El feminismo, protagonista del acto oficial por el 2 de Mayo en Madrid

2 de mayo
Celebración del 2 de mayo en la Comunidad de Madrid. / Comunidad de Madrid (Twitter)

Aunque el 2 de mayo sea la fiesta de la Comunidad de Madrid, hay poco que celebrar. Al menos, eso sugieren las manifestaciones que se han desatado en la puerta del Sol. A los gritos contra esa “justicia patriarcal” se une la desafección por un Gobierno del PP en estado de descomposición tras el ‘caso Cifuentes’. Con toda esta ola de indignación, concentrada en el kilómetro 0, han quedado desempañados dos eventos: los propios actos conmemorativos, conducidos por el sucesor de la expresidenta, Ángel Garrido, y el aniversario del PSOE, que hoy cumple 139 años.

Este 2 de mayo es excepcional. La imagen proyectada es la de un poder político tocado y un poder judicial permanentemente cuestionado. Precisamente, el movimiento feminista ha convocado una manifestación este miércoles en la plaza del Carmen (Madrid) que ha desembocado en la Puerta del Sol. Carteles y prendas moradas han compartido protagonismo con el rojo de la bandera madrileña y han obligado a los políticos a escuchar su mensaje. De hecho, el precandidato de Podemos a la Comunidad de Madrid, Íñigo Errejón, ha salido a mostrar su apoyo a las manifestantes.

Publicidad

Desde la huelga feminista del pasado 8 de marzo, se ha abierto un proceso de movilización permanente que es avivado con novedades como la publicación de la citada sentencia, que rebajaba a abuso sexual la violación de cinco hombres a una joven en los sanfermines. En mayo, las activistas tendrán un calendario intenso. El día 4 volverán a marchar desde Atocha bajo el lema ‘Stop cultura de la violación. La calle y la noche también son nuestras’, el día 10 de mayo le tocará el turno a las estudiantes y el 16 habrá otra movilización, en esta ocasión, poniendo el foco en el incumplimiento del pacto de Estado.

CALENDARIO | Consulta las movilizaciones de este mes de mayo

 

Cifuentes, ausente y presente

Tras los escándalos del último mes, que acabaron con la dimisión de Cristina Cifuentes, como presidenta de la Comunidad de Madrid, el nombre de la política ‘popular’ ha desaparecido de la escena pública y del discurso oficial del ahora presidente en funciones, Ángel Garrido. El que fuera número 2 ha preferido omitir su nombre en su discurso y ha preferido asegurar que Madrid no se deja “vencer por los problemas”. Dos figuras claves del Gobierno, como lo son la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, han ido a escoltarle. Con Cifuentes fuera del foco, la foto se hace menos incómoda. Solo el periodista, galardonado con la Medalla de Oro, Alfonso Ussía ha recordado a la presidenta.

Los posibles candidatos alternativos han decidido rellenar con su presencia ese vacío de poder que ha dejado un PP descabezado. Finalmente, el precandidato de Podemos, Íñigo Errejón, ha decidido asistir en el último momento a los actos oficiales. La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, tampoco se ha perdido el evento.

El socialista Ángel Gabilondo también ha asistido, acompañado en esta ocasión por el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que también ha querido salir en la foto.

Este miércoles, todos los presentes miraban hacia Ignacio Aguado, portavoz de Ciudadanos (Cs) en la Asamblea de Madrid, después de que esta mañana se publicasen varias encuestas que dan a su partido como vencedor, a costa principalmente del PP. Ante las insistentes ofertas de regeneración de PSOE y Podemos, Aguado ha aclarado que no quiere «echar al PP en los despachos», sino ganarles “en las urnas», tal y como ha recogido Europa Press.