En libertad La Manada de Murcia al negar la violación porque la víctima “es una prostituta”

Tres hombres, de 28, 43 y 48 años, acusados de haber violado a una joven, han quedado en libertad privisional, bajo una orden de alejamiento de su víctima. Los hechos ocurrieron en la localidad murciana de Beniaján y la razón esgrimida por los acusados, conocidos como ‘la Manada de Murcia’, para no considerar que hubo violación era que la víctima es prostituta. Por su parte, el tribunal encargado del caso, el Tribunal Superior de Justicia de Murcia, ha declarado que investigará los hechos como abuso sexual y no como violación o agresión.

Los tres detenidos tendrán que cumplir una orden de alejamiento de su víctima. Según la denuncia, la mujer relató que fue drogada para anular su voluntad y que le impedía moverse. Después, relató, abusaron de ella en la calle y también en el piso de uno de los tres acusados. Las pruebas médicas aportadas por la víctima y realizadas después del suceso demuestran que hubo agresión sexual, mientras que los acusados solo han declarado que la joven es prostituta y han sido puestos en libertad.

Algunos colectivos de defensa de los derechos de las trabajadoras sexuales y algunas trabajadoras a modo particular han querido también mostrar su repulsa ante este hecho. A su vez, han criticado la poca reacción social y mediática que ha despertado el caso.

Publicidad