Sólo nueve países de la UE reconocen que el sexo sin consentimiento es violación (y España no está)

Según diversos estudios a nivel europeo, “aproximadamente nueve millones de mujeres en la Unión Europea (UE) han sido violadas después de los 15 años”. ¿Cómo responde la UE a estos datos en su legislación? De manera bastante tibia ya que solo nueve países europeos recogen en su legislación que el sexo sin consentimiento es violación.

Lo denuncia Amnistía Internacional, y se preguntan “¿Qué mensaje envía esta actitud a quienes perpetran estos actos? ¿Qué dice esto a nuestras sociedades, donde se sigue culpando abrumadoramente a las supervivientes de las agresiones sexuales que sufren?”

Publicidad

la manada
Mapa que muestra los países que reconocen que el sexo sin consentimiento es violación. / Ana Isabel Cordobés, cuartopoder.es

El debate se ha vuelto a reabrir una vez se ha conocido la sentencia a La Manada, donde se ha condenado el delito de abuso sexual, pero no de agresión sexual y deja en el limbo el reconocimiento explícito de la existencia de una violación. España, a la luz de estos últimos acontecimientos, es de los países que no tiene expresamente legislado en sus leyes el concepto del consentimiento.

Estos nueve países son los que sí poseen definiciones basadas en el consentimiento: Inglaterra y Gales, Escocia, Irlanda del Norte y la República de Irlanda, así como Bélgica, Chipre, Luxemburgo y Alemania.

“La definición legal de la violación basada en la ausencia de consentimiento no es nueva ni innovadora. Es una norma internacional reconocida de derechos humanos. El Convenio de Estambul, ampliamente considerado el marco jurídico más completo hasta la fecha para combatir la violencia contra las mujeres y niñas, obliga a los países firmantes a penalizar todo acto de carácter sexual realizado sin consentimiento”, afirma la organización.

Publicidad

El Convenio de Estambul, documento que recoge los acuerdos en torno a la violencia contra las mujeres, ha sido firmado por 20 Estados de la UE, pero “la mayoría de ellos no han modificado aún sus definiciones legales de violación”.