LUCHA FEMINISTA

Las feministas de Catalunya son las únicas que optan por ir a la huelga el 8M

  • En Catalunya se barajaba la opción de llamar a la huelga laboral tanto el domingo 8M como el día siguiente, lunes, aunque se ha optado por mantenerla solo el primer día
  • El resto de territorios como Madrid, Asturias o Valencia optan por otras herramientas que les permitirán destacar diferentes facetas de la lucha feminista

0

A un mes del 8M, la gran mayoría del movimiento feminista de todo el Estado ha decidido prescindir de la huelga laboral que se ha realizado los dos últimos años para reivindicar la igualdad. En su lugar, utilizarán otras formas de protesta como las manifestaciones y aprovecharán para dar protagonismo a las diferentes facetas de la protesta fuera del ámbito laboral, como los cuidados o el consumo. Solo Catalunya se inclina por seguir utilizando esta herramienta para el Día Internacional de la Mujer, que este año tiene la particularidad de caer en domingo.

En Catalunya se barajaba la opción de llamar a la huelga laboral tanto el domingo como el lunes, 9 de marzo, aunque en la última reunión de la Asamblea de Coordinación de Barcelona, que fue este miércoles, se decidió que la huelga se realizaría tan solo el 8M. “El domingo es un día de trabajo para muchos sectores feminizados y precarizados, como el de los servicios, la hostelería, el comercio... Había que reconocer el derecho de esas trabajadoras a hacer huelga”, comenta a cuartopoder Silvia.

A diferencia de otros territorios, en Catalunya en ningún momento se ha descartado ir la huelga este 2020, explica la activista. Las catalanas tienen previsto que las mujeres que no trabajen el domingo puedan contribuir mediante piquetes o sumándose a las otras modalidades de huelga, ya sea en los cuidados o en el consumo. Es más difícil computar el seguimiento de una huelga en domingo, pero el objetivo principal de las activistas vuelve a ser traspasar el formato clásico de huelga. Las feministas no esperan el apoyo de sindicatos mayoritarios, pero sí de algunos independientes como CGT o CNT, que se encuentran deliberando la opción de convocatoria.

Valencia es uno de los territorios que este año ha decidido optar por “otras herramientas de lucha” para este 8M. “Hemos venido de dos huelgas que han sido muy intensas y un éxito, pero es una herramienta que no podemos estar utilizando cada año porque al final se acabaría institucionalizarlo. Este año entendemos que es estratégico no ir a la huelga”, explica a este medio Mireia Biosa, de la asamblea 8M en la ciudad de Valencia.

El movimiento feminista de Valencia, donde hace un año se realizaba la última asamblea estatal para organizar el 8M, ha decidido además centrarse en el trabajo en los barrios, al “día a día” de la ciudad, donde han constituido varias asambleas. A punto de afinar los últimos detalles de cara a la propuesta del 8M, Biosa explica que han sido conscientes de que era posible realizar una huelga laboral en domingo, jornada de trabajo para muchas mujeres precarizadas, pero ha decidido optar por “resignificar otras luchas”.

Algo similar ocurre en Asturias, donde el movimiento feminista prescindirá de la huelga laboral y estudiantil para llamar a la huelga de cuidados, pero también al boicot al consumo en los locales que abren domingos y festivos. También realizarán una manifestación en Oviedo este día. “Vamos caminando hacia la huelga. Aunque este año no se haga, no significa que no se vaya a realizar más”, señala Pilar Muñiz, portavoz de Asturies 8M. Según explica la activista, una huelga en domingo tendría la desventaja de implicar solo a ciertos sectores y realizar una huelga feminista el 9M conllevaría “una pérdida de simbolismo”. La huelga “es una herramienta con la que no hay que frivolizar”, considera la asturiana.

Reconocen las activistas de otros territorios que el hecho de que no se haya convocado una asamblea estatal del 8M en el último año también ha dificultado coordinar el impulso de una huelga laboral a nivel estatal. En Madrid, que comienzan un mes de protesta este sábado 8 de febrero, también descartan la huelga laboral en 2020, una modalidad de protesta que podría recuperarse los próximos años. Este año creen que "la revuelta feminista es la manera más apropiada de poner en el centro de la agenda todos los ámbitos de la vida que nos afectan, no solo el laboral”, explica Chelo Hernández, de la Comisión 8M.

Leave A Reply

Your email address will not be published.