobrar. Medidas que solucionen transitoriamente estos problemas de la financiación.

Un compromiso de que los agricultores no van a tener un nuevo año tan catastrófico como el que hemos tenido. Hay una moción aprobada en febrero por toda la cámara en la que se reclama al gobierno que tome la iniciativa en las importaciones de fruta de Sudáfrica o Egipto. Están entrando partidas contaminadas con plagas que no tenemos aquí. Hacen falta prestaciones a los agricultores a los que se les quedó la fruta en el árbol.

Pedimos que en los PGE se arbitren conexiones desde la AP7 con las principales localidades. Esta vía es un eje que vertebra nuestra comunidad autónoma de norte a sur, se tienen que arbitrar conexiones con esa autopista y las principales ciudades que están al lado de la misma. Son nuestras principales reclamaciones, son razonables y las suscribiría desde Ximo Puig a Isabel Bonig.

- ¿Cree que Ximo Puig debería adoptar una actitud más proactiva para presionar a su partido en contra de una repetición electoral?

“Ximo Puig debería ser más contundente frente a la repetición electoral”

- Me gusta siempre ponerme en la piel de los otros para intentar entender. Creo que en las negociaciones entre PSOE y Unidas Podemos, unos y otros deberían ponerse en la piel del otro para intentar llegar a un acuerdo. Creo que Puig está en una posición complicada, es su partido a nivel estatal el que está gobernando, pero creo que debería ser más contundente porque es el presidente de todos los valencianos. No es solo el secretario general del PSPV. Le pediría, con todo el respeto porque es mi presidente, que hiciera más el papel de presidente y menos el de secretario general.

- El Govern del Botànic fue la legislatura pasada un ejemplo para las izquierdas. Es un gobierno de coalición. ¿Qué destacaría de él?

- Destacaría la voluntad de crear climas favorables para llegar a acuerdos. Ya he puesto el ejemplo, si estoy enfadado, llego a pocos acuerdos con mi pareja, pero con un buen clima podemos transaccionar. En la pasada legislatura, se intentó vender una imagen de Mónica Oltra como alguien con carácter muy fuerte dentro del Govern, pero si algo funcionó fue la buena química entre Oltra y Puig. Creo que ese esfuerzo se está intentando transmitir en este nuevo Govern.

El buen clima en el nuevo gobierno hará más probable que seamos capaces de llegar a acuerdos y ceder. Seguro que la pasada legislatura cedimos en muchas cosas y el PSPV también, pero el éxito estaba en saber que por encima de los intereses propios estaba el interés común de querer hacer un solo gobierno. Cuando estábamos en las negociaciones del Botànic, Joan Tardà me dio un consejo, que hiciéramos un solo gobierno, y me lo decía por experiencia.

- ¿Por qué lo que funciona en las comunidades autónomas, un gobierno de coalición, no puede funcionar a nivel estatal, tal y como dice el PSOE?

“El PSOE no ha dado ninguna razón válida de por qué no se puede hacer un gobierno de coalición”

- No lo entiendo y no han dado ninguna razón para poder entender que lo que se puede hacer en los principales ayuntamientos y en las comunidades, lo que puede hacer la derecha en cualquier ámbito, no lo puede hacer la izquierda a nivel estatal. No han dado ni una razón explicable. Claro que no somos amigos todos y cada uno defiende unos intereses, por eso nos presentamos en listas diferentes, pero nos podemos poner de acuerdo.

 

Si en Italia han sido capaces de ponerse de acuerdo dos partidos que llevan años dándose, ¿por qué no nos podemos poner de acuerdo si hemos conseguido aprobar más de 20 decretos-leyes en la última legislatura? El PSOE no ha dado ninguna razón válida de por qué no se puede hacer un gobierno de coalición.

- Hoy se celebra la Diada en Catalunya. Unidas Podemos ha retirado el referéndum de autodeterminación de sus reclamaciones para facilitar un acuerdo de gobierno con el PSOE. ¿Cree que la solución al conflicto catalán ya no está en un referéndum?

- El conflicto catalán solo se puede empezar a solucionar el día que los políticos entiendan que este no es un problema donde unos y otros ganamos o perdemos votos. El problema catalán es de estado, los problemas de estado no se solucionan en los tribunales, sino en las mesas donde se puede hablar de todo. Ese será el momento en el que el problema se podrá empezar a solucionar. Yo no sé cómo.

Hay un 75% de la sociedad catalana que cree que se solucionaría a través de un referéndum, otro tanto por ciento de la sociedad española entiende que esto no puede ir por ahí. Mientras el único recurso sean las sentencias, enviarse mensajes a través de los medios de comunicación, no habrá solución. Cuando el PP y Ciudadanos dejen de intentar sacar votos de este atolladero y quieran sentarse a hablar, también. Si no, no veo solución a este conflicto que puede enquistar la política española los próximos 25 años. La única forma de desencallar la situación es sentarse sin apriorismos sobre una mesa. Aprendamos de lo que se hizo a principios de la democracia. Enciérrense en una habitación, con discreción, a ver a qué compromisos podemos llegar.

- La sentencia del juicio del Tribunal Supremo a los dirigentes independentistas llegará en unas semanas. ¿Qué espera de ella?

- Creo que la sentencia no va a ayudar a eliminar la tensión del conflicto. Algunos han intentado que esto sea un escarmiento, me temo que la sentencia al final será intentar dar un escarmiento. Me gustaría equivocarme, pero creo que la sentencia no ayudará. Pero, insisto, no hay otra vía que la del diálogo.

Cuando algunos dejen de azuzar fantasmas por hacer lo que tenemos que hacer los parlamentarios, parlamentar… Los conflictos que se judicializan se enquistan muchos años. Hace falta política de altura y hacer entender a los políticos y ciudadanos que tienen que haber compromisos por todas las partes. La política tiene que volar alto, no bajo como los cuervos, mientras tanto no solucionaremos este conflicto.

- En caso de repetición electoral, después de conocer los resultados de Compromís en las pasadas elecciones generales, ¿es posible una coalición entre Unidas Podemos y Compromís?

- A día de hoy, y soy de los políticos que nunca quieren cerrar una puerta, lo veo muy complicado.

Leave A Reply

Your email address will not be published.